Giammattei: “Estamos entrando en las semanas más peligrosas”

El presidente decretó este sábado un toque de queda que estará vigente por ocho días, con el que se busca garantizar el aislamiento social para evitar nuevos contagios de coronavirus.

“Estamos entrando en las semanas más peligrosas, de hecho, esta semana es una semana clave para lograr contener el virus”, manifestó el presidente Alejandro Giammattei al anunciar parte de las restricciones que contempla un toque de queda que estará vigente desde hoy de 16  a 4 horas horas, hasta el 30 de marzo.

“Es hora de quedarse en casa”, añadió el presidente  al anunciar las medidas más rigurosas para evitar nuevos contagios de covid 19 en el país, que este sábado se registran 17 casos positivos.

Entre estos se encuentra el de una pequeña de 3 años de edad que habría sido contagiada por su padre, quien tuvo contacto con el viajero de España -fallecido-, explicó el mandatario al momento de inspeccionar los avances en el hospital instalado en el Parque de la Industria.

“Nos preocupa la niña porque es nuestro primer caso en niños. No perdimos tiempo y la ubicamos en el intensivo de Villa Nueva para tenerla bien monitoreada”, explicó Giammattei.

Junto a la pequeña también fueron diagnosticados positivos sumadre, de 25 años, y un hombre de 46. En este último caso el Ministerio de Salud continúa desarrollando pruebas porque permanecía en cuarentena junto a su familia.

El ministro de Salud, Hugo Monroy, precisó que las personas que se encuentran actualmente en el hospital de Villa Nueva, incluida la pequeña, se encuentran estables. “La vamos a tener en intensivo porque nuestro objetivo es que a esta niña no le pase nada”, resaltó.

Los casos que anunció el mandatario obedecen a contagios de tercera generación, es decir, personas que tuvieron contacto con el viajero, que posteriormente su organismo incubó el virus y fue esparcido a otras personas.

Semana clave

Por aparte, el Gobierno espera instalar cinco hospitales temporales, el del Parque de la Industria es uno de ellos, y su función será la de albergar posibles nuevos casos de coronavirus. El ministro de Salud precisó que la instalación de dichos centros asistenciales tan solo son medidas preventivas.

“Esperamos el menor número de casos, lo que sucede es que epidemiológicamente la semana que viene es decisiva si nosotros no hacemos esas acciones, esta semana que viene se nos puede ir de las manos”, advirtió el ministro.

Añadió que es primordial continuar con el constante lavado de manos, pero además, es recomendable utilizar una mascarilla si las personas se ven en la necesidad de salir de casa, debido a que si no se cumplen con los cuidados necesarios el virus podría reproducirse con mayor facilidad.

“Ahora si en verdad no saludar más que con el codo, la otra situación es el uso de mascarillas, cuando salgamos a la calle usemos mascarillas”, aconsejó el ministro.

El presidente resaltó que a pesar de que los 17 pacientes con covid-19 se encuentran estables, no es posible fijar cuándo podrían ser dados de alta.

“No se puede hablar todavía de recuperación, porque la enfermedad es muy nueva, tendríamos que esperar que pasen más o menos 40 días desde que la enfermedad se haya desarrollado para que se desactive el virus (…) todavía estamos lejos de ver el primer caso recuperado”.

Restricciones

Debido al toque de queda, “solo podrán circular vehículos de emergencia, de las fuerzas de seguridad; solo podrán circular los motoristas de las farmacias para que las farmacias sigan funcionando, podrán circular los motoristas de los restaurantes y comida rápida para que puedan llevar alimentos a la gente, podrán funcionar todos aquellos servicios básicos siempre y cuando tengan que ver con abastecimiento”, precisó Giammattei.

Quedan fuera de la restricción serán quienes trabajen para empresas de alimentos, distribución de combustibles, servicios de telecomunicaciones y medios de comunicación.

El resto que incumpla con las medidas de restricción será sancionado por parte de los agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), quienes deberán velar porque el toque de queda se cumpla, “la multa no será pequeña”, advirtió Giammattei.

Esperan cumplimiento

Algunos diputados al Congreso de la República opinan quer el toque de queda instaurado por el presidente tiene como fin evitar la propagación del coronavirus; la mayoría de los consultados dijo que respalda la medida prevista en el Estado de Calamidad que fue ratificado por el pleno Llegislativo.

Mynor Mejía del bloque oficialista Vamos por una Guatemala Diferente (Vamos) aseguró que la medida es acertada, “si no nos cuidamos creo que seriamos irresponsables”, expresó.

En el mismo sentido se pronunció el diputado Jorge García, de Prosperidad Ciudadana (PC). “Vemos con buenos ojos la medida, todo lo que podamos hacer en beneficio de que no se propague más este virus lo vemos bien”, expuso.

Mientras que Armando Castillo, de Visión Con Valores (Viva) y miembro de la Junta Directiva (JD), aclaro que verán la forma de modificar el horario de la plenaria de los martes para evitar contradicciones con las medidas que tomó el Ejecutivo.

“Creo que no vale la pena estarse exponiendo e ir en contra de lo que el Ejecutivo está recomendando”, explicó el congresista.

En sentido contrario se expresó el diputado Samuel Pérez, de Movimiento Semilla, quien aseguró que las restricciones no son lo suficientemente sólidas. “Nos parece una medida parcial, bien orientada, pero que debe de ser mucho más agresiva”, enfatizó.

Mientras que por el bloque de oposición de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), el diputado Orlando Blanco señaló que esperaría que el mandatario no modifique las nuevas restricciones.

“Ojalá que la mantenga el tiempo que sea necesario y que no sea como ha venido que anuncia una medida muy estricta y luego retrocede”, señaló Blanco.

En un sentido similar se pronunció el diputado Aldo Dávila del bloque Winaq. “Ojala que las medidas se mantengan, porque la última vez se habían dicho unas cosas y luego se retractó”, precisó el diputado.

Estado de Calamidad

Esta medida se encuentra citada el artículo 14 y estipula que puede ser decretada por el Organismo Ejecutivo para evitar en lo posible los daños de cualquier calamidad que azote al país o a determinada región, así como para evitar o reducir sus efectos, pero debe de ser ratificada por el Congreso de la República, lo cual ya ocurrió.

Entre las restricciones de detallan centralizar en la entidad o dependencia que el decreto señale, todos los servicios públicos, estatales y privados, en la forma y circunstancias que el estado de Calamidad Pública lo requiera. Cuando se trate de servicios que presten entidades de carácter internacional, se procederá de acuerdo con los convenios respectivos.

Limitar el derecho de libre locomoción, cambiando o manteniendo la residencia de las personas, estableciendo cordones sanitarios, limitando la circulación de vehículos o impidiendo la salida o entrada de personas en la zona afectada.

Exigir de los particulares el auxilio o cooperación que sean indispensables para el mejor control de la situación en la zona afectada.

Impedir concentraciones de personas y prohibir o suspender espectáculos públicos y cualquier clase de reuniones.

Establecer precios máximos o mínimos para los artículos de primera necesidad y evitar su acaparamiento.

Ordenar la evacuación de los habitantes de las regiones afectadas o que estén en peligro.

Dictar las medidas adecuadas para el resguardo de las fronteras internacionales.

Tomar todas las medidas necesarias para que la calamidad no se extienda a otras zonas para la protección de las personas y de sus bienes.