Semáforo covid-19: Disminuyen municipios en alerta roja, pero expertos explican que los datos son poco fiables

Los municipios en alerta roja bajaron en la última actualización del Semáforo covid-19, pero expertos explican por qué la situación aún es “preocupante”

Publicado el
Coronavirus en guatemala
El nivel de contagios podría aumentar con la llegada de fiestas de fin de año. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El semáforo de coronavirus en Guatemala reportó una disminución de municipios en rojo y un aumento de los territorios en amarillo, en la actualización que presentó el ministerio de Salud este 16 de octubre de 2021.

No obstante, podría existir un aumento en las próximas semanas conforme se acerquen las fiestas de fin de año, temen salubristas.

Según la última actualización del semáforo, 192 municipios permanecerán en rojo las próximas dos semanas, (en la actualización anterior Guatemala tenía 260 en alerta máxima).

 

La costa sur, donde se encuentran las playas y varios destinos turísticos, permanece pintada de rojo casi en su totalidad.

Asimismo, otros 59 municipios estarán en amarillo y otros 89 en naranja.

Aunque los reportes han arrojado disminuciones de contagios y ocupación hospitalaria en las últimas semanas, la alerta roja aún predomina en el mapa de calor. A esto se suma la falta de confiabilidad de los datos que administra el ministerio de Salud Pública y Asistencia Social.

La epidemióloga Alicia Chang considera que un factor a considerar es si la cantidad de pruebas han aumentado o disminuido con relación a la última actualización. El tablero de covid-19 del MSPAS evidencia que desde la primera semana de septiembre comenzó una disminución en el número de tamizajes que se mantiene constante hasta la fecha.

Mientras que a finales de agosto se reportaron más de 13 mil pruebas, desde la segunda quincena de agosto el número estuvo por debajo de las cinco mil.

“El número de pruebas se debería mantener constante. Solo si esto se mantiene el dato es confiable”, explicó Chang.

Por su parte, José Ortiz, epidemiólogo del Observatorio de Covid-19 en Guatemala, explicó que es normal en cualquier epidemia que haya picos y descensos en los contagios. No obstante, coincide con Chang con que los datos son poco fiables, ya que el número de pruebas ha disminuido.

“El descenso es esperado. El testeo que se hace sigue siendo muy poco y probablemente los casos van a seguir bajando. Habrá que esperar cómo varían en noviembre y finales de año con las fiestas que se puedan dar. Puede ser que tengamos una réplica igual o peor que la que se vivió hace unas semanas”, dijo Ortiz.