Nuevo jefe de la Cicig envió a prisión a 50 diputados

Iván Velásquez Gómez, quien se hará cargo de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), es calificado de magistrado “estrella” por el caso de la parapolítica en su país, según medios de comunicación de Colombia.

Iván Velásquez Gómez, nuevo jefe de la Cicig. (Foto Prensa Libre: Tomada de El Espectador)
Iván Velásquez Gómez, nuevo jefe de la Cicig. (Foto Prensa Libre: Tomada de El Espectador)

Como coordinador de la unidad de investigación, cuando era magistrado auxiliar de la Corte Suprema de Justicia, logró que 50 diputados fueran a prisión por sus vínculos políticos con grupos paramilitares en casos de venta de terrenos en la provincia de ese país sudamericano, según el diario El Espectador.

Las pesquisas determinaron que la Fundación para la Paz de Córdoba (Funpazcor) era fachada del paramilitarismo, por lo que fue desenmascarada por la justicia y en ella se rastrearon 495 cuentas bancarias y más de 40 mil transacciones en que se pudieron haber llegado a mover más de 25 mil millones de pesos colombianos —unos Q102 millones— provenientes de la mafia.

Esas actuaciones comenzaron a pasarle cuenta de cobro: presiones, intimidaciones, seguimientos y hasta amenazas.

Muchos de sus compañeros investigadores fueron asesinados por el paramilitarismo.

Las pesquisas empezaron en el 2006 y luego de su salida quedaron cien investigaciones abiertas contra políticos, paramilitares y congresistas de Colombia, 23 condenas, 19 procesos en juicio y 15 en instrucción.

Solo tres personas han sido absueltas por casos de parapolítica, una palabra que entrará en los libros de historia en parte gracias a Velásquez, porque se refiere a las relaciones entre políticos y paramilitares.

La catedral

Velásquez Gómez documentó las irregularidades en la prisión denominada la Catedral, ubicada en Antioquia, Medellín, y quizá fue uno de los pocos funcionarios que salieron indemnes cuando el país exigió responsabilidades respecto de los lujos que tenía el narcotraficante Pablo Escobar en esa cárcel.

Velásquez fotografió la Catedral, donde Escobar y 10 de sus sicarios más cercanos, entre ellos “Popeye, Otto, Pasarela, Limón”, tenían habitaciones independientes con camas de agua, grandes televisores, cocineros privados, bibliotecas, cancha de futbol y una capilla, entre otras excentricidades.

Velásquez envió las fotos a Bogotá y las autoridades las guardaron por un par de meses, hasta que periodistas de la Revista Semana se enteraron y lograron romper el silencio oficial.

Publicaron algunas fotos que evidenciaron que el gobierno de César Gaviria había construido una cárcel a la medida de uno de los capos más sanguinarios de la historia de Colombia.

Sigue en Colombia

Velásquez Gómez, al ser consultado ayer por Prensa Libre, expuso que todavía se encuentra en Colombia y que desconoce cuándo arribará al país.

“Debo efectuar conversaciones iniciales con Naciones Unidas para algunas consideraciones en lo que respecta a mi contrato y otros asuntos, por lo que podría quedar resuelto en un par de días”, dijo el nuevo jefe de la Cicig.

Carmen Aída Ibarra, del Movimiento pro Justicia, expuso que el nuevo jefe de la Cicig tendrá una tarea difícil, ya que encontrará una instancia internacional sumida en el cuestionamiento y la crítica.

“Son críticas fundamentadas por la falta de efectividad en su desempeño. Encontrará una Cicig confrontada con muchos sectores del sector justicia y alejados de la sociedad civil”, expuso.

 TRAYECTORIA PROFESIONAL

Los  cargos de Iván Velásquez Gómez  en la administración de justicia  van desde procurador y fiscal hasta magistrado auxiliar de la Corte Suprema de Justicia de Colombia.

Procurador en Antoquia

En 1992 fue nombrado procurador regional de Antioquia, época en  que  el narcotraficante Pablo Escobar se fugó de la cárcel.

Director de fiscales

Fue director regional de fiscalías de Medellín, y fue  allí donde  empezó a investigar al paramilitarismo en Antioquia, sus nexos y sus financistas.

Fue encargado de investigar a narco

Como fiscal fue designado para investigar los lujos que el narcotraficante Pablo Escobar tenía en la cárcel   la Catedral.

Pesquisas contra brigada militar

Impulsó investigaciones sobre las masacres de El Aro y La Granja, en Antioquia, y empezó a revisar las acciones de una  brigada militar.

Empresa de fachada

Desmanteló la empresa de fachada de los paramilitares denominada  Fundación para la Paz de Córdoba, la cual manejaba  25 millones de pesos colombianos —unos Q102 millones— provenientes  de la mafia.

La parapolítica

Llevó a prisión a 50 diputados que tenían nexos con grupos paramilitares, entre ellos familiares del expresidente Álvaro Uribe. La investigación empezó en el 2006.

Su vida personal  

Nacido en Medellín, Colombia.

Iván Velásquez Gómez nació en 1955.

Estudió en el Liceo Anexo a la Universidad de Antioquia, donde se destacó en Matemáticas y Álgebra.

En 1975 ingresó en la Facultad de Derecho de la Universidad de Antioquia, y empezó a trabajar a la vez como escribiente, en un juzgado del Circuito de Medellín, el rango más bajo de la carrera judicial.

Su madre era ama de casa y su padre reparaba radios  y también montó un restaurante.

Tiene seis  hermanos.

Comisión continuará investigando

La Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) continuará  investigando nuevos casos durante el tiempo que permanezca en el país, explicó Diego Álvarez, vocero de esa instancia de la ONU.

“Apegándonos al mandato de la Cicig, y hay dos años más para continuar trabajando, seguiremos acompañando al Ministerio Público (MP) en los casos de investigación”, dijo Álvarez.

Ese acompañamiento consiste en continuar en procesos nuevos que ameriten pesquisas en apoyo al MP, ya que son casos que se eligen en coordinación entre la Cicig y el ente investigador.

El nuevo comisionado traerá su experiencia y sus estrategias para continuar con la labor de la Cicig, refirió Álvarez.

Sin embargo, el presidente Otto Pérez Molina afirmó, el domingo recién pasado, que del 2013 al 2015 es el último período que la Cicig permanecerá en el país. Agregó que su trabajo será  transferir sus capacidades al MP y a la Policía Nacional Civil.

 Álvarez explicó que, según el mandato,  la labor de la Cicig finalizará cuando alguna de las dos partes decida terminar con la colaboración.