MP reporta capturas por caso de adquisición anómala y sobrevalorada de batas esterilizadas en Salud

Según el MP, el monto de las adquisiciones anómalas supera los Q1.3 millones en el caso “Corrupción en Época de Pandemia”.

Sede del Ministerio de Salud. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Sede del Ministerio de Salud. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La Fiscalía Contra la Corrupción del Ministerio Público (MP) con apoyo de la Policía Nacional Civil (PNC) efectúa este jueves 15 de abril ocho diligencias de allanamiento, inspección, registro y secuestro de evidencias.

Esto en seguimiento a una investigación correspondiente a la adquisición anómala y sobrevalorada de batas esterilizadas, por parte del Ministerio de Salud Pública.

El operativo tiene por objeto la captura de personas implicadas, entre las cuales destaca un exviceministro de la referida cartera.

De acuerdo con el ente investigador, el monto de las adquisiciones, supera los Q1.3 millones.

Capturados

La Fiscalía contra la Corrupción informa de las capturas de las siguientes personas.

  • Edwin Romeo Sicán, jefe del Departamento Administrativo del Ministerio de Salud.
  • Brenda Marisol Luch Escobar, jefa de la Subdirección de Enfermería del Hospital Temporal del Parque de La Industria.
  • César Jiovany Guzmán Camas, propietario y representante legal de Importadora y exportadora MCKD.
  • Hernan Villela Javier, representante legal de la entidad mercantil denominada Grupo Roja, S.A.
  • La Fiscalía añadió que aún tiene pendiente ejecutar la orden de aprehensión solicitada en contra de Héctor Giovanni Marroquín Barrios, exviceministro de Salud durante el 2020, quien no ha sido localizado, por lo que se encuentra prófugo.

“Corrupción en Época de Pandemia”

El MP añadió que las diligencias son en seguimiento a la investigación denominada “Corrupción en Época de Pandemia”.

El MP explicó que dentro del contexto de la pandemia del covid-19, se impulsaron diversos procesos de adquisiciones públicas, los cuales aún se encuentran en investigación por parte de la Fiscalía.

El ente investigador inicio investigación de oficio, derivada de posibles irregularidades en la adquisición de batas.

El marco normativo aplicable dentro del contexto del estado de Calamidad decretado por el Gobierno viabilizó la realización de diferentes procesos de adquisiciones anómalas en las diferentes unidades ejecutoras del Ministerio de Salud, habiéndose detectado por parte de la Contraloría General de Cuentas, irregularidades dentro de dos procesos de compra, promovidos por el Hospital de Villa Nueva, así como por parte del personal del Departamento Administrativo de Salud.

20 mil batas

El 30 de marzo del 2021, durante los primeros días de la vigencia del estado de Calamidad, el Departamento Administrativo adquirió 20 mil batas esterilizadas de las mismas especificaciones que días después serian compradas por el Hospital de Villa Nueva.

Habiéndose adjudicado el evento con número de operación en el portal Guatecompras (NOG) 12331309. a favor de la entidad mercantil denominada Grupo Roja, Sociedad Anónima, por un monto total de Q1 millón 300 mil, detectándose que el valor unitario de las batas sería de Q65 por unidad.

No estaban esterilizadas

En ese monto se evidenció la posible sobrevaloración de precios; además, de haberse corroborado a través de pruebas científicas y de laboratorio la no esterilización del producto entregado, con lo cual se habría alterado sustancialmente lo requerido por parte de la cartera de Salud, como parte del engaño utilizado por la empresa contratada para defraudar al Estado.

Según la investigación, el 13 de abril de 2020 personal del Hospital de Villa Nueva procedió a la adquisición de 2 mil 700 batas de polipropileno esterilizado con bandas elásticas en las muñecas, a un precio unitario de Q32.50, totalizando un monto de Q87 mil 750.

Añade que Grupo Roja no se encontraba inscrito dentro de las especialidades para suministrar insumos médicos, siendo que conforme a su giro comercial y la constancia de inscripción emitida por el Registro General de Adquisiciones del Estado (RGAE), únicamente poseía la habilitación para la realización de construcciones e instalaciones eléctricas extremos que no fueron considerados por parte de las autoridades responsables de la adquisición.

En lo que respecta a la adquisición de las batas esterilizadas efectuada por las autoridades del Hospital de Villa Nueva, a la entidad denominada Importadora y Exportadora MCKD, por la cantidad de Q87 mil 750, a través del informe de análisis de la Unidad de Medicamentos del Laboratorio Nacional de Salud  pudo determinarse que el producto suministrado tampoco llenaba los requisitos de esterilidad requeridos dentro de la compra.

El MP señala que el conjunto de actos desarrollados por los funcionarios y empleados públicos implicados, encuadran provisionalmente en el delito de abuso de autoridad.

Mientras que las conductas atribuibles a los representantes legales de las entidades mercantiles implicadas, se han tipificado como actos propios del delito de estafa en la entrega de bienes.

Razones por las cuales, observándose las ilegalidades y engaño para defraudar al Estado aprovechándose de la emergencia sanitaria por la cual se atravesaba desde la segunda quincena de marzo 2020.