La lucha de una soñadora guatemalteca para que su padre no sea deportado

Belsy García Manrique está cerca de cumplir su sueño de graduarse de médica en la Universidad de Loyola, Chicago; pero ahora su principal lucha es evitar la deportación de su padre. 

La familia del guatemalteco Félix García busca que autoridades de migración de EE. UU. le permitan continuar con su vida en ese país. (Foto Prensa Libre: Facebook Belsy García)
La familia del guatemalteco Félix García busca que autoridades de migración de EE. UU. le permitan continuar con su vida en ese país. (Foto Prensa Libre: Facebook Belsy García)

El guatemalteco Félix García migró a Estados Unidos junto a su familia en 1995, para buscar mejores oportunidades de vida.

García aprendió a hablar inglés, obtuvo un título de bachillerato y un diploma de contabilidad, con el objetivo de brindarle a sus tres hijas un mejor futuro.

Durante varios años, Felix construyó ese sueño de superación que anhelaba, hasta que en el 2009 el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) requirió información de los empleados de la empresa donde laboraba.

Las autoridades no consideraron deportar a García en esa ocasión, con la condición de que debía registrarse constantemente ante la ICE, como parte de las políticas migratorias del Gobierno de Barack Obama.

Sin embargo, las condiciones bajo las que García permanecía en ese país cambiaron con el Gobierno actual y la situación que el guatemalteco enfrenta son críticas, pues podría ser deportado en cualquier momento; mientras, permanece en el Centro de Detención Stewart, Georgia.

Aunque la permanencia de las hijas de García no está amenazada actualmente, pues fueron beneficiadas por el prgrama DACA,, la deportación del guatemalteco sí les causaría serias dificultades, pues las tres dependen de sus cuidados y manutención.

Belsy y sus hermanas buscan reunir firmas para solicitarle al director de la Oficina de Campo de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos en Atlanta, Georgia, que tome en cuenta el historial de su padre y no sea deportado, pues nunca ha sido involucrado en alguna actividad criminal.

Política migratoria

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, busca penalizar a inmigrantes que se acojan a cualquier tipo de beneficio público, incluidas deducciones fiscales, con la denegación del permiso de residencia, según informó hoy “The Washington Post”.

De esta forma, el mandatario republicano, que ha hecho de sus políticas contrarias a la inmigración uno de los pilares de su Gobierno, pretende reducir el número de extranjeros que viven en Estados Unidos.

El “Post” accedió a un borrador del Departamento de Seguridad Nacional en el que se extienden las penalizaciones que ya tienen los inmigrantes que reciben algún tipo de beneficio público o ayuda social.

En el texto se amplía la definición de las mismas, hasta llegar a incluir beneficios fiscales y subsidios para el seguro médico, entre otras cosas.

De llegar a salir adelante, la medida no afectaría a los inmigrantes indocumentados, sino a quienes se encuentran legalmente en el país y pretenden obtener un visado migratorio o un permiso de residencia permanente cuando, por ejemplo, va a expirar su visado de trabajo.

El rotativo apunta que entre los afectados estarían los jóvenes inmigrantes beneficiarios de DACA, el programa con el que Barack Obama protegió de la deportación con permisos de residencia y trabajo temporales a decenas de miles de indocumentados que llegaron de niños al país acompañando a sus padres.

Contenido relacionado

>Guatemalteco se libra de ser deportado por error y pasa casi 10 meses en una prisión de EE. UU.

>El drama de dos guatemaltecos que huyen de la deportación en Estados Unidos

>Noel López, el guatemalteco que espera un milagro para no ser deportado de EE.UU.