“La falta de apoyo institucional podría desmoralizar a los jueces”: Asociación de Jueces por la Integridad

La Asociación de Jueces y Magistrados por la Integridad reconoce las condiciones adversas en las que deben impartir justicia en Guatemala.

Publicado el
La Asociación de Jueces y Magistrados por la Integridad advierte que no hay garantías para realizar su trabajo.  (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
La Asociación de Jueces y Magistrados por la Integridad advierte que no hay garantías para realizar su trabajo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La renuncia de Érika Aifán del Juzgado de Mayor Riesgo D, en medio de un proceso de antejuicio que se llevaba en su contra, pone de nuevo a la discusión cuánto riesgo hay para los administradores de justicia.

Carlos Ruano, juez y presidente en funciones temporalmente de la Asociación Guatemalteca de Jueces por la Integridad, considera que diversos factores afectan el sistema de justicia en Guatemala, a lo que se suma la falta de apoyo institucional y esto podría desmoralizar a los Jueces y Magistrados en funciones.

De esta cuenta, Ruano reconoce que los jueces independientes son los más vulnerables a los ataques de grupos que se han visto afectados por la aplicación de la ley.

¿Cuál es la situación actual de los jueces y magistrados en Guatemala?

Hay muchos factores que afectan el libre ejercicio de la función judicial en Guatemala, principalmente los sistemas de elección de magistraturas, en un sistema de Comisiones de Postulación bastante cuestionadas. Otro factor es la falta de apoyo institucional, porque la Corte Suprema de Justicia debería tomar todas las acciones para cesar los hostigamientos, señalamientos sin fundamento y garantizar la seguridad al juez.

¿Esto en qué afecta a los jueces y magistrados en su quehacer diario?

Quiere decir que aquel juez que es honesto, independiente, dedicado en su trabajo y que acumula méritos en el ejercicio de la carrera judicial, se le cierra la oportunidad para poder ascender. Porque no es por capacidad, sino que es por favores políticos o incluso por tráfico de influencias.

¿Qué mensaje podrían percibir para los jueces y magistrados?

Si usted hace bien su trabajo, si es independiente, si aplica la ley igual a todos, sea quien sea el que deba rendir cuentas ante la justicia penal, esto va ser la consecuencia, el hostigamiento, amenazas criminalización y lo último es exilio forzado. Es muy grave.

¿Considera que hay protección para jueces y magistrados que les permita resguardar su vida, integridad física y la de sus familiares más cercanos?

Hay una dependencia del Organismo Judicial y facilita guardias de seguridad, pero la seguridad no solo se circunscribe en acompañamiento, también la seguridad de juez está en evitar que denuncias espurias y sin fundamento pasen los filtros y con esto se evitaría que perjudiquen a un juez, porque es como un mecanismo de venganza la promoción de antejuicios ante un fallo que no es favorable para alguna de las partes involucradas. Aquí es donde la Corte Suprema de Justicia debe ser bastante objetiva.

¿Se respeta la independencia judicial en la actualidad?

Algunos factores afectan la labor e independencia de un juez, uno de esos es que no hay mecanismos de protección o de acompañamiento internos, no sentimos un total apoyo, porque no hay política institucional que salga en defensa del juez, hay silencio y no hay apoyo por parte de la Corte Suprema de Justicia y lo que esperaríamos es que salga en defensa.

¿Qué es necesario fortalecer para recobrar la confianza de los jueces y magistrados que les permita ejercer su función?

Fundamentalmente carrera judicial completa desde jueces de paz hasta la magistraturas, es un sistema ausente en Guatemala. Esto garantiza que va a ascender quien acumule méritos en el ejercicio de la profesión, procesos de evaluación del desempeño y esto permite determinar si es apto para ascender o cuenta con idoneidad para el cargo.

¿Se está debilitando el sistema de justicia en Guatemala?

Por supuesto, porque no hay condiciones, ni garantías  para ser independiente en el ejercicio de la función judicial.