Hallan seis cadáveres y túneles en La Arenera, Amatitlán

Seis cadáveres y dos túneles fueron hallados ayer por peritos de la Fiscalía de Delitos contra la Vida, quienes continúan con las excavaciones que comenzaron hace más de un mes en la búsqueda de unas cien personas que podrían estar enterradas en el lugar conocido como La Arenera, en Amatitlán, cuyas muertes se le atribuyen a la banda los Sierra Ovando, integrada por policías, expolicías y civiles, según las pesquisas.

Fiscales efectuaron este jueves excavaciones en La Arenera, en Amatiltán donde localizaron seis cadáveres. (Foto Prensa Libre: Edwin Bercián)<br _mce_bogus="1"/>
Fiscales efectuaron este jueves excavaciones en La Arenera, en Amatiltán donde localizaron seis cadáveres. (Foto Prensa Libre: Edwin Bercián)

Después de varias horas de búsqueda se encontraron los cuerpos humanos que hasta ayer aún no se había establecido si eran de hombres o mujeres. Se logró determinar que entre los restos están los de un menor, cuya edad no se conoce con certeza.

Según investigadores, los cadáveres presentaban señales de tortura, ya que cuando fueron desenterrados aún tenían torniquetes y estaban quemados.

Para encontrar los cuerpos, maquinaria pesada removió la tierra que estaba floja y al continuar con la excavación se descubrieron los túneles.

Las víctimas fueron enterradas con las pertenencias que tenían el día que desaparecieron, indicó un investigador.

El trabajo que efectúan los peritos del Ministerio Público (MP) en La Arenera, aldea Agua de las Minas, Amatitlán, en busca de cadáveres lleva casi un mes.

Investigación

A la banda denominada los Sierra Ovando, integrada por agentes de la Policía Nacional Civil, expolicías y civiles, según la Fiscalía de Delitos contra la Vida, se le atribuye la muerte de al menos cien personas en Guatemala, Escuintla, El Progreso y Baja Verapaz.

Esa agrupación criminal es señalada de limpieza social, robo de droga, dinero y sicariato, además existe desde el 2008 y sigue operando, según las pesquisas del ente investigador.

Hasta el momento han sido capturados 26 integrantes de esa red, incluidos agentes en servicio, expolicías y civiles, por los delitos de asesinato, robo agravado, secuestro, asociación ilícita y uso indebido de insignias. Cuatro cabecillas de la estructura siguen prófugos.

Algunos de los detenidos prestaban servicio en la Comisaría 15, que tiene a su cargo la seguridad de cinco municipios del sur de la capital, entre ellos Amatitlán.

El análisis balístico determinó que las armas incautadas a esa banda fueron usadas en al menos cien crímenes.

Sin embargo, ese número podría aumentar, ya que hay más personas desaparecidas, posibles víctimas de la red, indicaron investigadores, ya que se tienen documentados 75 expedientes.

Según las pesquisas, para cometer los crímenes los exagentes se hacían pasar como activos, pues tenían insignias de la institución.

Fiscales refirieron que algunas víctimas eran presuntos delincuentes. En otras ocasiones eran contratados como sicarios.

Ubicaban a la víctima y le hacían creer que tenía orden de captura. La secuestraban y exigían rescate. También montaban falsos puestos de registro en carreteras.

Primer hallazgo

En marzo pasado empezaron las primeras excavaciones en el lugar conocido como La Arenera, Amatitlán.

El 13 de marzo último, después de cuatro días de excavación en La Arenera, Agua de las Minas, Amatitlán, fiscales del MP y agentes de la PNC hallaron  dos automotores enterrados.

En uno de los vehículos, tipo agrícola, había un cráneo.

Según la investigación, las personas que se desplazaban en esos autos fueron reportadas desaparecidas.

Con maquinaria pesada, las autoridades lograron desenterrar los vehículos.

En el área montañosa de La Arenera, kilómetro 29 de la ruta al Pacífico, siguen las excavaciones sin interrupción en busca de restos
humanos.