Hombres con gorros pasamontaña asaltan camión

Cinco hombres con gorros pasamontaña hirieron de bala al piloto de un camión que transportaba mercadería, le taparon la cara al conductor y a su ayudante, los llevaron a un sitio para robar el producto y después los abandonaron en la 6a. avenida y 8a. calle de la colonia Lavarreda, zona 18.

Publicado el
El camión que transportaba materiales de ferretería fue vaciado por delincuentes, y al conductor y su ayudante los abandonaron en la colonia Lavarreda, zona 18 (Foto Prensa Libre: Erick Avila). 
El camión que transportaba materiales de ferretería fue vaciado por delincuentes, y al conductor y su ayudante los abandonaron en la colonia Lavarreda, zona 18 (Foto Prensa Libre: Erick Avila). 

Los Bomberos Municipales auxiliaron al piloto, identificado como Prudencio Cujú, de 58 años, y lo trasladaron con una herida de bala en la pierna al Hospital General San Juan de Dios.  

El ayudante del camión, Edgar Osbely, quien resultó con un golpe en el dedo que no ameritó su hospitalización, dijo muy nervioso que a pesar de que le costó conseguir trabajo renunciará, pues lo que vivió fue una pesadilla.

Osbely explicó que entregaban material en un negocio de la colonia Atlántida, zona 18, cuando se les acercaron cinco hombres armados que llevaban gorros puestos en la cara. Estos les ordenaron subir al automotor y a Cujú le dijeron que pusiera en marcha el camión, pero debido a que no aceptó le dispararon en la pierna.

Uno de los delincuentes tomó el timón, les taparon el rostro a las dos víctimas y los llevaron a un sitio el cual desconocen. Sólo escucharon que pasaron la mercadería a otro vehículo y, una vez vacío, subieron al camión y los fueron a dejar a la colonia Lavarreda.

Por huir se accidenta

En otro caso, el maestro de música, Eliot de León, huyó de un supuesto ataque armado y chocó con un taxi y un vehículo particular en la 6a. avenida y 8a. calle de la colonia Landívar, zona 7, sin que ninguna persona resultara lesionada.

De León explicó que conducía su vehículo en dirección a esa colonia, donde imparte clases, cuando un hombre que se transportaba en una motocicleta se le acercó por un costado, escuchó que lo amenazó y lo vio empuñar un arma de fuego.

La reacción del profesor fue acelerar y escuchó que el desconocido hizo varios disparos. Al escapar, fue cuando ocurrió el accidente.  Por el retrovisor vio que el atacante que se fue contra la vía, aunque el vehículo no tiene ninguna perforación de bala.

Archivado en:

asaltodeMercaderíarobo