“Nosotros damos la cara cuando un paciente muere, no el ministro”: Médicos del Hospital San Juan de Dios exponen dificultades por crisis de abastecimiento

Médicos del Hospital General San Juan de Dios realizan protesta en la capital y acuden al Congreso de la República a exponer la situación que enfrentan para atender pacientes sin las medicinas ni insumos que desató una crisis. 

Publicado el
Pacientes en el suelo en la emergencia del Hospital San Juan de Dios está saturada de pacientes, en medio de una crisis por falta de medicamentos. (Foto Prensa Libre: Cortesía)
Pacientes en el suelo en la emergencia del Hospital San Juan de Dios está saturada de pacientes, en medio de una crisis por falta de medicamentos. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Médicos del Hospital General San Juan de Dios realizan protesta en la capital y acuden al Congreso de la República a exponer la situación que enfrentan para atender pacientes sin las medicinas ni insumos que desató una crisis.

Un grupo de médicos del Hospital General San Juan de Dios de la capital, estudiantes de medicinas y jefes de las distintas áreas del centro asistencial salieron a protestar a las calles este martes 22 de febrero para exigir a las autoridades que los doten de medicinas en insumos, pues desde hace semanas han denunciado que están en una crisis de abastecimiento que dificulta su trabajo.

La caminata la hicieron del centro hospitalario, recorrió varias calles del Centro Histórico y luego enfiló hacia el Congreso de la República, en donde exigieron que fueran atendidos por la Comisión de Salud el Organismo Legislativo, que se reunía a las 10 horas en el Salón del Pueblo, para exponer las carencias que enfrentan para realizar su trabajo y atender a los pacientes que llegan al hospital.

Los manifestantes portaban pancartas en las que se exigía medicinas e insumos y en una de ellas podía leerse: Pueblo de Guatemala queremos sanarte, sabemos y queremos hacerlo pero no tenemos las medicinas y el equipo para hacerlo”.

También en otra se leía ¡Necesitamos medicamentos para atender pacientes!

En otra se leía “Pandemia + escasez + indiferencia = ¡Muerte!”, pues varios médicos han estado denunciando durante las últimas semanas que hay mucha falta de medicina y antibióticos que incluso han causado la muerte de varios pacientes, aunque oficialmente las autoridades de ese hospital lo niegan.

Otros médicos exigían también la renuncia del director del San Juan de Dios, Gerardo Hernández, a quien culpan de la crisis que se vive en el hospital.

Médicos del Hospital General San Juan de Dios durante una protesta el 22 de febrero de 2022 por falta de medicamentos e insumos. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

Los recibe la Comisión de Salud

La Comisión de Salud, que estaba reunida en el Salón del Pueblo con varios funcionarios, entre ellos el director ejecutivo del San Juan de Dios, Gerardo Hernández, entonces la diputada Evelyn Morataya pidió que s alterara la agende de la reunión para escuchar las demandas de los médicos y se permitiera el ingreso de tres médicos para que expusieran la situación.

Luego de posturas encontradas por la petición, se autorizó el ingreso de los médicos al recinto.

Sin medicinas

El jefe de Emergencia de adultos, Napoleón Méndez, comentó en el Congreso que el mensaje que llevaban era el del paciente que está en la cama el hospital y que no se la puede contar y por eso lo hacen quienes ellos que han vivido esa crisis.

Citó como ejemplo el caso de un paciente que llega en una crisis convulsiva y que para atenderlo existen tres o cuatro opciones de medicamento, pero que lamentablemente en los últimos meses la crisis de desabastecimiento de medicinas ha hecho que no tengan la opción uno, que la segunda, la tercera y la cuarta se hayan acabado, lo que implica que el médico que está detrás solo observando lo grave del paciente y que no tenga el recurso para poder atenderlo. “Es como mandar a un soldado a la guerra sin armas”, dijo.

“Es realmente frustrante para nosotros como médicos conocer la literatura, la mejor literatura, saberla, saber qué hacer y tenerlas el deseo de hacerlo, pero no tener las opciones para darles los antibióticos de mejor calidad a los pacientes”, dijo Méndez.

Señaló que ante la falta de antibióticos han tenido que inventar protocolos con otros antibióticos que se dan para otras cosas.

Según el médico, por uno u otro motivo no han obtenido respuestas las cartas que se han presentado y que al paciente no lo pueden atender con excusas administrativas o con otras soluciones o con papeles firmados, pues el paciente necesita medicamentos y los médicos herramientas para atenderlos.

4 puntos críticos

El doctor Méndez dijo que hay cuatro puntos críticos en el San Juan de Dios y que es necesario que se solucionen cuanto antes.

  1. Desabastecimiento de medicamentos
  2. Equipo obsoleto
  3. Lentitud en los procesos de licitación
  4. Lentitud en los procesos de contratación de personal

 

Por eso pidió acompañamiento del Congreso para fiscalizar en los hospitales, pues puede ser que exista un buen abastecimiento de medicinas, pero si hacen falta medicamentos importantes no vale de nada, pues siempre alguien necesitará de ellos.

También dijo que tienen respeto por la administración del hospital, que este no es un problema de personas sino de procesos y que la presión social que se logre hacer es para evitar también que las casas médicas se aprovechen de esta crisis para vender.

Invitó a los diputados a modificar las leyes y permitir que las compras de medicinas se puedan hacer más fácil y en los lugares en donde sean más baratas.

Ejemplificó que en El Salvador los medicamentos son 40% más baratos y que por qué es obligatorio comprar a las empresas de Guatemala si hay otras opciones más baratas en otros lugares e incluso compras mediante la OPS, para comprar bueno, bonito y barato.

“Nosotros damos la cara cuando un paciente muere, no el ministro”

Nancy Vargas, jefe de residentes de medicina Interna del San Juan de Dios, dijo que el motor del hospital son los médicos residentes y que a diario con los pacientes. Reconoció que esta crisis en el hospital viene de hace meses, pero se intensificó en los últimos dos.

Les preguntó a los diputados y otras autoridades qué pasaría si fuera su papá o su mamá los que necesitaran comprar medicamentos de Q1 mil al día por unos 5 o 7 días y afirmó que los guatemaltecos promedio no tienen la capacidad de hacer esos pagos y si la tuvieran acudirían a un hospital privado.

“Estamos viendo que la gente compre medicamentos y el Estado debe tener la obligación de proveerlos. Todos los días fallece personas, no podríamos decir específicamente que el paciente iba a vivir si le poníamos el medicamento adecuado, pero no sabemos por qué no se le proporcionó”, explicó.

Dijo que un día les avisan que entró cierta cantidad de medicinas y en menos de 24 horas estos se agotan, pues hay 800 pacientes ingresados y en las emergencias de 50 a 70 diarios.

“Tenemos los mejores especialistas. De nada sirve el mejor neurólogo en el Hospital San Juan de Dios si solo le vamos a sonreír al paciente, si lo único que podemos hacer es decirle mire señora tiene que comprar su medicamento de terapia oncológica que le cuesta Q3 mil y en dos semanas le toca a su siguiente cita, otros Q3 mil”, dijo Vargas.

“Llegamos a un punto en el que tuvimos que hacernos escuchar, porque somos las personas que manejamos a los pacientes todo el tiempo y los que tenemos que dar la cara frente a la familia para decirle que sus pacientes falleció. Nosotros damos la cara cuando un paciente muere, no el ministro”, expresó.

Señaló que la crisis es tan grave, que no tienen una solución para tratar a pacientes con azúcar baja, cuando en una farmacia uno de estos cuesta Q20.

“Nosotros venimos aquí -al Congreso- a buscar una solución para que la gente no se muera, porque no es justo que las personas acudan a un hospital pensando que van a poder salvarse de lo que les está pasando y no podemos darles lo mínimo que una persona se merece”, finalizó Vargas.

El médico Napoleón Méndez concluyó diciendo que la reunión de este martes no resuelve la crisis, que de allí no se llevan medicamentos o insumos, pero que lo hacen para que de alguna manera se busque una solución.

Emergencia del Hospital San Juan de Dios está saturada de pacientes, en medio de una crisis por falta de medicamentos. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Sin camillas

Los médicos también exigieron a las autoridades que doten al hospital de camillas, puesto que hay hacinamiento y los pasillos de la Emergencia de adultos está saturada de pacientes.
Fotografías a las que tuvo acceso Prensa Libre y Guatevisión evidencian que en esa área hay muchos pacientes ingresados. Muchos están en camillas, pero otros en sillones y otros en colchonetas tiradas en el piso.

Reacción del director del Hospital

El director del hospital, Gerardo Hernández, reconoció la cantidad de pacientes está sobrepasando cuatro veces el que normalmente se puede ver en un día.

Refirió que en enero del 2022 atendieron a casi 40 mil pacientes y en ese mismo mes en el 2021 se atendieron a 10 mil, entonces se está saturando en todas las áreas, pero señaló que esta no es la primera vez que sucede, pero que hay un equipo de médicos y personal muy ágil que trabaja en las emergencias.

Aseguró que con la Ley de Emergencia por el covid-19 lograron comprar casi 150 camillas para el hospital, pero que que hay momentos en que ya no alcanzan las que tienen.

Reconoció que las fotografías son verdaderas y que estas fueron tomadas en una emergencia en un momento de muchos pacientes en el Hospital General San Juan de Dios, pero que trabajan para tener un hospital ideal para los pacientes y para los médicos.

Crisis podría estar solucionada en semana y media

Hernández también refirió que para tener abastecido el listado básico de medicamentos en el hospital, él cree que más o menos en una semana y media ya alcanzando niveles óptimos.

Reconoció que es imposible decir que van a tener un abastecimiento al 100%, porque ningún hospital está así, nunca ha existido y cree que no existirá, pero van a tener un nivel óptimo en esas semana y media.

También dijo que ya fue autorizado un contrato abierto para los anestésicos y soluciones, así como otros 12 medicamentos que esperan que se puedan empezar a despachar en las próximas horas.

Tres problemas en el hospital

Según Hernández, el San Juan de Dios una la gran cantidad de pacientes que acuden, lo siguiente es que no hay oferentes paras la compra de medicamentos y las licitaciones no se pueden realizar sin oferentes y que tampoco pueden comprar si los productos están sobrevalorados por más del 20% y el terceo que no hay una planificación que soporte la cantidad de pacientes que acuden a dicho centro asistencial.