Inicia debate oral y público por adopción ilegal de niña

Para este martes está previsto que comience el debate oral y público por el caso de la bebé Arlene Escarleth López López sustraída de su casa en 2006 para darla en adopción.
 

Arlene Escarleth López López fue sustraída de su casa cuando tenía 57 días de nacida (Foto Prensa Libre: Cortesía).
Arlene Escarleth López López fue sustraída de su casa cuando tenía 57 días de nacida (Foto Prensa Libre: Cortesía).

La Fundación Sobrevivientes señaló que por este caso enfrentará debate oral y público Edberto Geovany Granados Villalobos ante el Tribunal de Sentencia Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente de Escuintla, por el delito de trata.
 
Granados Villalobos era oficial primero de la municipalidad de Iztapa, Escuintla, en agosto del 2016, lo cual le permitió realizar una inscripción de nacimiento falsa para facilitar la salida de la menor López López con el nombre de Cindy García.
 
Para ello, Granados hizo que una comadrona de 98 años de edad, bajo engaño, colocara su impresión dactilar del dedo pulgar derecho en una hoja en blanco para falsificar el nacimiento de la menor.
 
Olga Angélica López y López, madre de Arlene Escarleth López López quien fue sustraída de su casa por una desconocida, mantiene la esperanza de que se haga justicia y pueda ver a su hija en algún momento, después de más de años de haberla perdido.
 
El abogado Rodolfo Díaz señaló que este caso es emblemático porque es una de las tres madres que en el 2006 se acercaron a pedir justicia —las otras son Loyda Rodríguez y Raquel Par— a quienes les arrebataron a sus hijos de forma violenta para darlos en adopción.
 
“Esto provocó en el sistema que se empezara a realizar una transformación a pensar de que sufrieron amenazas, intimidaciones las victimas para que no siguieran en los procesos porque se trataba de estructuras de poder”, indicó.

El abogado recordó que la institución hizo la campaña Cunas Vacías para apoya a estar madres, y buscar llamar la atención de las autoridades.
                                   
Norma Cruz, fundadora de esta organización, afirmó que a pesar de los esfuerzos que realizaron para lograr que estas niñas que fueron sustraídas y dadas en adopción a familias en Estados Unidos fueran regresadas a sus familias biológicas, no se logró, debido a la falta de voluntad del Gobierno de Alvaro Colom.
 
Entre 2001 y 2009 se registraron 26 mil 758 adopciones irregulares al extranjero, principalmente a Estados Unidos.
 
Según Cruz, de los 10 mil expedientes que tuvieron la oportunidad de revisar todos tenía alguna irregularidad. Agregó que debido a que nunca se conformó una comisión de la verdad, no se sabe cuántos de todas las adopciones que se efectuaron fueron ilegales.