Índice de homicidios registra leve descenso

El presidente Otto Pérez aseguró ayer que los homicidios se redujeron en un 18% en los primeros cuatro meses del 2012, pero al comparar esos datos con las estadísticas del 2011, solo se observa un descenso de 2.15%.

El Gobierno ha desplegado  fuerzas de seguridad a las áreas más críticas, y la zona 18  capitalina es una de ellas.
El Gobierno ha desplegado fuerzas de seguridad a las áreas más críticas, y la zona 18 capitalina es una de ellas.

“Hemos logrado bajar en estos primeros cuatro meses un 18 por ciento los homicidios que se cometen en nuestro país. Así que las líneas, los programas, las estrategias que se han implementado han dado buenos resultados hasta el momento, pero tenemos muchos esfuerzos más que hacer”, indicó el mandatario.

El mandatario dio las declaraciones al concluir un seminario sobre energía y minas, en donde se le preguntó sobre varias muertes ocurridas el domingo último.

Según datos de la Policía, de enero a abril de este año murieron mil 906 personas mientras que en el mismo período del 2011 fueron mil 948, lo cual significa una baja de crímenes de de 2.15% en el mismo período señalado por el gobernante.

En abril último se experimentó un aumento de homicidios al contabilizarse 531, mientras que en abril de 2011 fueron 473, según datos policiales.

Al respecto el ministro de Gobernación, Mauricio López Bonilla dijo: “Lo importante es que al hacer la relación con el año pasado, serían unos 400 muertes violentas menos”.

Añadió: “En nuestros mapas de riesgo manejamos cuatro niveles. La capital es considerada de un alto nivel de riesgo, crítico. Cuando tomamos esa consideración es porque en un lugar se han disparado todos los índices criminales y delincuenciales”.

El ministro afirmó que el mapa lo manejan a escala municipal —los más violentos son Mixco, Villa Nueva y el área metropolitana—.

Más violento

Según los mapas de riesgo, otras áreas urbanas violentas están en Escuintla, Chimaltenango y Petén.

“Hubo un aumento en los asesinatos. Hablé directamente con el comisario de Escuintla, donde se dieron varios homicidios, y mañana —hoy— haré una visita a ese departamento”, resaltó Pérez Molina.

Agregó que hablará hoy con los “mandos medios” de la Policía en Escuintla, para conocer los hechos y pedirles “su mejor esfuerzo”.

Lorena Escobar, de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales, considera que el problema es de estadísticas pues la Policía, el Ministerio Público y el Instituto Nacional de Ciencias Forenses manejan datos distintos.

“Habría que ver de dónde sacó el presidente (Pérez) esos datos, pues hay una disminución leve. La tasa de homicidios se mantiene”, resaltó.