Bufete de la Impunidad: Sindicados recuperan su libertad

Siete procesados por el caso Bufete de la impunidad fueron beneficiados ayer por el juez tercero Penal, Mynor Moto, quien sustituyó la prisión preventiva que guardaban por arresto domiciliario.

Publicado el
Salvador González ofrece el anticipo de prueba en el Juzgado Tercero. (Foto Prensa Libre: Jerson Ramos)
Salvador González ofrece el anticipo de prueba en el Juzgado Tercero. (Foto Prensa Libre: Jerson Ramos)

En su resolución, Moto explicó que no hay ninguna razón para que los procesados permanezcan en prisión, porque el Ministerio Público ya presentó la acusación y no se puede creer que influyan en las acciones del órgano investigador.

Los señalados son Luis Fernando Zapata, quien tendrá que pagar fianza de Q10 mil para acceder al beneficio.

Jorge Luis Escobar y José Luis Montenegro deberán pagar cauciones económicas de Q15 mil.

A José Arturo Morales, alias Chepito, y a Ruth Emilza Higueros se les impusieron fianzas de Q25 mil.

También se notificó a la jueza Martha Sierra que el Instituto Nacional de Ciencias Forenses indicó que su salud es estable y puede permanecer en prisión preventiva, pero se resolverá su situación cuando Moto indague sobre las condiciones de la cárcel de la brigada militar Mariscal Zavala, zona 17.

Obligaciones

Los sindicados tienen la obligación de acudir cada viernes a la sede de la Fiscalía, en el barrio Gerona, zona 1, a estampar su huella dactilar en el aparato electrónico que se utiliza para control de asistencia.

También se les impuso arraigo. Moto les exigió a los procesados que designen a un garante y que esté pendiente de que cumplan con el arresto domiciliario.

El caso

El Bufete de la Impunitad era una red de tráfico de influencias que buscaba influir en determinados casos judiciales, para lo cual cobraban comisiones. Uno de los señalados, Luis Mendizábal, presunto cabecilla, se encuentra prófugo desde 2015.

Eco declara

El juez tercero Penal, Mynor Moto, escuchó ayer la declaración en anticipo de prueba de Salvador González, alias Eco, en el caso denominado Bufete de la impunidad, a solicitud del Ministerio Público.

El testimonio de González será escuchado en el eventual juicio que se desarrolle por el caso.

González dijo que cuando fue capturado por el caso La Línea se comunicó con Miguel Lemus y Francisco Javier Arreaga, alias Teniente Jerez, y estos le dijeron que el hijo de la jueza Martha Sierra, Roberto Stalling, se encargaría de la defensa.