Sectores promigrantes ven positivo cierre o reforma total de Conamigua

Institución que tendría que ser soporte para los migrantes se hunde entre intereses políticos, malos manejos administrativos y la más baja ejecución presupuestaria, afirman expertos.

Un grupo de deportados de Estados Unidos sale de la Fuerza Aérea Guatemalteca. (Foto Prensa Libre: María René Barrientos).
Un grupo de deportados de Estados Unidos sale de la Fuerza Aérea Guatemalteca. (Foto Prensa Libre: María René Barrientos).

La urgencia por cerrar o reformar el Consejo Nacional de Atención al Migrante de Guatemala (Conamigua) crece, después de que el pasado miércoles el ministro de Relaciones Exteriores, Pedro Brolo,  revelara a diputados del Congreso la intención de desaparecer esa institución por su inoperancia.

Si bien, las voces consultadas difieren un tanto en cuanto a si el consejo debe ser clausurado o reformado coinciden al 100 por ciento en algo: Conamigua es una institución fallida que no ha cumplido ni de cerca con su papel de apoyar a los migrantes.

Desde el 2019 que diputados han criticado seriamente la labor de la institución que pasó paralizada durante más de un año a causa de que el Congreso no elegía al secretario y subsecretario.

Las críticas a Conamigua ocurren, no solo por la escasa atención, sino también porque los pocos recursos que han ejecutado han sido para asuntos administrativos cuestionables, como costosos arrendamientos e incluso viajes al extranjero.

Justo hace poco se subió al portal Guatecompras un contrato por Q227 mil para el arrendamiento de las nuevas oficinas en el mismo edificio, Muranos Center, donde ya alquilaban sus oficinas por Q25 mil al mes. Estas nuevas instalaciones servirían, según el secretario general de la institución, Carlos Narez, para la instalación de un centro de llamadas.

Positivo

El analista en temas de migración Pedro Pablo Solares consideró “muy positivo” el anuncio de las nuevas autoridades del gobierno debido a que Conamigua ha perdido su razón de ser.

“Es evidente que Conamigua no tiene una función necesaria dentro de la legislación y que duplica las funciones que ya tienen otras oficinas dentro del sistema migratorio creado en el 2016 por el Código de Migración”, indicó Solares.

El analista precisó que la Cancillería debe evaluar el fortalecimiento del sistema consular guatemalteco, para que los consulados ya existentes brinden un mejor servicio, sobre todo en EE. UU., que es donde se encuentra la mayor parte de guatemaltecos.

Sugirió que estas sedes consulares tengan capacidad de ofrecer servicios legales a los guatemaltecos, mejorar el registro civil y lograr que los pasaportes sean emitidos en un solo día.

Juan Luis Carbajal, secretario ejecutivo de la Pastoral de Movilidad Humana de Guatemala, calificó a Conamiga como una entidad “fallida que no ha dado las respuestas esperadas a la población migrante”, no obstante, considera que en vez de desaparecerla hay que ponerla trabajar.

Precisó que la institución, incluso financió una campaña publicitaria para desalentar las migraciones que más bien parecía responder a los intereses de una política antimigrante.

“El problema es que no nos han escuchado a otras instancias que estamos trabajando con los migrantes y que sean transparentes con los recursos”, señaló Carbajal, quien agregó que la reforma a Conamigua debe ser “profunda”.

Para Danilo Rivera, analista independiente, la solución también pasa por fortalecer la capacidad de ejecución de Conamigua, ya que es importante aprovechar la infraestructura que pueda tener la institución.

Además, cuestionó qué ocurrirá con el presupuesto de la entidad que, según la Ley de Conamigua, debe ser no menor del 0.05 por ciento respecto al total de remesas familiares que recibe el país, puesto que no está claro si ese presupuesto se le asignaría a otra institución relacionada al tema migratorio.

Corrupción

En EE. UU., Guillermo Castillo, integrante de la organización Cooperación Migrante, no dudó en señalar que Conamigua “es un nido de corrupción” que solo ha servido para viajes y otorgamiento de plazas a allegados.

Sin embargo, el líder migrante señaló que la institución debe ser reformada, no cerrada, ya que antes debe hacerse un esfuerzo por redireccionar el rumbo de la entidad.

Respuesta

El secretario ejecutivo de Conamigua, Carlos Narez, afirmó que la entidad es una institución noble “que vela por el interés de los migrantes”, por lo cual está en desacuerdo con el cierre de esta; es más, afirma, debe fortalecerse con una reforma profunda.

“Parte del fortalecimiento de la institución es que se le puedan hacer reformas de fondo, que nos den mayor capacidad de articulación tanto para las familias guatemaltecas en el país como para los migrantes que buscan mejorar sus oportunidades de vida”, expuso Narez.

En cuanto al arrendamiento de una nueva oficina, el titular de Conamigua aseguró que en esta funcionará una línea telefónica para brindar a los migrantes apoyo legal y psicológico, incluso, también podrían recibir denuncias de la operatividad de bandas de traficantes de personas.