Ropa, joyas y otras excentricidades de Baldetti

El Ministerio Público imputó los delitos a Roxana Baldetti y reveló algunos de los caprichosos gustos de la exvicemandataria.

Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti se saludan previo a escuchar la imputación en su contra, en la Sala de Audiencias de la CSJ. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)
Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti se saludan previo a escuchar la imputación en su contra, en la Sala de Audiencias de la CSJ. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)

La fiscalía expuso ante el juez de Mayor Riesgo B, Miguel Ángel Gálvez, cómo se lavó el dinero de la estructura, y en qué se habría gastado parte de las ganancias ilícitas la cúpula del Partido Patriota.

Según el MP, Baldetti recibió al menos Q6.2 millones en coimas por contratos de obra pública adjudicados, fortuna que gastó a manos llenas en lujos y excentricidades.

Para la fiscalía, el dinero recibido por la adjudicación de contratos entraba y salía desde el propio callejón Manchen, en la Casa Presidencial; el dinero era guardado en los baños de ese inmueble.

Baldetti es sindicada de cohecho activo y pasivo, lavado de dinero, asociación ilícita y enriquecimiento ilícito.

Lea también: Los lujos de Pérez Molina y Baldetti pagados con sobornos

Vida de lujo

Entre los gastos de Baldetti resalta un asta y bandera de Guatemala que donó a la iglesia Casa de Dios, la que según consta en una cotización en poder de la fiscalía, habría costado alrededor de US$56 mil, unos Q430 mil.

Los gustos caros y exclusivos de la mujer más poderosa del Partido Patriota no eran solo donaciones a iglesias, se extendía a caprichos personales; ropa y calzado de diseñador entre ellos.

Alexander McQueen, Chanel, Louis Vouitton, son solo algunas de las marcas preferidas de Baldetti cuando estuvo en el poder; así como las exclusivas tiendas Nordstrom, Saks y Burberry.

Diseñadores que cotizan una bolsa de mano hasta en US$2 mil dólares, unos Q15 mil.

Chanel, Louis Vuitton y Alexander McQueen, algunas de los diseñadores favoritos de Baldetti, según el Ministerio Público. (Foto Prensa Libre: Amazon)

La fiscalía también asegura que Baldetti aprovechó su puesto político a beneficio familiar, y el dibujante del Palacio Nacional de la Cultura estuvo a disposición de sus hijos, a quienes les hacía las tareas.

La vanidad también encontró eco en Baldetti, según la imputación del MP, quien sostiene que la exfuncionaria gastó US$27 mil en una lipoescultura.