Migración: EE. UU. dice que Guatemala acordó enviar policías y soldados a frontera con Honduras

Ministerios de Guatemala aún no se pronuncian sobre el acuerdo que anunció la Casa Blanca.

Jen Psaki, portavoz de la Casa Blanca. (Foto: AFP)
Jen Psaki, portavoz de la Casa Blanca. (Foto: AFP)

El gobierno de Estados Unidos anunció este 12 de abril que Guatemala, México y Honduras acordaron aumentar el patrullaje en zonas limítrofes ante la migración irregular y el tráfico humano.

Jen Psaki, portavoz de la Casa Blanca, precisó que, en el contexto de ese acuerdo, México enviará 10 mil agentes a su frontera con Guatemala, mientras que nuestro país hará lo propio con 1 mil 500 policías y soldados en la frontera con Honduras y en 12 puestos de registro a lo largo de la ruta migratoria hacia México. Por último, Honduras movilizará siete mil policías y militares para dispersar los contingentes de migrantes.

Agregó que esos compromisos son resultado de la reciente visita del enviado de la Casa Blanca, Ricardo Zúñiga, hacia Guatemala, El Salvador y Honduras, pero comentó que discusiones de este tipo transcurren en varios niveles del gobierno estadounidense, así como el de los países centroamericanos.

La portavoz no comentó respecto a cómo se implementará ese acuerdo sino que deben ser los países los que deben hablar sobre cómo lo harán. “Creo que el objetivo es hacer más difícil el viaje y hacer más difícil cruzas las fronteras”, declaró.

Guatemala sin respuesta
Rubén Tellez, portavoz del Ejército, dijo no contar con información sobre el acuerdo que anunció la Casa Blanca.

Los ministerios de Relaciones Exteriores y Gobernación ofrecieron buscar información sobre el acuerdo, pero al momento de la publicación de esta nota no comunicaron nada.

Patricia Letona, secretaria de comunicación, no respondió su celular ni mensajes en WhatsApp.

Contra traficantes

Además, Tyler Moran, asistente especial sobre inmigración en el Consejo de Política Nacional de la Casa Blanca, , dijo a la cadena MSNBC: “Hemos alcanzado acuerdos para que pongan más tropas en su propia frontera. México, Honduras y Guatemala han acordado hacer esto”, afirmó la asesora del presidente Joe Biden.

Esto evitará que los traficantes de personas y los cárteles de la droga se aprovechen de la situación y también protegerá a los menores que viajan solos, agregó Moran.

Lea más | Estados Unidos considera transferencias de efectivo a Guatemala y otros países de Centroamérica para frenar migración

También señaló que el gobierno de Biden trabaja con México “para garantizar que tengan los sistemas de refugio para atender a las familias y los niños”.

Más de 172 mil inmigrantes indocumentados fueron detenidos en marzo en la frontera de Estados Unidos con México, un alza de 71% en un mes y el nivel más alto en 15 años.

A su vez, el número de menores no acompañados registró un aumento del 100% en un mes, a casi 19 mil, según las últimas cifras oficiales.

Lea también: “Tengo miedo”: el impactante video del niño que encontraron solo en la frontera entre México y EE.UU.

Moran admitió la creciente migración irregular hacia la frontera sur, pero puntualizó que el 60% de las personas son rechazadas en cumplimiento de las medidas de salud pública para evitar la propagación de la pandemia de covid-19.

Apuntó que los menores, que suman cerca del 10% del total de los detenidos, son admitidos y el gobierno busca reunirlos con sus familiares en Estados Unidos.

“Estamos tratando de trasladarlos de la manera más rápida y segura posible de los puestos de la patrulla fronteriza a instalaciones de servicios humanos y de salud y luego al cuidado de un familiar” que se encuentre en Estados Unidos, dijo.

Entre las razones que impulsan la migración irregular, Moran señaló la violencia en la región desde hace “bastante tiempo”, e impactos ambientales y económicos, como los huracanes Eta e Iota en noviembre, que devastaron en particular a Honduras, y una sequía importante en Guatemala.

Además: Kamala Harris y Alejandro Giammattei revisan agenda sobre migración, desarrollo y lucha contra la corrupción y las drogas

“Este es un problema realmente complejo y existe desde hace mucho tiempo. Y por eso no vamos a arreglar las cosas de la noche a la mañana. Pero el presidente se está tomando esto muy, muy en serio”, afirmó.