Jaime Aparicio es señalado en El Salvador por caso de coimas para expresidente Mauricio Funes

Empresario está preso aquí por el caso Construcción y Corrupción.

Publicado el
Imagen divulgada por la fiscalía salvadoreña que implica a Jaime Aparicio en pago de coimas al expresidente de ese país Mauricio Funes.
Imagen divulgada por la fiscalía salvadoreña que implica a Jaime Aparicio en pago de coimas al expresidente de ese país Mauricio Funes.

Jaime Aparicio, empresario procesado en Guatemala por el caso Construcción y Corrupción, figura en una investigación en El Salvador relacionada también con el pago de coimas para obra pública.

El fiscal general salvadoreño Raúl Melara reveló en Twitter que Aparicio, representante legal de la compañía Servicios Calificados de la Construcción, SA (Serdelco) entregó una avioneta al expresidente de ese país Mauricio Funes para ser favorecido con una obra por US$8 millones 487 mil 716.94 en 2013.

Se trata de un modelo Beechcraft King Air 90 TG-ADL “como dádiva” para la obra del puente San Isidro.

https://twitter.com/MelaraRaul/status/1339633922011848704?s=20

Según el MP salvadoreño, Aparicio entregó la avioneta a Funes y a su socio Miguel Menéndez.

El caso está a cargo de la Unidad Especializada contra el Lavado de Activos.

Lea más | MP solicita a la Interpol que active alertas rojas para la captura de extranjeros vinculados a exministro Érick Archila

En Guatemala, el caso ya tuvo repercusión. El Ministerio Público dijo que la Fiscalía Especial contra la Impunidad (Feci) y la Unidad de Asuntos Internacionales están atendiendo una solicitud de asistencia judicial pasiva de la fiscalía salvadoreña para lo cual ya practicó diligencias de investigación relacionadas con Aparicio.

Aparte, el Gobierno guatemalteco sostuvo que respeta la investigación y se pone a disposición de las autoridades salvadoreñas para colaborar si fuera necesario.

Aparicio está procesado por admitir que dio sobornos a Alejandro Sinibaldi, exministro de Comunicaciones, para que esa cartera le saldara una deuda de arrastre. Llegó a tener libertad bajo fianza de Q500 mil, pero fue retornado a prisión por haberse reunido con Armando Escribá, exdiputado implicado en el mismo caso.