Sentencian a dos hombres por la violación y muerte de niña que desapareció en una feria patronal

Fiscalía contra el Delito de Femicidio determina que los sujetos le quitaron un rebozo a la menor para que los siguiera lejos de la multitud, en Joyabaj, Quiché.


Los Bomberos Voluntarios localizaron el cuerpo sin vida de Rosa Larios. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Los Bomberos Voluntarios localizaron el cuerpo sin vida de Rosa Larios. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Julián Lares Quino y Pedro Velásquez Xaper fueron sentenciados a 63 años con cuatro meses de prisión por la violación y muerte de una niña de 10 años en Joyabaj, Quiché.

Ambos hombres fueron sentenciados a 50 años por el delito de femicidio -pena máxima-, y 13 años con cuatro meses por el delito de violación agravada, según la Fiscalía.

“Para la Fiscalía fue fundamental presentar peritajes genéticos, testimonios en anticipo de prueba, prueba material, documental y científica, las cuales fueron validadas por el Tribunal de Sentencia de Femicidio y otras Formas de Violencia contra la Mujer de Quiché”, señaló el MP.

De acuerdo con la investigación de la Fiscalía, Lares Quino y Velásquez Xaper, le quitaron un rebozo a la niña cuando se encontraba en la fiesta patronal del paraje Las Cruces, aldea La Estanzuela, Joyabaj, Quiché, el 23 de junio de 2019, por lo que la pequeña en busca de recuperar su prenda los siguió hasta llegar atrás de la iglesia local, de donde desapareció.

Uno de los testigos del caso señaló que ambos sujetos fueron vistos en un terreno baldío, sin ropa y con la niña tirada en el suelo semidesnuda. El 27 de junio fue localizado el cuerpo de la menor en un costal que fue lanzado en un barranco.

“La Fiscalía estableció la desigualdad de poderes entre los dos hombres y la víctima y que se encontraban en relaciones de convivencia social en el ámbito público, acciones que encuadran en el delito de femicidio”, detalla el MP.

El día de los hechos

Los pobladores de dicho paraje mostraron consternación por el hallazgo del cuerpo desmembrado de Rosa Larios Saquic Lares, de 10 años, que estaba desaparecida desde el pasado 23 de junio -del 2019-.

El cuerpo de Rosa Larios fue localizado a cien metros del río Arrequim, en un costal, luego de que pobladores encontraran a la orilla del afluente una pierna humana, que estaba en las cercanías del cadáver de la víctima.

El cuerpo fue identificado por su madre Tomasa Saquic Suy, quien manifestó, según el parte policial, que vivía desde hace tres meses con su tía Lucia Saquic Macario que reside en ese paraje.

La progenitora explicó a las fuerzas de seguridad que el 22 de junio Rosa Larios y su hermana Sandra, de 14, fueron a una fiesta.

En la celebración se les acercaron cuatro hombres a quienes solo conocen de vista, pero con posterioridad fueron identificados como: Rogelio Xiquin Lares, Julian Lares Quino, Sebastián Lares Saquic Y Pedro Velásquez Xaper.

Según la versión de la madre, los cuatro hombres invitaron a bailar tanto a Rosa como a Sandra, pero ellas se negaron, los individuos les dijeron que si no iban a bailar con ellos se las iban a llevar, luego le quitaron un rebozo a Sandra y después Rosa desapareció.