Ligan a proceso a dos implicados en sobornos en Sala de Apelación

El abogado Samuel Enrique Alvarado López y el particular Eliot Imeri Díaz enfrentarán a la justicia, sindicados por el Ministerio de Público (MP) de tráfico de influencias, por supuestamente haber negociado el cobro de Q16 millones  para obtener  una resolución en la Sala Tercera de Apelaciones del ramo Civil.

Publicado el
Samuel Alvarado —izquierda— y Eliot Imeri examinan el expediente que contiene la investigación en su contra por supuesto tráfico de influencias. (Foto Prensa Libre: Óscar Rivas)
Samuel Alvarado —izquierda— y Eliot Imeri examinan el expediente que contiene la investigación en su contra por supuesto tráfico de influencias. (Foto Prensa Libre: Óscar Rivas)

CIUDAD DE GUATEMALA.- Silvia Morales, jueza novena de Primera Instancia Penal, decidió ayer que Alvarado López e Imeri Díaz deben guardar prisión preventiva mientras la Fiscalía concluye la investigación del caso, debido a que existe la posibilidad de que huyan o interfieran en las pesquisas del MP.

Se trata de Eliot Imeri Díaz y Samuel Enrique Alvarado, ambos negociaban un pago de Q16 millones con el magistrado Erick Estuardo Santiago de León, a cargo de una Sala de Apelaciones.

Según las pesquisas, Imeri y Alvarado trataron de comprar una resolución favorable en la Sala a cargo del magistrado Santiago de León.

También se les dictó prisión preventiva a ambos sindicados, debido a que se determinó que existe peligro de fuga.

Señalamiento

La Fiscalía consigna en su investigación preliminar que Imeri Díaz se valió de su amistad con el magistrado Érick Gustavo Santiago de León, vocal de la Sala Tercera, para reducir una multa millonaria a una empresa, como lo había señalado hace dos días la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala.

Las escuchas telefónicas y varias fotografías evidencian que el magistrado Santiago de León negociaba el cobro de Q16 millones a una empresa para bajarle una multa de Q93 millones a Q3 millones, la cual había sido impuesta por un juzgado.

El órgano investigador cuenta con grabaciones de llamadas telefónicas sostenidas entre el sindicado y el funcionario judicial, que son las principales evidencias,  por lo cual se solicitó la captura de los ahora procesados y retirar la inmunidad al magistrado Santiago de León.

En las grabaciones consta que Imeri Díaz y Santiago de León se comunican con palabras soeces.

Se intentó obtener, por segundo día consecutivo, la versión del magistrado sobre los señalamientos en su contra, pero no contestó a las llamadas   a su teléfono móvil. En su despacho se informó que no llegó, y que otros periodistas pidieron  citas para entrevistarlo.

El pasado 30 de septiembre, Santiago de León fue reelecto  con el apoyo de 123 diputados. La Cicig colabora con la Fiscalía en la investigación del caso, el cual fue dado a conocer hace dos días, en la sede del MP.

El magistrado fue reelecto por cuatro años más para seguir presidiendo una Sala de Apelaciones.

DATO

Q16 millones se exigió a la empresa por una resolución.