Ejecutivo prorroga Estado de Calamidad en Santa Catarina Pinula

A través de un Decreto Gubernativo, el presidente Alejandro Maldonado Aguirre alarga el Estado de Calamidad, durante 30 días más, para atender la emergencia por el deslave en El Cambray 2.

Publicado el
El Presidente Alejando Maldonado Aguirre coloca la primera piedra en los terrenos donde se construirá la colonia Querida Familia. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El Presidente Alejando Maldonado Aguirre coloca la primera piedra en los terrenos donde se construirá la colonia Querida Familia. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El 20 de octubre pasado, el Ejecutivo declaró Estado de Calamidad Pública en Santa Catarina Pinula con el propósito de agilizar las medidas y acciones para resguardar y atender a la población afectada por el alud que sepultó decenas de viviendas el 1 de octubre.

A la fecha, según el documento publicado este miércoles en el Diario de Centro América, persisten las circunstancias que motivaron a esta decisión.

El decreto también establece que se debe presentar al Congreso un informe circunstanciado de los hechos ocurridos  y las medidas adoptadas durante la emergencia en el caserío afectado.

Bajo esta medida se trabaja en la construcción de la colonia Querida Familia, a donde serán trasladados los damnificados por el alud.

Las 150 viviendas son construidas en un terreno que fue extinguido al crimen organizado ubicado en el kilómetro 22.5 de la ruta a Mataquezcuintla, San José Pinula.

La Embajada de Taiwán donará US$75 mil, unos Q660 mil, para la construcción del pozo que abastecerá de agua potable a la colonia, además ofreció pagar la hipoteca pendiente del terreno.

Tragedia

A las 22 horas del 1 de octubre pasado, un alud sepultó 94 viviendas y afectó severamente a otras 40, según el reporte oficial de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres.

Rescatistas trabajaron durante 13 días, de los cuales, los primero tres se dedicaron a buscar sobrevivientes y los otros 10 a la labor de b��squeda y recuperación de los cuerpos de las víctimas. El alud dejó 202 muertos y 70 desaparecidos.