PDH pide al MP agilidad en el caso de periodistas acosadas

El Procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, se solidarizó con las más de 15 periodistas que fueron acosadas a través de llamadas telefónicas y abogó por la prontitud en la investigación.

En la Fiscalía de Delitos contra Periodistas ya se investiga la denuncia de más de 15 mujeres periodistas acosadas por teléfono. (Foto Prensa Libre: PDH)
En la Fiscalía de Delitos contra Periodistas ya se investiga la denuncia de más de 15 mujeres periodistas acosadas por teléfono. (Foto Prensa Libre: PDH)

El procurador de los Derechos Humanos hizo público un comunicado de prensa en el que condena los hechos ya que se pone en riesgo la integridad y vida de las mujeres periodistas guatemaltecas que recibieron las llamadas y que además afecta sus espacios físicos y laborales.

En el escrito, Rodas señala que se reunió con las afectadas e instruyó a delegados de la Defensoría de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas para que acompañen en el proceso a las comunicadoras.

Además, solicitó al Ministerio Público que investigue de forma ágil y encuentre a los responsables materiales e intelectuales del hecho para que este y otros casos no quede en impunidad.

También solicitó al juzgado competente que tramite con la debida diligencia el caso y al Ministerio de Gobernación que garantice la seguridad, integridad y vida de las periodistas.

También abogó porque la Comisión Presidencial Coordinadora de la Política del Ejecutivo en Materia de Derechos Humanos aplique medidas de seguridad para la prensa y adopte mecanismos especializados para proteger a ese gremio, pues este fue un compromiso voluntario que el país adquirió.

La denuncia, que ya fue interpuesta en el Ministerio Público es por las llamadas que más de 15 mujeres periodistas de diferentes medios de comunicación, incluidos Prensa Libre y Guatevisión, recibieron llamadas acosadoras en diferentes periodos de tiempo, pero del mismo número telefónico.

Las llamadas se hicieron desde el 55443678 y quien se comunicaba era una supuesta amiga, quien les indicó a todas: “soy tu amiga, estoy afónica, y te estoy llamando de otro número”.

Además, la mujer insistía en que se le debía reconocer y en algunos casos intentó obtener información personal o de ubicación de las comunicadoras.

Se ha intentado obtener comunicación con el número señalado, pero no se obtiene respuesta.

Además del comunicado del ombudsman, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos instó al Ministerio Público a investigar de forma debida los casos.

0