Empresas lograron favores de red vinculada a altos funcionarios

El Ministerio Público (MP) confirmó la captura de Gustavo Martínez, yerno del presidente Otto Pérez Molina y quien fungió como secretario general de la Presidencia.

Gustavo Martínez, ex secretario General de la Presidencia y yerno del presidente Otto Pérez Molina, en su apartamento al momento de ser detenido. (Foto Prensa Libre: Cortesía PNC)
Gustavo Martínez, ex secretario General de la Presidencia y yerno del presidente Otto Pérez Molina, en su apartamento al momento de ser detenido. (Foto Prensa Libre: Cortesía PNC)


Los delitos que se le tipifican a Martínez son de asociación ilícita y tráfico de influencias y fue detenido en la 16 calle 15-14, edificio Real La Villa, zona 10.

Según investigadores se presume que el ex funcionario integraba una red que intercambiaba favores entre el Ministerio de Energía y Minas a través de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) y  donde se pudo haber beneficiado con un contrato de US$120 mil, pagados por la empresa Jaguar Energy a través de un contrato ficticio con una tercera persona.

La estructura también estaba integrada por el exministro de Energía y Minas, Edwin Ramón Rodas, Lidia Lucrecia Roca Morales y Filadelfo Reye y César Medina Farfán, este último vinculado con el gobierno de Alfonso Portillo como supuesto testaferro y responsable de desviar dinero desde el Ministerio de la Defensa hacia cuentas en Panamá entre 2000 y 2004 y se vincula en uno de los negocios el conocimiento y beneplácito de Carlos Muñoz, entonces Superintendente de Admnistración Tributaria en ese entonces.

El jefe de Cicig Iván Velásquez, indicó y confirmó tener la documentación necesaria que señala a Martínez de acomodar  la agenda de Pérez Molina para que se concretaran las reuniones entre el Presidente y las empresas que necesitaban resolver algún problema.

Momento de la captura del exsecretario general de la Presidencia. (Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano)

Velásquez señaló que Martínez aprovechó su cercanía con el Presidente para favorecer a empresas que se acercaron a él por intermediación de César Medina Farfán.

El pasado 2 de junio, Martínez renunció al cargo con el propósito de no “desgastar” al Gobierno de Pérez Molina. Este es otro golpe para el mandatario pues el 20 de mayo último fue capturado Juan de Dios Rodríguez, ex secretario privado del gobernante y presidente de la Junta Directiva del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (Igss).

Momento de la captura del exsecretario general de la Presidencia. (Foto Prensa Libre: Edwin Bercián)

Intercambio de favores

En conferencia de prensa conjunta entre el MP y la Cicig, se informó que Medina Farfán era un gestor que se valía de sus influencias de funcionarios del más alto nivel, para intercambiar favores entre funcionarios públicos y empresas privadas.

Así habría beneficiado también a la empresa Z Gas, con el cambio de una poliza de resguardo de producto, la que se habría alterado de US$5 millones a Q5 millones, que finalmente fue lo que se pagó.

El jefe de la Cicig, Iván Velásquez descartó que en la investigación exista algún vínculo con el presidente Otto Pérez Molina, que suponga que él estaba enterado de las negociaciones de Martínez, Farfán y las empresas privadas señaladas.

Según la Fiscal General, trabajadores de Jaguar Energy y Z Gas tienen orden de captura pendiente de ejecutar.

Presidente no renunciará

El presidente Otto Pérez Molina descartó su renuncia este jueves, pese a conocerse la detención de su ex secretario privado y esposo de su hija Gustavo Martínez.

“Algunos me preguntan si voy a renunciar, yo les digo, lo más fácil para mí hubiera sido renunciar desde el principio pero estoy cumpliendo un mandato constitucional que fue otorgado por el pueblo y lo voy a respetar. No voy a renunciar, voy a seguir en la lucha, aunque me quiten la inmunidad…” dijo Pérez Molina durante una reunión en Izabal con el Consejero del Departamento de Estado de los Estados Unidos, Thomas Shannon.