Justicia

Mario Baldetti habría dirigido fraude en Amatitlán, dice testigo

Una serie de correos electrónicos evidenciarían el control que tenía Mario Baldetti, hermano de la exvicepresidenta Roxana Baldetti, en la Autoridad para el Manejo Sustentable de la Cuenca y del Lago de Amatitlan (AMSA), pese a que no era un funcionario público.

Por Javier Lainfiesta / Guatemala

Correos electrónicos que señalan a Mario Baldetti, hermano de la exvicepresidenta Roxana Baldetti. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)
Correos electrónicos que señalan a Mario Baldetti, hermano de la exvicepresidenta Roxana Baldetti. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)

Mensajes recuperados de las cuentas de correos de varios trabajadores de AMSA, que fueron analizado por la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI), y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), dan cuenta del poder que dentro de la institución tenía Mario Baldetti.

De acuerdo con las evidencias presentadas por la fiscalía, Sanchinelli, exasesora de la vicepresidencia, enviaba y recibía mensajes de Mario Baldetti para mantenerlo informado sobre el proyecto de limpieza del lago.

Además, el hermano de la entonces vicepresidenta habría sostenido comunicación de manera frecuente con otras personas con acceso a información de primera mano de Amsa, según relató al Tribunal Héctor Antonio Blanco, testigo de la Cicig, quien explicó que Mario Baldetti también envió correos a Sandra García, Lisbeth Alonso y Édgar Estuardo Ríos.

La fiscalía busca probar que Mario Baldetti tenía control sobre el proceso de licitación que terminó beneficiando a la empresa israelí M. Tarcic con una supuesta fórmula para limpiar el Lago de Amatitlán.

Audiencia Caso Agua Mágica. Escuchan al testigo Héctor Antonio Blanco. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)
Audiencia Caso Agua Mágica. Escuchan al testigo Héctor Antonio Blanco. (Foto Prensa Libre: Juan Diego González)

En un correo enviado el lunes 14 de julio de 2014, Sanchinelli le informa a Mario Baldetti que, gracias a la intervención de Roxana Baldetti, el Ministerio de Finanzas incrementó el techo presupuestario para AMSA para atender el proyecto.

El testigo de la Cicig también explicó que el 5 de febrero de 2015, Lisbeth Alonso, le envió un correo electrónico a Sandra García, jefa administrativa de AMSA, donde adjuntaba un documento con las bases de licitación para la aplicación del producto que se vertería en el lago y se lee que lo envía "por instrucciones de Black", apodo que era utilizado para referirse a Juan Carlos Monzón.

De acuerdo con la acusación de la Fiscalía, la exvicepresidenta Roxana Baldetti lideró una estructura criminal, que operaba desde instituciones estatales claves para el tema ambiental y en empresas privadas, con el objetivo de conseguir de forma ilícita la licencia de un proyecto de limpieza y saneamiento del Lago de Amatitlán con el cual se beneficiaría económicamente. 

De esta forma habrían logrado que el 28 de noviembre de 2014, de forma fraudulenta, se adjudicara un contrato de saneamiento y limpieza del Lago de Amatitlán a la empresa M. Tarcic Engineering Limited por Q137.8 millones.

Contenido Relacionado

Consejo de la Carrera Judicial elige siete cargos de control del OJ

Así respondió el diputado Estuardo Galdámez sobre el gasto de Q40 mil de la caja chica del Congreso

Coyotes son cada vez más desalmados para llevar migrantes a Estados Unidos