Migración: Tribunal bloquea programa Permanecer en México

Jueces también resuelven contra la disposición del Gobierno de no permitir que personas que ingresaron sin papeles a Estados Unidos puedan pedir asilo.

Jueces bloquearon el programa ante el peligro que corren los migrantes. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Jueces bloquearon el programa ante el peligro que corren los migrantes. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La justicia estadounidense ordenó este 28 de febrero al gobierno federal deje de enviar migrantes solicitantes de asilo a México, uno de los ejes de la política migratoria de Donald Trump.

El fallo fue dictado por la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de California contra el programa Protocolos de Protección al Migrante (MPP), conocido como Permanecer en México, informó CBSNews.com.

Durante 2019, el gobierno gestionó que 60 mil personas esperen en México el trámite de su solicitud de asilo y evitar crisis en la frontera sur.

“El tribunal rechazó la afirmación de la administración Trump de que podría encallar a los solicitantes de asilo en México y someterlos a un grave peligro”, dijo a CBS News Judy Rabinovitz, abogada de la Unión de Libertades Civiles de los Estados Unidos (ACLU) que encabeza el desafío legal contra la política “Permanecer en México”.

En efecto, dos de tres jueces de ese tribunal valoraron que los migrantes que son remitidos al norte de México corren riesgos e incluso la muerte, a la espera de una resolución de sus casos.

El programa “ha tenido graves consecuencias adversas para los demandantes”, dijo el juez William Fletcher, al explicar que los solicitantes de asilo enfrentan “discriminación selectiva, violencia física, agresión sexual”, así como corrupción por parte de las fuerzas del orden, falta de alimentos y refugio, y obstáculos en los propios procedimientos para viajar a Estados unidos.

En el marco de Permanecer en México, migrantes, incluidos guatemaltecos, permanecen varados en ciudades con presencia del crimen organizado, como Ciudad Juárez y Matamoros, a las cuales el gobierno federal advierte estadounidense a sus ciudadanos que no viajen debido a la violencia imperante.

Un portavoz del Departamento de Justicia deploró la decisión, que tiene alcance nacional, asegurando que el gobierno de Trump estaba ejerciendo “fielmente” las prerrogativas concedidas hace más de 20 años por el Parlamento y que fueron “ratificadas por el Presidente (Bill) Clinton” en ese momento.

“Importante revés”

En otro fallo, el mismo panel de jueces de la corte de apelaciones rechazó otra política del gobierno Trump que impedía que cualquiera persona que hubiera entrado a Estados Unidos de forma ilegal solicitara asilo.

“Las dos decisiones representan un importante revés para los esfuerzos de la administración Trump para restringir las solicitudes de asilo”, dijo Stephen Yale-Loehr, profesor de derecho migratorio de la Universidad Cornell en Nueva York.

Trump, que aspira a la reelección, ha hecho del combate contra la inmigración ilegal una prioridad de su gobierno, dando más poder a las agencias migratorias y forzando a países como México, Honduras, Guatemala y El Salvador, a firmar acuerdos para reducir el flujo, que en 2019 llegó a un máximo de 144 mil detenciones.

La cifra se situó en menos de 37 mil el mes pasado, frente a los más de 58 mil del año anterior.

Yale-Loehr estima que el gobierno apelará rápidamente a la Corte Suprema, pero “mientras tanto los solicitantes de asilo pueden volver a quedarse en Estados Unidos mientras sus casos son escuchados”.