Jiménez y Trujillo acuerdan confidencialidad en caso FIFA

La fiscalía de Nueva York, EE. UU, habría suscrito un acuerdo de confidencialidad con Héctor Trujillo y Brayan Jiménez, exdirectivos de la Fedefut, que enfrentan cargos por corrupción.

Héctor Trujillo abandona un juzgado de Brooklyn, Nueva York, luego de conocer que se suspende el proceso. (Foto Prensa Libre: Agencia AFP)
Héctor Trujillo abandona un juzgado de Brooklyn, Nueva York, luego de conocer que se suspende el proceso. (Foto Prensa Libre: Agencia AFP)

Un juez federal de Estados Unidos postergó este jueves su decisión sobre la fecha de inicio del juicio por el caso de corrupción en la FIFA, que la fiscalía planteada para febrero de 2017, a raíz de las “complicaciones”  por la complejidad del expediente.

También este jueves trascendieron los dos acuerdos de confidencialidad, suscritos por la fiscalía con Héctor Trujillo y Brayan Jiménez, en los cuales garantizan que nada de lo que ellos declaren podrá hacerse público.

La audiencia estaba programada para el pasado miércoles y seis de los ochos acusados que se encuentran bajo arresto domiciliario en EE. UU. asistieron a la audiencia: el brasileño José María Marín, el costarricense Eduardo Li, los guatemaltecos Héctor Trujillo y Brayan Jiménez, el venezolano Rafael Esquivel y el griego-británico Costas Takkas, sin embargo la diligencia fue suspendida y este jueves se confirmó que no hay fecha probable para retomarla.

“Por más ansioso que esté en mover el caso hacia juicio, la presentación de pruebas a la defensa y otras complicaciones, incluyendo la reciente llegada de algunos acusados, hace que la selección de una fecha de juicio no sea realista en este momento”, dijo el magistrado Raymond Dearie en una orden dada a conocer en el expediente que se tramita en los tribunales de Brooklyn , Nueva York.

Por ello, el juez indicó que volverá a tratar el tema “después del 30 de junio”  próximo, cuando lo más grueso de las pruebas recolectadas por la fiscalía deberían haber llegado a manos de la defensa.

Dearie respondió así al pedido de la fiscalía, que quiere que el juicio en la megacausa que involucra a numerosos exdirigentes del fútbol latinoamericano comience a fines de febrero de 2017.

La defensa de varios de los ocho acusados que se encuentran bajo arresto domiciliario en Estados Unidos cuestionó en una audiencia el miércoles ese cronograma de la acusación, argumentando por ejemplo la enorme cantidad de material en el expediente.

En total, las causas abiertas en Estados Unidos por el escándalo de corrupción en la FIFA, que estalló en mayo de 2015 y tuvo una segunda oleada de acusaciones en diciembre, incluyen a 40 personas, la mayoría altos dirigentes del fútbol del continente americano, y dos compañías de marketing deportivo.
Quince individuos se han declarado culpables, aceptando cooperar con la fiscalía a cambio de una posible reducción de la pena, y 25 son actualmente juzgados.

La agenda propuesta por la fiscalía se refiere a la causa más grande y que incluye a 30 procesados.