María Consuelo Porras: Guatemala tienen una fiscal de respeto, legalidad y trabajo. No esperen otra cosa de mí

La fiscal general María Consuelo Porras negó este jueves que las acciones administrativas contra la Feci debiliten el sistema de investigación.

María Consuelo Porras participó este jueves 15 de octubre en una actividad contra la explotación infantil junto al presidente Alejandro Giammattei. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
María Consuelo Porras participó este jueves 15 de octubre en una actividad contra la explotación infantil junto al presidente Alejandro Giammattei. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

La fiscal general y jefa del Ministerio Público (MP) María Consuelo Porras participó este jueves 15 de octubre en una actividad contra la explotación infantil junto al presidente Alejandro Giammattei, en la que se refirió a señalamientos en su contra por acciones contra la Feci.

Porras se refirió a nueve procesos administrativos a los que se dieron trámite contra Juan Francisco Sandoval, jefe de la Fiscalía Especial contra la Impunidad (Feci) y tres fiscales de esa sección.

Las denuncias proceden de personas que han sido señaladas en investigaciones de la Feci y que, según Juan Francisco Sandoval, se derivan de inconformidades que ocurren en los casos.

La jefa del MP dijo que no considera que las acciones busquen debilitar el trabajo de la Feci, pues anteriormente la constituyó como una fiscalía de sección para fortalecer el sistema de investigación.

“¿Será que debilitarla es implementarle una unidad de apoyo técnico, con investigadores, analistas criminales financieros y con operadores investigativos de más o menos 60 personas?” argumentó la fiscal.

“Como siempre lo he dicho: pueblo de Guatemala, tienen fiscal de respeto, legalidad y trabajo. Esos son mis tres postulados en el Ministerio Público. No esperen otra cosa de mí. Consecuentemente, lo que he hecho siempre es aplicar la ley”, aseguró.

Porras añadió que el hecho de que algún funcionario del MP enfrente un procedimiento disciplinario no es debilitar el sistema de legalidad del país.

“Debilitar el sistema de legalidad sería quedarme callada ante las situaciones que puedan estar ocurriendo. Ningún funcionario es superior a la ley. Todos los funcionarios somos depositarios de la ley, pero no superiores de ella”, aseguró Porras.

La fiscal general añadió que según la Ley Orgánica del Ministerio Público cada puesto tiene decisiones puntuales.

“En el caso de la fiscal general, si advierte cualquier situación que pueda ser constitutivo de un posible delito o falta disciplinaria, la obligación legal es hacerla de conocimiento para que se pueda investigar”, dijo.

Añadió que ese tipo de procesos no lo ha hecho solo ella como fiscal general. “Esto no solo lo he hecho yo. En el 2018, se recibieron 1 mil 492 denuncias disciplinarias contra personal del MP; en el 2019, se recibieron 1 mil 542 y en el 2020 van 464. Esto es transparencia”, finalizó la fiscal general.