Escenarios de cara a la elección de la nueva Junta Directiva del Congreso

El próximo sábado se celebrará una sesión plenaria extraordinaria para elegir a la Junta Directiva del Organismo Legislativo y ante la incertidumbre que se vive se plantean varios escenarios que se podrían desarrollar ese día.

La próxima elección de la nueva junta Directiva del Congreso provocó reacciones y se plantean posibles escenarios de no llegar a un consenso. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
La próxima elección de la nueva junta Directiva del Congreso provocó reacciones y se plantean posibles escenarios de no llegar a un consenso. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

La primera opción es que sea electo uno de los candidatos que han dejado claro su interés por participar y que buscan presidir el Congreso de la República. 

Las dos personas que supuestamente tendrían más posibilidades de ser electos son Mauel Conde Orellana y Álvaro Arzú Escobar, quienes tendrían apoyo del partido oficial y las bancadas bisagra del Congreso.

Los que se mencionan son:

  • Manuel Conde Orellana, del Partido de Avanzada Nacional
  • Álvaro Arzú Escobar, del Partido Unionista
  • Óscar Chinchilla, actual presidente y de Compromiso Renovación y Orden
  • Julio Ixcamey, de la Unidad Nacional de la Esperanza  
  • Boris España del Movimiento Reformador

Poralización y paralización

A criterio de algunos legisladores y politólogos la elección de alguno de estos dos candidatos podría generar paralización legislativa.

“Lo veo como un punto de inflexión. Avanzamos y seguimos en la agenda en favor de la lucha contra la corrupción o la impunidad o el retroceso se hará evidente”, indicó Nineth Montenegro, de Encuentro por Guatemala.

Mientras que Orlando Blanco, opinó que la elección de cualquiera de los candidatos que actualmente se menciona polarizaría el Congreso, lo que podría paralizar la agenda y crear incertidumbre.

Otro escenario es que en medio de la incertidumbre y por la falta de consensos para elegir a alguno de los actuales candidatos surja otro candidato que aproveche el momento coyuntural y pueda sumar fuerza y ser electo.

La Unidad Nacional de la Esperanza anunció que si mañana el panorama sigue confuso ellos mismos podrían comenzar a cabildear un candidato.

De hecho Blanco pidió ayer que los actuales candidatos renuncien, se limpie la mesa, se analice y busque consenso para elegir a personas con un buen perfil para la directiva.

Mientras que otras fuentes que pidieron el anonimato indican que existen por lo menos otras tres opciones que podrían surgir entre hoy y mañana. Estos candidatos buscarían alianzas con las bancadas más grandes antes de sugerir que buscarán la presidencia.

El último escenario que se vislumbra es que ninguno de los candidatos logre consensos, ni los actuales ni los que podrían surgir, y por lo tanto el sábado ni el domingo se elija a la Junta Directiva.

Sin embargo, este es el panorama más nebuloso pues hay varios puntos de vista sobre qué podría pasar y qué es lo que debería hacer el Congreso.

Podrían consultar a la CC

Óscar Chinchilla, presidente del Congreso anunció que si no se llega a un consenso enviará una consulta a la Corte de Constitucionalidad (CC) para que esta diga qué debe hacer el Legislativo si se pasa del 14 de enero sin una directiva electa.

Algunos diputados plantean que la actual directiva siga debido a que no puede haber abandono de cargo y se convoque a sesiones plenarias a diario hasta que se elija presidente o presidenta.

Otros opinan que la actual directiva puede ser denunciada por usurpación de funciones y por lo tanto deban dejar el cargo y se cree una comisión permanente integrada por los legisladores con más tiempo en el legislativo y se convoque a reuniones diarias hasta que se elija directiva.

Mientras que los más fatalistas consideran que al no elegir directiva los diputados pueden ser acusados de violaciones a la constitución lo que conllevaría que se abra un proceso judicial en su contra.