Pedro Muadi guardará prisión provisional en Mariscal Zavala

Por orden judicial el expresidente del Congreso, Pedro Muadi Menéndez quedó preso provisionalmente en la cárcel Mariscal Zavala. La audiencia de primera declaración será el cuatro de noviembre próximo.

El Ministerio Público imputa a Pedro Muadi los delitos de peculado por sustracción y asociación ilícita. (Foto Prensa Libre: Pablo Raquec)
El Ministerio Público imputa a Pedro Muadi los delitos de peculado por sustracción y asociación ilícita. (Foto Prensa Libre: Pablo Raquec)

La Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI) del MP y la Comisión Internacional contra la Impunidad (Cicig) sindican a Muadi de la sustracción de fondos del Legislativo, el monto alcanzaría los Q630 mil.
 
El expresidente del Congreso (2013- 2014) dijo que está arrepentido de participar en política. “Me involucré en la política por tratar de hacer algo por Guatemala, la decisión fue equivocada, lo reconozco, al final yo lo decidí, las consecuencias las estoy viviendo”, mencionó.
 
Muadi explicó que envió al juez un memorial para someterse a proceso, por esa razón se presentó ante la justicia.  “Soy el primer interesado en que el proceso de justicia comience y funcione”, dijo el exdiputado.
 
El ahora detenido no habló sobre los cargos que el MP y la Cicig le imputan. “Estoy con la frente en alto, con la conciencia tranquila, seguiremos con el proceso. Tengo confianza en la justicia”, declaró antes de ser trasladado a la prisión Mariscal Zavala, ubicado en la zona 17 capitalina.

Pesquisa

La investigación que las autoridades efectuaron, reveló que para 2013 Muadi Menéndez, como presidente del  Congreso, tenía asignado un grupo de 15 guardias para su seguridad personal. Estos eran colaboradores de la empresa privada de seguridad Grupo SIS, quienes devengaban un salario de Q5 mil pagado por la compañía.

Para desviar fondos del  organismo, Muadi habría ofrecido a su grupo de seguridad un pago extra a su salario de Q2 mil, los cuales pagarían con fondos del legislativo. Para eso, cada uno firmaría un contrato por un sueldo de Q8 mil con el Congreso.

Una vez que los guardias aceptaron las condiciones del ofrecimiento, Claudia María Bolaños Morales, secretaria de la empresa Productos, Servicios y Equipos, S. A., abrió cuentas a nombre de cada uno de los custodios. La compañía es propiedad del exdiputado. 

Una vez depositado el salario con el dinero del Congreso, Bolaños Morales pagó mensualmente Q2 mil en efectivo a cada uno de los guardias y lo restante lo depositó a la cuenta de la empresa del excongresista. 

Estos ilícitos se produjeron durante el período de junio de 2013 a enero de 2014, y con documentos contables las autoridades establecieron que los fondos fueron sustraídos del Congreso de la República.


Ligados

El juez Undécimo de Primera Instancia Penal, José Eduardo Cojulum, ligó a proceso a cuatro personas por su participación en la red de plazas fantasma del Congreso. Dos de ellas fueron enviadas a prisión preventiva y a las otras dos les otorgaron medidas sustitutivas. Con los cuatro sindicados, suman 32 personas ligadas a proceso por este caso.

En la audiencia de primera declaración, el juez halló suficientes elementos de investigación y resolvió ligarlos por los siguientes delitos:

  • Ana Gabriela del Carmen Saravia Morales: peculado. Enviada a prisión preventiva. Ella trabajó en la empresa Productos Servicios y Equipos, S.A.
  • Claudia María Bolaños Morales (en prisión) utilizaba su cuenta para depositar su salario de Q20 mil que devengaba del Congreso con el cargo de secretaria ejecutiva I, pero no acudía a trabajar. Ella giraba y depositaba los cheques de su salario a favor de una cuenta de la empresa del legislador y de otras personas.
  • Axel Estuardo Pérez Pérez: lavado de dinero. Enviado a prisión preventiva. Trabajó en la empresa Productos Servicios y Equipos, S.A, propiedad del diputado Muadi. Se estableció que cobró varios cheques de personas que tenían plazas fantasma.
  • Wilfredo Amadilio Pérez Morales: peculado por sustracción. Medidas sustitutivas: arresto domiciliario, fianza de Q3 mil y prohibición de salir del país, entre otras. En el Congreso tenía un contrato como asistente administrativo con un salario de 20 mil, pero no llegaba a trabajar.
  • Silvia Janeth Valdez Prado: peculado por sustracción. Medidas sustitutivas: arresto domiciliario, fianza de Q4 mil y prohibición de salir del país, entre otras. En el Congreso tenía un contrato como secretaria con un salario de Q7 mil, pero no llegaba a trabajar.