Programa fomenta la educación en niños para que conozcan los riesgos en internet

En una escuela de primaria del área rural de 250 estudiantes, cerca del 3% tiene acceso a redes sociales, ya sea a través de un café internet, un teléfono móvil propio o de algún familiar. Si nos trasladamos al área urbana, la mayoría de los escolares tiene un teléfono inteligente y navega con mayor libertad en la red, de acuerdo con monitoreos desarrollados por la Fundación Tigo. 

Fundación Tigo desarrolló material didáctico para que docentes enseñen en las aulas el uso responsable de las redes sociales. (Foto Prensa Libre: Ana Lucía Ola)
Fundación Tigo desarrolló material didáctico para que docentes enseñen en las aulas el uso responsable de las redes sociales. (Foto Prensa Libre: Ana Lucía Ola)

Ante esta constante interacción, los menores están expuestos a peligros como el ciberbullying, el grooming o el sexting. Narda de Briones, docente de sexto primaria de la Escuela de Piedra Parada Cristo Rey, Santa Catarina Pinula, recuerda el caso de un niño de la comunidad que fue contactado por medio de las redes sociales, lo citaron a un lugar determinado, y falleció por una situación que se sucitó luego de aquel encuentro.


Entre sus estudiantes, menciona que el uso de internet y el contacto con Facebook, Twitter e Instagram es habitual, y los docentes deben actualizarse en el tema para orientar a los estudiantes sobre cómo navegar de manera segura. 

“Las condiciones de sus hogares pueden ser precarias, pero la mayoría usa teléfono celular o asisten a un café internet, donde no hay mucho control. Ellos tienen interacción a las redes sociales más de la debida, a veces dejan de comprar algo para comer y lo invierten para usar Internet, sin tener la orientación adecuada”, indica De Briones, lo cual considera un riesgo.  

Le puede interesar: Redes sociales rompen conducta

El ciberbullying es una de las amenazas que acecha a los menores, y es cuando son víctimas de rechazo, acoso verbal, físico o psicológico a través de las redes sociales o medios electrónicos. “El bullying ya no se queda en la escuela o en el colegio. Ahora lo sigue a uno las 24 horas, al tener acceso al internet”, mencionó Mario Leal, gerente de Educación de Fundación Tigo, durante el lanzamiento del programa Enseñanza Tecnológica, que busca promover el uso responsable de las redes sociales.

Estudiantes de la Escuela de Piedra Parada Cristo Rey, Santa Catarina Pinula, junto a Melanie Reimers, directora de la Fundación Tigo, y Mario Leal, gerente de Educación de Fundación Tigo. (Foto Prensa Libre: Ana Lucía Ola)

Cuando se habla de grooming, un adulto está involucrado, y su intención es tener encuentros íntimos con menores de edad. “Hemos identificado el riesgo de que los estudiantes estén conversando en un chat con gente que no es de su misma edad y que no conocen. Ellos se identifican a través de un avatar y se presentan como niños y los citan para conocerse”, agregó.  

Otro de los peligros en internet es el sexting, el envío de mensajes, fotos, videos o cualquier otro material con contenido sexual explícito. Los menores están expuestos a estas prácticas.

De acuerdo con datos recientes, proporcionados por e la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, en Guatemala cerca del 67% de niños, niñas y adolescentes comparte fotografías con desconocidos a través de internet, de estos el 33% son imágenes comprometedoras. 

Acompañamiento seguro

La intención del programa Enseñanza Tecnológica es prevenir el acoso en línea y ayudar a los estudiantes y a los maestros a identificar estos peligros. Es un material didáctico que está diseñado para ser utilizado en los grados de primaria, como el cuento La granja amigos, donde a través de ilustraciones y una historia entretenida se le enseña a los niños a idenficar los riesgos en las redes sociales. También hay hojas de trabajo para que los escolares puedan desarrollar en clase.

Esto le interesa: Alertan de mal uso de las redes para atentar contra la democracia

El material está adaptado al Currículo Nacional Base establecido por el Ministerio de Educación, y se basa en cuatro pilares, proteger, orienta, inspirar y empoderar. Se busca sensibiliar a los adultos para que acompañen a los niños y niñas en el uso del internet. 

La Fundación Tigo trabaja desde agosto con este proyecto y ha alcanzado a unos 155 docentes y a más de 4 mil 300 niños, de primero a sexto primaria, en 12 escuelas ABC Digital de Santa Catarina Pinula, Mixco y Villa Nueva. Ellos son capacitados en talleres de cuatro horas durante dos meses. El próximo año se involucrará a unos 1 mil 200 maestros y a más de 25 mil menores. 

Contenido relacionado 

> Estos son los riesgos en las redes sociales  
> Peligros para niños en las redes sociales 
> ¿Qué hacen los jóvenes en las redes sociales?