Armarse en el país es fácil y rápido

Los primeros dos meses del año, principalmente las últimas semanas se han visto marcados por un aumento drástico en sucesos violentos a escala nacional que, según analistas, se puede deber al débil control del mercado y trasiego de armas en Guatemala.

Autoridades han decomisado gran cantidad de armas de fuego  al crimen organizado.
Autoridades han decomisado gran cantidad de armas de fuego al crimen organizado.

La cantidad de personas que perdieron la vida en forma violenta los dos fines de semana recientes asciende a más de 25 en cada uno, lo que ha alarmado a la población y alertado a los expertos en seguridad respecto de la problemática causada por las armas de fuego en el país, ya que consideran que es un problema que sigue sin ser prioridad en los planes de las autoridades.

Carmen Rosa de León, directora del Instituto de Enseñanza para el Desarrollo Sostenible (Iepades), opina que no existe ninguna unidad en el Ministerio Público (MP), en la Policía Nacional Civil (PNC) ni en el Ministerio de Gobernación cuyo objetivo sea desarticular el mercado ilícito de armas en el país.

Compra fácil

El acceso legal a armas de fuego en Guatemala es tan sencillo y rápido que no representa mayores inconvenientes.

Los requisitos que se le solicitan a cualquier persona que desee comprar un arma de fuego en una tienda autorizada —según el artículo 18 del acuerdo gubernativo 85-2011, Reglamento de la Ley de Armas y Municiones— son fotocopia autenticada del DPI o cédula de vecindad completa, certificación de nacimiento original, carencia de antecedentes penales y policiales recientes, boleto de ornato, fotografía tamaño cédula en blanco y negro, recibo de agua, luz o teléfono y una carta de ingresos o constancia de trabajo, aunque esta no es indispensable para algunas armerías, según se pudo constatar en el recorrido efectuado por Prensa Libre en varias de esas ventas.

Las armas más cotizadas y recomendadas en las tiendas son las calibre 9 milímetros. De hecho, para Érick Escobedo, vocero del Ejército de Guatemala, de las 454 mil 413 armas registradas en la Dirección General de Control de Armas y Municiones (Digecam), la mayoría son de esas.

Los precios de este tipo de armas varían según la marca y especificaciones. Se pueden conseguir desde Q6 mil hasta Q20 mil.

En lo que respecta al mercado negro de armas de fuego, las 9 milímetros pueden llegar a conseguirse hasta por Q600.

Luis Letrán, encargado de la Sección de Desarrollo Institucional de la Jefatura de Planificación de la Policía Nacional Civil, explicó: “Las pistolas pueden conseguirse hasta en Q1 mil 500, dependiendo de la marca. Incluso se pueden comprar en menos cuando el arma está caliente, como llaman en la calle, que es cuando han delinquido mucho con ella. También depende de su estado de conservación y funcionamiento. Pueden hasta rematarlas en Q500 o Q600”.

Negocio

Edi Juárez, viceministro de Gobernación, aceptó que existe un contrabando de armas al menudeo que deben controlar.

“Mucho del contrabando viene de la frontera con El Salvador y Honduras. Hay personas que pasan entre tres y cuatro armas por puntos ciegos y hay puntos de mercado negro. También otro procedimiento detectado en las pandillas es que se prestan o alquilan las armas”, explicó Juárez.

Según Letrán, existen personas que se dedican a comprar armas para venderlas en el área rural. Expuso que no necesariamente se usan para delinquir, pero es un hecho que algunas personas se dedican a ello.

Las municiones también son un fuerte indicativo de la alta circulación de armas ilegales en el país.

Según De León, el registro que se tiene de importación de municiones es muy elevado para la cantidad de armas registradas, por lo que se concluye que las municiones abastecen también este alto número de armamento ilegal.

Cálculos

Verónica Godoy, de la Instancia de Monitoreo y Apoyo a la Seguridad Pública (Imasp), informó que uno de los problemas que se observan es la escasez de estudios reales sobre la situación en el país, lo cual hace difícil calcular cuántas armas circulan en realidad.

De León calcula que si de las armas decomisadas por la Policía dos terceras partes no están registradas, posiblemente circulan entre 800 mil a 900 mil; sin embargo, no se cuenta con datos fidedignos.

Aseguró que algunos delitos se cometen con armas registradas, pero que la mayoría de crímenes se siguen cometiendo con las ilícitas.

Letrán considera que la cantidad real de armas en Guatemala podría ser el triple de la registrada.

Godoy afirmó que la falta de control en el tráfico de armas es solo una de las causas de la violencia que se afronta en el país. “Es una situación multicausal, pero sí creo que es uno de los principales elementos que intervienen”, expuso.

Solo durante el sábado y domingo últimos perecieron baleadas 24 personas.

Según datos del Inacif, del 1 al 20 de febrero últimos se reportaron 292 muertes por esa causa.

Medidas

Juárez refirió que el plan de despistolización que se está poniendo en práctica consiste en que todos los comisarios deben instruir a sus agentes para que efectúen requisas a peatones, vehículos y motos, a fin de evitar que circulen armas sin licencia.

“Otra estrategia es hacer cumplir la ley seca”, enfatizó.

Sin controles

“El gran problema son las armas ilegales, pero la otra parte también es que no hay un buen control de las legales, y los requisitos que se piden no son suficientes. Es un tema que se tiene que ir rescatando. De alguna manera se ha tratado de mejorar, pero  no ha sido suficiente porque igual las armas vienen y van”, dijo Verónica Godoy, de Imasp.

Cantidad ilegal

“Realmente no hay un dato de cuántas armas hay en el mercado ilícito, pero podríamos pensar que por cada arma legal hay tres ilegales. Estamos entonces hablando de que  si legales hay casi 500 mil registradas,  fácilmente la cantidad real de armas se triplica en el país”, expresó Luis Letrán, de la instancia de planificación de la PNC.

Crear unidad

“Es importante  tener una política de parte del Estado para afrontar la proliferación de armas y el mercado del tráfico ilícito, lo cual implica crear una unidad de rastreo del tráfico de armas, que aún no existe, para conocer cuáles son los mecanismos por los cuales se introducen y  conocer el mercado”, señaló Carmen Rosa de León, de Iepades.

Problema en  números

Más de 600 personas han muerto baleadas en lo que va del año, cifra que obliga a discutir el tema de  la tenencia y uso de armas en el país.

454 mil 413 armas registradas en el Digecam.

Por cada arma legal se estima que hay tres ilegales. El total real de armas en el país podría ascender a  millón y medio.

9 mm es el calibre de arma más vendida.

25 millones  de municiones se importaron durante el  2011, que se cree abastecen también las armas ilegales.

71 mil 188 se registraron en el 2012.

Hasta Q600 puede costar un arma en el mercado ilegal, según su  estado de conservación y funcionamiento.

341 muertos baleados durante enero.

Del 1 al 20 de  febrero el Instituto Nacional de Ciencias Forenses registra 292 muertos baleados en ese período.

2,314 se han registrado durante el 2013.

Q6 mil-Q20 mil es el costo de un arma de fuego 9 milímetros. Los precios varían por marcas y especificaciones.

24 murieron sábado y domingo últimos.

De cuatro mil a siete mil es el total de armas que se calcula que se venden  al año en el mercado legal de Guatemala.