Una marcha legítima y espontánea

Sectores civiles, la cúpula empresarial y el procurador de los Derechos Humanos coincidieron en que la marcha fue una expresión legítima y espontánea de la población para manifestarse contra los actos de corrupción descubierta en aduanas y la Superintendencia de Administración Tributaria, donde estarían implicados funcionarios y ex funcionarios de la actual administración.

Esta marcha es un hito histórico que inaugura un futuro para Guatemala, opinó el sociólogo Edmundo Urrutia. (ESTUARDO PAREDES).
Esta marcha es un hito histórico que inaugura un futuro para Guatemala, opinó el sociólogo Edmundo Urrutia. (ESTUARDO PAREDES).

Para el sociólogo Edmundo Urrutia, esto fue una manifestación legítima y justificada, que expresó algo en común entre muchos sectores sociales como la indignación, tanto en la clase media, alta, popular, como en jóvenes y adultos.

En las últimas décadas ha prevalecido la indiferencia y el miedo para que no se proteste. “El miedo se produjo por la represión, la impunidad ha prevalecido y la indiferencia la han creado medios de comunicación y sectores que pretenden mantener indiferentes a la sociedad están desapareciendo, también el miedo”, acotó.

Resaltó que la protesta fue un hito histórico el cual inaugura un futuro para Guatemala, en donde la sociedad comienza a tener capacidad de salir y expresar el malestar. “Hemos llegado al límite en la capacidad de resistir impunidad que ha prevalecido en 50 años en el país, el futuro este solo es un punto, de partida y lo que viene es cada vez más fuerte”, afirmó.

Agregó que la indiferencia y el miedo están desapareciendo, esta marcha es un hito histórico que inaugura un futuro nuevo de Guatemala. “La sociedad comienza a tener capacidad de salir a la calle y expresar el malestar, los guatemaltecos hemos llegado al límite”.

Repudio

Jorge Briz, Presidente del Cacif, afirmó que esta fue una muestra clara y evidente de repudio en contra de los altos niveles de corrupción en el país. Percibo que fue una manifestación espontánea de muchas personas cansadas. A esto se suman todos aquellos que cometan hechos delictivos e involucrados en actos de corrupción sean juzgados y castigados sin importar el cargo y de qué sector. “Es un mensaje hacia el futuro, claro y contundente de que todos los que participan en política queremos gente honesta, capaz, que dirija los destinos del país con honradez y capacidad”, afirmó.

Ejemplar

Jorge De León Duque, Procurador de los Derechos Humanos (PDH), expresó que esta fue una manifestación espontánea, legítima y respetuosa de mucha afluencia, en un auténtico ejercicio de su derecho constitucional, donde al final se observó a varios participantes recoger la basura.

Dos casos llamaron la atención, expresó el PDH. El bloqueo de celulares, en el que existen antecedentes cuando hay aglomeración de personas, porque es un hecho notorio en los conciertos y empresas telefónicas dijeron que se debió a eso. Pero más rechazo y sorpresa fue la instalación de cámaras. “Se pedirá explicación al ministerio”, indicó el PDH.

Aunque López Bonilla dijo que esto se hace en todos los eventos para garantizar a las personas por si hubiese alguna situación ilegal, causó reacción, afirmó De Léon Duque. “No parecía lo más atinado, fue una manifestación ejemplar, por actitud y libertad”.

Históricamente el escenario se ha repetido, pero no hay antecedentes de esta magnitud. Falta ver que más pasa, si habrá más convocatorias, lo de hoy se salió de los parámetros acostumbrados, mientras siga siendo genuina y pacífica, se continuará expresando el rechazo.

El fenómeno se extendió en la provincia como un ejemplo de protesta genuina de la gente, a diferencia de cuando hay acarreados, niños, mujeres, con marcador y lápiz. “La población demostró que ha despertado”, concluyó De León Duque.