Empresas señaladas ligadas a Odebrecht

Dos de las empresas que están ligadas al caso Construcción y Corrupción, revelado el viernes pasado por el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), también fueron subcontratadas por la firma brasileña Norberto Odebrecht, que es  investigada en 12 países, incluido Guatemala, por haber dado sobornos por obras.

Publicado el
La carretera de la Costa Sur quedó inconclusa y en malas condiciones debido al incumplimiento de Odebrecht. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
La carretera de la Costa Sur quedó inconclusa y en malas condiciones debido al incumplimiento de Odebrecht. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Según una lista  entregada por el Ministerio de Comunicaciones a diputados al Congreso, las sociedades anónimas Constructora Nacional (Conasa) y Asfaltos de Guatemala (Asfalgua) fueron subcontratadas por Odebrecht; la primera para “servicios de construcción”, por US$42 millones —Q327.6 millones—, y la segunda habría alquilado camiones de volteo por Q486 mil 566.55 y otorgado base y asfalto por US$3.2 millones —unos Q25 millones—.

Las investigaciones del MP y  la Cicig revelaron que Conasa y Asfalgua se habrían acercado a las empresas de cartón vinculadas con el exministro de Comunicaciones Alejando Sinibaldi para dar sobornos que les permitieran cobrar deuda de arrastre y optar a nuevos contratos.

En ambos casos —Odebrecht, y Construcción y Corrupción— figuran Sinibaldi, como cabecilla de supuestos actos ilícitos, y su concuño Juan Jegerlehner, quien habría apoyado acciones irregulares. Este último guarda prisión provisional, en tanto que Sinibaldi está prófugo.

José González Campo, presidente de la Cámara de la Construcción, calificó de irresponsable  hacer tal relación. “Conasa y Asfalgua son empresas muy grandes en Guatemala, no era de extrañar que si una extranjera requiriera servicios como los que ellos prestan les hablaran a ellos. Además era un contrato entre privados”, recalcó.

“No es sorpresa”

Manfredo Marroquín,  de Acción Ciudadana, aseguró que no es  sorpresa que  empresas  aparezcan en ambos casos, debido a que el sector de la construcción estuvo funcionando con el Estado, basados en actos de corrupción. Es decir, las empresas se acostumbraron a dar sobornos por  contratos, señaló.

Proyectos detenidos

Las carreteras no han colapsado, según Aldo García, ministro de Comunicaciones, quien considera que el deterioro se debe a la corrupción y el abuso de gobiernos que  se aprovecharon.

A esa situación se suma que  las obras en las carreteras CA-2 oriente, occidente y la CA-1 occidente están suspendidas por acciones legales.

Además, el más reciente caso de corrupción en Comunicaciones  ha paralizado 23 proyectos, de los cuales cuatro ya fueron resueltos, entre ellos  la reparación de la pista del aeropuerto La Aurora.

García afirmó que ya integraron un equipo jurídico que analiza cada contrato. “No me arriesgo a pagar”, reconoció.
Añadió que han visitado  las empresas señaladas, pero “están más preocupadas por las personas que fueron acusadas que por darle solución a las obras”.