“Vamos a seguir deportando a los nacionales guatemaltecos”: subsecretario de Estado de EE. UU.

Desde que se supo del primer contagio en Guatemala EE. UU. ha expulsado a 2 mil 140 connacionales.

Los migrantes antes de ser deportados pasan por una inspección médica. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Los migrantes antes de ser deportados pasan por una inspección médica. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El subsecretario adjunto del Departamento de Estado de EE. UU., Jon Piechowski, aseguró que su país continuará con el envío de deportados hacia Guatemala, pese a que varios de ellos han dado positivo a la prueba del coronavirus, hecho que motivó al presidente Alejandro Giammattei a afirmar que ese país no es aliado en la lucha contra el coronavirus.

En una conversación telefónica con Prensa Libre, el diplomático estadounidense también se refirió a la cooperación que su país ha dado y dará a Guatemala para combatir la pandemia, así como de un desembolso millonario que servirá para otorgar créditos a pequeños y medianos empresarios, afectados por la crisis del covid-19.

¿Durante la pandemia, cuál es la ayuda que EE. UU. ha dado a Guatemala, hay planes de aumentarla?

Efectivamente Estados Unidos ya lleva una relación de cooperación y ayuda con Guatemala desde hace mucho tiempo y hemos adaptado nuestra ayuda a las circunstancias actuales, y claro que hoy en día Guatemala, como todos los países del mundo, se enfrenta ante el reto del coronavirus y nosotros hemos proporcionado ayuda al gobierno guatemalteco para poder enfrentarse a este desafío. Acabamos de anunciar US$6 millones para saneamiento de agua, higiene y comunicaciones. También tenemos US$2 millones 400 mil para las instituciones sanitarias guatemaltecas.

Podemos añadir lo que acaba de anunciar nuestros colegas de la Corporación Financiera de Estados Unidos que acaba de anunciar una cooperación de US$200 millones que ayudará a los pequeños y medianos empresarios, emprendedores que necesitan créditos y préstamos. Estos son ejemplos de cómo Estados Unidos ayuda al pueblo guatemalteco y como la actualizamos para los desafíos actuales.

Hace unas semanas el presidente Alejandro Giammattei hizo unas declaraciones un tanto polémicas sobre EE. UU. ¿A raíz de ese incidente el Gobierno de Guatemala se ha comunicado con ustedes para entender qué ha pasado con la cooperación que aparentemente desconocía el mandatario guatemalteco?

No voy a entrar -a hablar de- en nuestras comunicaciones diplomáticas ni del gobierno guatemalteco ni de ningún otro gobierno. Nuestra buena fe de ser socios con Guatemala está clara para todos, y ahí seguiremos colaborando estrechamente con el gobierno guatemalteco.

En cuanto a equipo médico y respiradores para enfrentar la epidemia ¿Hay posibilidades de que EE. UU. pueda hacer donaciones en ese sentido?

Claro, hay un diálogo entre nuestra embajada y el Ministerio de Salud. Por ejemplo, nosotros siempre estamos escuchando las necesidades que cada país articula y a raíz de lo que se pide tratamos de responder, creo que los ejemplos que di anteriormente muestran el espectro de la ayuda posible que hay entre Estados Unidos y Guatemala.

En cuanto a las deportaciones. Hay quienes afirman que la mejor ayuda que EE. UU. podría dar a Guatemala es detener el envío de estos connacionales porque se han convertido en un foco importante de contagios. ¿Han analizado esta posibilidad?

En primer lugar el gobierno guatemalteco como cualquier gobierno, inclusive el estadounidense, tiene la responsabilidad y la obligación de recibir a sus ciudadanos. Nosotros vamos a seguir deportando a los nacionales guatemaltecos a la vez que nuestras autoridades migratorias monitorean y prestan bastante atención a los indicios de salud, porque claro que nos importa mucho la salud de todas las personas que estén en nuestro país y que pasen por nuestras autoridades migratorias.

De hecho, EE. UU. les practica pruebas de covid-19 antes de deportarlos, pero ya al estar en suelo guatemalteco muchos han dado positivo ¿Qué opina de eso?

Pues mire, yo referiría esa pregunta detallada a nuestro Departamento de Seguridad Nacional, pero yo creo que nosotros hemos desarrollado unas relaciones muy buenas con las autoridades migratorias y sanitarias guatemaltecas para que ellos puedan enfrentarse a cualquier reto sanitario, tanto en los laboratorios como en el campo para prevenir una serie de enfermedades.

Hay voces que dicen que las deportaciones seguirán porque es políticamente ventajoso para el presidente Donald Trump de cara a su intención de reelegirse ¿Qué nos puede decir de eso?

Nuestra política migratoria parte del concepto de cooperación, de que cada país haga su deber, que cada país cumpla con sus compromisos. Nosotros hemos desarrollado toda una serie de acuerdos y prácticas de cooperación con las autoridades migratorias esto es una política que realmente representa parte de nuestro compromiso como vecinos y socios, así que seguiremos administrando nuestras leyes, protegiendo nuestras fronteras y cooperando con nuestro socios.

¿O sea que lo descarta?

Bueno yo soy diplomático y entre las muchas actividades que desempeñamos con Guatemala, parte de nuestra política es migratoria y seguiremos trabajando con Guatemala, nosotros cumpliendo con nuestros deberes igual que esperamos que Guatemala cumpla con las suyas.

 

De los US$200 millones

 

La Embajada de EE. UU. en Guatemala informó que el gobierno de ese país a través de la Corporación Financiera para el Desarrollo Internacional (DFC, en inglés) aprobó una inversión de US$200 millones para Guatemala “mientras se recupera de la covie-19”, como parte de los US$1 mil millones que promoverán el desarrollo en Latinoamérica y otros continentes.

Según el comunicado enviado por la Embajada, las inversiones aprobadas “fortalecerán los sistemas de salud, reforzarán la seguridad alimentaria y apoyarán ostros resultados de desarrollo de alto impacto”.

Los fondos servirán para ampliar préstamos a las pequeñas y medianas empresas que se han visto limitadas en su capacidad de expansión, aumento de ingresos y generación de empleos, informó la misión diplomática. Añadió que los recursos se enfocarán en empresarios rurales de Huehuetenango, Quetzaltenango, Quiché, San Marcos, Totonicapán y Alta Verapaz.

“Estos proyectos sustentarán a algunas de las comunidades menos atendidas del mundo. El impacto de estos proyectos será en particular significativo conforme el mundo siga luchando contra las repercusiones sanitarias y económicas de la pandemia”, dijo Adam Boehler, Director Ejecutivo de DFC”.