Semáforo de Alertas Covid-19: Guatemala reporta 110 municipios en alerta roja y aumenta la positividad

Cansancio en el uso de las medidas contra la pandemia influyen en escalada de municipios en rojo, dice infectóloga.

Salubristas y personas de la tercera edad esperan a ser inmunizados en uno de los puestos de vacunación. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Salubristas y personas de la tercera edad esperan a ser inmunizados en uno de los puestos de vacunación. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

El Ministerio de Salud actualizó este Sábado de Gloria el Semáforo de Alertas covid-19, donde se observa que el número de municipios en rojo continúa aumentando. 

De acuerdo con los datos de esta actualización, que va del 19 de marzo al 1 de abril, la cantidad de municipios en rojo pasó de 97 a 110; es decir, 13 más, respecto de la actualización anterior, que corresponde del 5 al 18 de marzo.

Las alertas naranja también aumentaron de 107 a 116; es decir, nueve más. 

Respecto de los municipios en amarillo, estos disminuyeron de 136 a 114; es decir, 22 menos. 

El porcentaje de positividad en el país también aumentó de 13.765 a 14.496, y la tasa de pruebas por cada mil habitantes creció de 0.28% a 0.50%.

Al igual que las últimas actualizaciones, no se registraron municipios en color verde. 

Respecto del departamento de Guatemala, la capital continúa en naranja, al igual que Santa Catarina Pinula, San José Pinula, Mixco, San Juan Sacatepéquez, San Raymundo, Chuarrancho, Fraijanes y Villa Nueva. En rojo estarán San José del Golfo, Palencia, Chinautla, San Pedro Ayampuc, San Pedro Sacatepéquez, Amatitlán, Villa Canales y San Miguel Petapa.

Cansancio y percepciones equivocadas

Para la infectóloga Iris Cazali, el aumento de municipios en rojo puede responder a algunas variables. En primer lugar está el cansancio de la gente.

“Sentirse encerrados, seguir utilizando todo el equipo de protección personal causa una fatiga”, dijo Cazali. 

La segunda situación corresponde a los meses anteriores en donde hubo cierta disminución de casos. 

“Esto más el cansancio hace que la gente crea que ya no hay problema; esto hace que haya un relajamiento a la adherencia a las medidas”, explicó.

Lea también: “Nadie ha preguntado cómo estamos”: lava del Pacaya se aproxima a aldea El Patrocinio y el temor se apodera de pobladores

A criterio de la infectóloga, “la gente se cansó, vio que había una estabilidad en bajos números y con mayor razón dejó de utilizar la mascarilla y de tomar las medidas” de salubridad.

La experta no descarta también, como posible causa del relajamiento, que la gente perciba que ya hay una vacuna contra la enfermedad. 

Cazali dijo que el descanso de Semana Santa probablemente aumente la escalada de contagios.

“Hay más hacinamiento, más aglomeración y, por ende, mayor riesgo de transmisión del virus”, agregó.

Otro punto importante, dijo, es que la gente se relaja también a medida que no tiene clara la información de cómo evoluciona la pandemia, y en ese sentido los medios de comunicación juegan un papel determinante para divulgar con claridad lo que está sucediendo.

Consulte aquí cómo está su municipio:

Cuadros comparativos