Sistema Penitenciario le apuesta a refuerzo de unidad canina para detectar ingreso de ilícitos en prisiones del país

El uso de perros entrenados (K-9) es una de las nuevas estrategias en el refuerzo de protocolos de seguridad dentro de las cárceles.

Las unidades K-9 son elementales para detectar objetos ilícitos en las prisiones. (Foto: Hemeroteca PL)
Las unidades K-9 son elementales para detectar objetos ilícitos en las prisiones. (Foto: Hemeroteca PL)

El reforzamiento de detección de objetos ilícitos por medio de unidades caninas K-9 en los ingresos de las cárceles del país es una de las nuevas estrategias del Sistema Penitenciario (SP) para tomar el control en esos recintos.

Carlos Morales, director del SP, explicó a Prensa Libre y Guatevisión que “hay un refuerzo, con apoyo internacional, de las unidades K-9 en la búsqueda de ilícitos en todos los centros de privación de libertad”.

Morales explicó que el plan responde a una serie de refuerzos en los protocolos de seguridad para retomar en control de las prisiones. 

Para el entrenamiento de estas unidades caninas se cuenta con apoyo de otros países, como Estados Unidos, y se han recibido, también a escala internacional, algunas donaciones de estos ejemplares. 

El director explicó que las unidades K-9 con las que cuentan actualmente han sido fundamentales para las requisas y detección de objetos ilícitos en las prisiones del país, por lo que se pidió apoyo internacional y ya está en proceso la ampliación de ese sector. 

“Les estamos haciendo su espacio físico (a las unidades caninas) para tenerlos más a la mano, sobre todo en este tiempo de coronavirus que no podemos descuidarnos”, explicó Morales.

En los últimos días se ha vivido un clima tenso dentro de varias prisiones por el traslado de pandilleros y por la toma de varios guardias de seguridad como rehenes por parte de los reos.