Guatemalteca que trabajó en la casa de Donald Trump enfrenta proceso de deportación

La guatemalteca Victorina Morales trabajó durante varios años en labores de mantenimiento en propiedades de Donald Trump y ahora podría ser deportada.

Victorina Morales es una guatemalteca que enfrenta un proceso de deportación luego de haber trabajado durante cinco años para Donald Trump, cuando el empresario no había llegado a la presidencia de Estados Unidos.

La guatemalteca fue entrevistada por Univisión, donde reveló algunos de los detalles que ahora comprometen al mandatario Trump y a sus organizaciones, por la forma como contrataron a un número indeterminado de migrantes.

Morales relató que llegó ilegalmente a Estados Unidos y trabajó en un hotel, pero luego fue contratada por personal de Donald Trump para llevar a cabo labores de mantenimiento en algunas de sus propiedades.

La mujer guatemalteca asegura que cuando consiguió ese empleo le fueron brindados documentos falsos y trabajó sin preocupaciones durante un tiempo, pero con la llegada de Trump a la presidencia las condiciones cambiaron.

“Entré sin papeles a EE. UU. Ahí donde yo estaba trabajando, donde Donald Trump, conseguí los papeles. El supervisor me dijo que tenía que utilizar papeles para trabajar ahí, pero que no había problema”, aseguró Morales.

“Uno viene a este país a luchar y se arriesga, pasando todo lo que pasa uno en el camino. Pero uno viene con la cara en alto, a luchar por los hijos. En Guatemala hay mucha violencia y uno decide venir aquí a salir adelante”, añadió.

El caso de la guatemalteca fue uno de los dados a conocer recientemente, pues según detalla Univisión, La Organización Trump, en enero del 2019, despidió a alrededor de una docena de empleados sin estatus migratorio, lo cual dejó en evidencia la forma anómala como empleaban a trabajadores para sus clubes.

El futuro de Morales depende de lo que un juez migratorio determine el próximo 26 de agosto.

Telemundo también dio cobertura al caso de la guatemalteca