Banco de datos genéticos funciona con limitaciones

Con este archivo sistemático de material genético se puede encontrar a personas vinculadas a delitos sexuales que agredieron a una o más víctimas.

Defensores de la Ley del Banco de Datos Genéticos dicen que se podría descubrir y penalizar a agresores sexuales con pruebas más sólidas. (Foto: Hemeroteca PL)
Defensores de la Ley del Banco de Datos Genéticos dicen que se podría descubrir y penalizar a agresores sexuales con pruebas más sólidas. (Foto: Hemeroteca PL)

La controversia legal que limitaba la implementación del Banco de Datos Genéticos fue resuelta por la Corte de Constitucionalidad (CC), en la que aclaró cómo se deben extraer las muestras en personas detenidas por delitos sexuales, pero uno de los mayores problemas que enfrenta el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) es que tengan el presupuesto adecuado para echarlo a andar en su máxima capacidad.

Fanuel García, director del Inacif, explicó que, aunque el Tribunal Constitucional declaró sin lugar las dos acciones de inconstitucionalidad presentadas por el Consejo Directivo de la institución están conformes porque les dieron una “sentencia interpretativa” y estableció los criterios de cómo debe aplicarse la Ley del banco de Datos Genéticos para Uso Forense.

“En ambos casos la Corte emitió una sentencia interpretativa introduciendo los criterios con los que deben aplicarse”, indicó García. Con respecto a las resoluciones señaló también que, conforme a la interpretación que dio la CC para aplicar la Ley, el Ministerio Público (MP) es el encargado de solicitar ante el juez la extracción de la muestra genética para obtener el ADN de la persona detenida, ya que, el Inacif no puede hacerlo de oficio y tampoco puede pedirlo al juzgador.

“Otro punto que establece dentro de los criterios que menciona la Corte, en el caso de la segunda sentencia, el expediente 988-2019 que se emitió sentencia el 2 de julio de 2020.  La Corte establece que sin bien es cierto que la Ley dice en artículo 3 que se puede obtener esta muestra en los aprehendidos por cualquier delito, la Corte establece que esta fórmula de redacción debe ser interpretada a cualquier delito de los que atentan contra la libertad e indemnidad sexual”, afirmó.

Por lo que, el ente forense, según García, no puede tomar muestras genéticas en contra de la voluntad de las personas detenidas, aunque sí lo pueden hacer con las personas sospechosas de cometer delitos sexuales aún en contra de su voluntad cuando el fiscal lo pida al juez y este autorice la extracción.

El banco de datos permite la comparación de perfiles genéticos de sospechosos de agresores sexuales, como los violadores en serie, y según el Inacif, ya puso en marcha este archivo sistemático con los indicios como semen, saliva, sangre y otros, que encuentran en escenas de delitos sexuales o también cuando las víctimas de abuso sexual llegan a la institución para realizarles evaluaciones médico forense.

“Es así como hemos contribuido y hemos detectado algunos casos, que hemos informado al Ministerio Público cuando encontramos a violadores en serie, porque tal vez nos remitieron a alguna víctima de violación por algún caso y luego al hacer la búsqueda en el banco de datos genético encontramos que el ADN encontrado también se halló en otra u otras personas”, agregó García.

Presupuesto

Hasta la fecha el Inacif ha invertido en compra de equipos con los recursos de años anteriores, ha gestionado donaciones, tiene el personal capacitado para el banco de datos genéticos, pero uno de los grandes retos será adquirir insumos porque aumentarán los casos y esperan que el presupuesto se pueda aprobar de forma adecuada.

“Para nosotros obviamente es importante, ahora que ya la Corte básicamente puso en funcionamiento la última parte de la Ley, será muy importante que el Congreso nos dé el presupuesto adecuado para funcionar”, señaló García.

Añadió que insistirán para que se les dé un presupuesto adecuado para el siguiente año y si se les recorta se podrían generar “cuellos de botella” y existirán atrasos o moras como ocurre en los exámenes de toxicología que, a pesar de contratar más personal y comprar equipo continúa el retraso para entregar los resultados porque no les alcanza el presupuesto para contratar a todos los peritos que necesitan.

El Inacif tiene un presupuesto de Q260 millones para 2020 por una ampliación presupuestaria, mientras que el año entrante tendrá Q250 millones, que son Q10 millones menos, por lo que la institución ha insistido al Ministerio de Finanzas que su presupuesto debe ser valorado en su “justa dimensión” y reconsidere la planificación presupuestaria que tiene para el ente forense.

Prensa Libre consultó a la Oficina de Comunicación Social del Minfin para saber si para el año siguiente incluyo algún presupuestario para el banco de datos genéticos, pero hasta el cierre de esta nota no se obtuvo respuesta.

Procurar presupuesto

En opinión de Mirna Montenegro, secretaria técnica del Observatorio en Salud Sexual y reproductiva de Guatemala (Osar), ve difícil que durante la pandemia se retome el banco con la coyuntura que hay en el país, pero considera que el Inacif debe procurar que se le dé el presupuesto que necesita porque en unos días se discutirá el presupuesto de la nación.

“Si no es el Inacif, debemos ser las personas que trabajamos en la defensa de los derechos de las personas. Se debe tener claridad en el marco del presupuesto que se requiere y los resultados que se van a obtener en el marco de ese presupuesto”, señaló Montenegro.

Por su parte Alejandra Carrillo, directora del Instituto para la Asistencia y Atención a la Víctima del Delito y quien formó parte de la Sala Legislativa que dio el dictamen a la Ley, ve con satisfacción que la CC haya rechazado las acciones presentadas por el Consejo Directivo del Inacif.

Además, indicó que como integrante del Consejo Directivo del ente forense apuestan a que en el dictamen de la Comisión de Finanzas tomen en cuenta la carga presupuestaria que tendrá la institución, porque no solo se trata de los insumos que deben utilizar para la toma de muestras, sino también el personal que hará las extracciones.

“Creo que una buena salida es que, en el Reglamento para echar andar este banco, es que, evidentemente se tiene que ser de forma paulatina y no puede ser de una forma inmediata que a todos los aprehendidos se les tome la muestra”, resaltó.