Las vacunas contra el covid-19 están por agotarse en el país, la mayoría son para segundas dosis

Al país ha ingresado un millón 29 mil 800 dosis contra el covid-19, que es tan solo el 0.4 por ciento del total que se requiere para inmunizar a 10.5 millones de guatemaltecos que el Ministerio de Salud anunció en su plan de vacunación. Las pocas que hay están a un paso de agotarse, alcanzarían para un mes según la proyección de Laboratorio de Datos.

Las vacunas contra el covid-19 que hay en el país alcanzarían para un mes, si se continúa con el ritmo de vacunación de los últimos días, (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Las vacunas contra el covid-19 que hay en el país alcanzarían para un mes, si se continúa con el ritmo de vacunación de los últimos días, (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Hasta el jueves último quedaban unas 400 mil dosis, entre las se cuentan las segundas dosis de las personas que ya comenzaron con el esquema de vacunación. Un 18 por ciento es para aumentar la cobertura de inmunización contra el coronavirus, y alcanzar a quienes, por su rango de edad, recién fueron convocados para vacunarse.

El primer cargamento ingresó el pasado 25 de febrero, una donación de 5 mil dosis -Moderna-. Otro donativo entró dos semanas después, 200 mil, y por medio del mecanismo Covax se han comprado 724 mil 800, son dosis de la vacuna AstraZeneca. De la rusa Sputnik V se han recibido 100 mil -primeras dosis-, de una cuestionada adquisición de 16 millones.

Al Sistema de Salud han ingresado en total 1 millón 29 mil 800 dosis, y hasta el jueves último se había vacunado a 499 mil 403 personas con la primera dosis, de acuerdo el análisis de Laboratorio de Datos. El 94 por ciento recibió la versión de AstraZeneca.

Las vacunas contra el covid-19 que hay en Guatemala requieren una segunda dosis para alcanzar la inmunidad deseada. En abril se empezó a colocar el refuerzo y al 6 de junio iban 120 mil 608 dosis administradas, esa sería la cantidad de guatemaltecos que ya tienen el esquema de vacunación completo, que representan el 1.1 por ciento del total de personas a inocular según el Plan Nacional de Vacunación.

El reporte da cuentan de 378 mil 795 guatemaltecos que están pendientes de recibir la segunda dosis, entre ellos hay 24 mil 204 que fueron vacunados con Sputnik V, pero los viales del segundo componente que permite finalizar el proceso de inmunización aún no llegan al país.

El dilema de la segunda dosis

“La situación es complicada porque hay pocas vacunas. Hay más personas que necesitan segundas dosis de AstraZeneca que las dosis disponibles. La cantidad no alcanza para cubrir a los que les falta la segunda”, señala Óscar Chávez, de Laboratorio de Datos.

El problema, tal como lo ve el analista, es que el Ministerio de Salud no planificó adecuadamente la administración de las vacunas de refuerzo. En la primera ronda se puso más dosis de las que se tenía previsto y no se guardó las que servirían para la segunda.

En existencia se contaban 334 mil 225 dosis de AstraZeneca hasta este jueves, pero se reportaban 354 mil 523 personas pendientes de recibir el refuerzo. Por lo que, de no ingresar un nuevo cargamento, un total de 20 mil 298 guatemaltecos se quedarían sin su segunda dosis, el proceso de inmunización estaría a medias.

Lea también: Verificamos por usted: ¿El Gobierno retrasó la llegada de la vacuna contra el covid-19?

La situación se complica, debido a que las autoridades de Salud siguen sin hacer negociaciones directas con AstraZeneca, y la única alternativa es que venga un nuevo cargamento por medio del mecanismo Covax, cuyas entregan han sido mensuales, y no se tiene un calendario para el próximo lote.

El médico epidemiólogo Kevin Martínez Folgar menciona que el obtener más vacunas es menester, pero también mejorar la capacidad real de la administración de las dosis, así como el registro de los interesados en vacunarse y de los que ya fueron inmunizados, incluido quienes lo han hecho en el extranjero.

“El proceso de vacunación ha sido deficiente en casi todo el proceso. A este paso será imposible tener un alto porcentaje de la población vacunada”, menciona Martinez Folgar.

 

La demanda por las vacuna contra el covid-19 se ha incrementado en el país, conforme se han abierto más fases de vacunación. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

 

El descontrol podría estar en la vacunación bajo demanda, pues muchas personas han sido inoculadas sin registro previo, y con las constantes fallas en el sistema informático la inscripción se ha realizado a mano. Además, no se ha seguido el orden de las fases de vacunación.

Las autoridades sanitarias publicaron ayer en sus redes sociales que ahora solo se atenderá por cita y a quienes estén inscritos en el sistema, justifican que es para evitar dicho desorden.

De acuerdo con el protocolo de Salud, la segunda dosis de Moderna se aplica a los 21 días, y se reportaba que aún faltan 68 personas en completar el esquema. La de AstraZeneca se debe aplicar a las 12 semanas al igual que Sputnik V, pero el plazo de esta última varió, al principio era a las tres semanas.

Hay un inconveniente más, las primeras dosis que ingresaron a través de Covax están próximas a vencer, a finales de junio, así lo han confirmado los encargados de varios puestos de vacunación. Mientras que las Sputnik V caducan en octubre.

Laboratorio de Datos también reporta que hasta el jueves se había administrado el 24 por ciento de las 100 mil dosis rusas que hay disponibles. La lentitud en el proceso se debe principalmente a que no hay congeladores suficientes en los departamentos para conservar el biológico a -20 grados, lo que frena el extender la inmunización más allá de la capital.

“Qué irresponsable fue comprar 16 millones de vacunas y no adquirir los congeladores, ¿en qué cabeza cabe?”, se cuestiona Chávez.

En la última semana descendió la cantidad de personas inoculadas por día, pero esto contrasta con la demanda por la vacuna, las filas fuera de los puestos durante vacunación durante esta semana abarcaron kilómetros.

“Da la impresión de que la cantidad de dosis administradas bajó, no es porque no haya vacunas, pues hay casi medio millón, más bien disminuyó porque no se logró la logística para la segunda dosis, y no se tiene la infraestructura para poner Sputnik V”, agrega el analista.

Le interesa: “No me voy a vacunar, tengo miedo”. Barreras en proceso de vacunación son mayores en el área rural

Solo para un mes

La proyección de Laboratorio de Datos es que las 409 mil 789 dosis disponibles hasta el jueves último alcanzarían para tener abastecidos los puestos de inmunización por mes, esto si se sigue el ritmo de vacunación de las últimas semanas, que en promedio es de 13 mil 650 vacunas puestas por día.

“El único responsable es el Ministerio de Salud”, dice el analista, pues tanto las autoridades sanitarias como el presidente Alejandro Giammattei aseguran que tienen capacidad de inocular hasta 75 mil personas por día, de ser así, el biológico disponible en el país se agotaría en cinco días.

“Si fuera cierto que tienen la capacidad ¿por qué no lo hacen?, vacunas hay. Nada podría ser mejor que se las acaben”, agrega.