Voluntarios construyen en dos días vivienda digna para familias de escasos recursos  

Se pone en marcha prueba piloto de construcción de un modelo de vivienda social para beneficiar a personas de escasos recursos. Se trata de una casa de 32 metros cuadrados edificada por la Fundación Techo con materiales prefabricados. 

Florencia Ortega será beneficiada con la construcción de una vivienda formal, en la imagen se encuentra con una de las voluntarias de la Fundación Techo. (Foto Prensa Libre: Cortesía Techo)
Florencia Ortega será beneficiada con la construcción de una vivienda formal, en la imagen se encuentra con una de las voluntarias de la Fundación Techo. (Foto Prensa Libre: Cortesía Techo)

La vivienda de Florencia Ortega era de madera y de lámina, que se tornaba húmeda durante la época de lluvia. Desde este fin de semana, la mujer de 68 años tendrá una casa donde las goteras no aparecerán más. La Fundación Techo Guatemala construye para ella, sus tres nietos, su hija y su yerno, una casa con materiales prefabricados, como parte de este proyecto piloto.


Esta es la primera construcción de un nuevo modelo de vivienda definitiva que realiza la entidad, según Antonio de la Roca, director social de la organización. Se prevé que la casa sea construida durante este fin de semana.

“Desde hace tiempo vengo deseando una casita formal, casi 30 años después de soñarla la tendré. Mi lámina ya estaba toda picada y sentía que los parales me iban a caer encima. Gracias a Dios ya la están construyendo, espero no desmayarme cuando ya esté”, dijo Florencia, con voz emocionada al otro lado del teléfono. “Ojalá no me vaya a dar un ataque cardiaco”, bromeó la mujer, quien ha luchado sola por sacar adelante a sus hijos.

No deje de leer: Así se construirán 130 módulos temporales para familias afectadas por el Volcán de Fuego

A diferencia de las casas de emergencia que Techo ha entregado hasta ahora a personas de escasos recursos, que son una construcción de 18 metros cuadrados, con madera, de un solo ambiete y con un tiempo de vida de aproximadamente 10 años, estas nuevas residencias tendrán el triple de tiempo de durabilidad, pues es una residencia más formal y con tres ambientes, y de 32 metros cuadrados, según De la Roca. 

“Las casas de emergencia rondan los Q800 el metro cuadrado y la vivienda con materiales prefabricados unos Q1 mil 250 el metro cuadrado. Al comparar el costo es más alto, pero también hay que ver la durabilidad y el confort que tendrá la familia, eso lo compensa todo”, agregó. 

La construcción de la casa de tres ambientes llevará de dos a tres días. (Foto Prensa Libre: Cortesía Techo)

Florencia vive en San Miguel Petapa y es dueña del terreno donde se construye la casa, uno de los requisitos para quienes en el futuro serán beneficiados con este proyecto, que podría ponerse en marcha el próximo año.
Los voluntarios de Techo trabajan en la construcción de la vivienda social, con materiales prefabricados. (Foto Prensa Libre. Cortesía Techo)

El programa se financiaría con donaciones, aportes de Techo y una mínima contribución de la familia beneficiada. Con esta prueba piloto, los integrantes de la organización han comprobado que las viviendas pueden construirse en dos o tres días, por lo que esperan beneficiar a población de escasos recurso en corto tiempo.  

Contenido relacionado

>Damnificados por el Volcán de Fuego son llevados a mega albergue
> Entregan casas en aldea El Cuje
> Ayudan a la construcción de 50 módulos habitacionales