Migrantes

Indigna caso de niño migrante de 1 año que tuvo que presentarse solo ante un juez de EE. UU. 

La audiencia del niño hondureño se enmarca dentro del plan Tolerancia Cero, en momentos en que un juez le otorgó más tiempo al gobierno de Trump para reunir a familias indocumentadas.  

Por William Oliva / Guatemala

Activistas protestan contra la separación de familias en las fronteras, en Washington. (Foto Prensa Libre: AFP)
Activistas protestan contra la separación de familias en las fronteras, en Washington. (Foto Prensa Libre: AFP)

“Me avergüenza hacer la pregunta, porque desconozco a quién se la explicarían, a menos que crean que un niño de 1 año puede aprender la ley de inmigración”, expresó el juez a la defensa del niño, según Univisión Noticias, citando a la agencia AP. 

El caso ha impactado a escala mundial y ha causado indignación. "Muchos consideran que esta acción se ha convertido en una suerte de vergüenza internacional para el gobierno de EE. UU., que no ha medido los límites de aplicar tales políticas migratorias", dice el diario en su sitio web. 

Johan, de 1 año, tuvo que esperar una hora al juez el viernes en una corte de Phoenix, Arizona, para recibir audiencia. 

"Son imágenes duras de procesar: niños que apenas están aprendiendo a hablar presentándose solos frente a un juez por su caso migratorio. Separados de sus padres, muchos de ellos deportados mientras los menores quedaron en EE. UU. en centros para niños inmigrantes, la escena de estos pequeños enfrentando jueces se replica una y otra vez", consigna Univisión Noticias. 

De acuerdo con el abogado que representa al niño, este llegó desde Honduras y fue capturado junto con su padre en la frontera y luego fueron separados. 

Él quedó a cargo del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos en Arizona, y su padre fue deportado de inmediato a Honduras con el engaño de que volvería junto con su hijo. La madre también se encuentra en el vecino país. 

Lea también: Rescatan a 53 migrantes centroamericanos en el sureste de México

"En pañales y bebiendo leche"

El medio resalta que Johan llegó a la audiencia "en pañales y bebiendo leche", y "ocasionalmente pedía agua". Se portó muy bien durante la audiencia y hubo un momento en que se quitó los zapatos. 

También lloró muy fuerte unos momentos porque quedó a cargo de otra persona que no era la empleada que lo llevaba, según AP. 

Este es sólo uno de los miles de casos en que los menores deben presentarse a audiencia, según las leyes migratorias de EE. UU. para someterse a un proceso de deportación. 

Kids in Need of Defense, un grupo promigrantes citado por Univisión, asegura que al 90 por ciento de los niños migrantes que se presentan solos a audiencia no se les asigna un abogado y son deportados, dentro del Plan Tolerancia Cero, ordenado por el presidente Donald Trump. 

Momento incómodo

La agencia cuenta que el momento fue bastante incómodo para el juez, "quien apenas pudo contener su malestar con la situación cuando debió preguntar en la audiencia a los inmigrantes si entendían el proceso".

Al fin de cuentas, Johan recibió la orden de ser deportado y volverá en avión a Honduras. 

Además: Juez de EE. UU. extiende plazo para reunir a menores de 5 años con sus padres

"Más de dos mil 300 niños fueron separados de sus familias a lo largo de varias semanas y alojados en centros administrados por el Departamento de Salud, como parte de una política de tolerancia cero impuesta por el presidente Donald Trump, que obligaba a procesar en la justicia a cualquier persona que cruzara la frontera ilegalmente", dice la agencia AFP. 

Un juez extendió el plazo en el que el Gobierno se había comprometido a reunir a los niños y que vencía este martes.

Contenido relacionado

> ¿Quién es y qué hace en el país Kirstjen Nielsen, el rostro de la política de tolerancia cero?

> Gobierno de Trump cede a presión y entrega lista de migrantes menores de 5 años separados