Portal Guatecompras va siete años atrás

Once años después de su creación, el portal para transparencia Guatecompras no termina de consolidarse como se pensó al principio y se quedó estancado en la fase que debía  terminar en el 2007, lo cual significa que ya suma siete años de retraso.

Acción Ciudadana denuncia que Guatecompras es mal utilizado por funcionarios de Gobierno. (Foto Prensa Libre: E. García) <br _mce_bogus="1"/>
Acción Ciudadana denuncia que Guatecompras es mal utilizado por funcionarios de Gobierno. (Foto Prensa Libre: E. García)

Esa es una de varias conclusiones a las que llegó Acción Ciudadana (AC), a través de un estudio sobre el estado actual del Sistema de Adquisiciones y Contrataciones del Estado de Guatemala (Guatecompras), que acumula varios rezagos y deficiencias.

Guatecompras es el sistema en el cual todas las instituciones del Estado están obligadas a publicar las compras de cualquier tipo, los proveedores contratados y licitaciones y otras modalidades, así como las bases de lo que quieren adquirir.

Entre los primeros problemas figura la escasez del recurso humano para afrontar tanto volumen de información, debido a que  en su mantenimiento directo trabajan de cinco a siete personas.

Marvin Flores, consultor de AC, afirmó durante la presentación que tampoco se ha conectado a Guatecompras con otros portales de gestión pública y ejecución de gastos, como el Sistema Integrado de Administración Financiera aplicado a las municipalidades (SIAF-Muni) y el Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP).

Explicó que la integración de todos esos sistemas permitiría un mejor control del movimiento de adquisiciones estatales y detectar posibles actos de corrupción.

Atrasados

“¿Avances o estancamiento?” es el título del estudio que evalúa a Guatecompras, ya que según el cronograma de su creación, en el 2003 se habían cumplido nueve de las 17 etapas.

Las fases alcanzadas son la publicación de compras por concurso, registro de adjudicaciones, registro de proveedores, concursos por categoría, registro de compradores, inconformidades, compras por concurso avanzadas, recordatorios automáticos y las inhabilitaciones de proveedores.
Ese fue el logro hasta finales del 2006, mientras lo que comenzaba en el 2007 quedó estancado y, según AC, está pendiente de implementar.

Lo que está rezagado y aún no se publica como módulos, explicó Flores, es el seguimiento de contratos, borradores de bases, programas de compras, contratos abiertos y compras directas, enajenaciones, ofertas electrónicas y compras por subasta inversa.

“Se llega a la conclusión de que no existe ningún interés por la continuidad y mejoramiento de estos sistemas, los cuales se pueden convertir en poderosas herramientas para prevenir y detectar actos de corrupción en el gasto y la inversión pública. No hay voluntad política de mejorar esto en este gobierno, ni la hubo en la administración anterior”, criticó Flores.

Personal y servidores

El viceministro de Finanzas, Marco Antonio Gutiérrez, refirió que es limitado el personal que ve el día a día en Guatecompras, pero hay decenas de profesionales como respaldo. Además, que se duplicó la seguridad antihackers y se contrataron más servidores.

“En línea inmediata hay entre cinco y siete personas, pero atrás hay un respaldo de más de 70 personas que están en todo el tema de trabajo cotidiano y apoyo”, expuso el funcionario.

Gutiérrez aseguró que se duplicó la seguridad debido a que a veces Guatecompras es objeto de ataques cibernéticos. También se amplió el ancho de banda de cinco a 10 megas y se efectuó una reprogramación de las pantallas, para hacerlas más ágiles.

Asimismo, la vicepresidenta Roxana Baldetti ofreció leer la presentación de AC para mejorar el sistema y reconoció que el Gobierno carece de una red informática propia.

Solicitan otra norma

Debido a que persiste el abuso de compras por excepción o la utilización de fideicomisos y oenegés, Flores cree conveniente la aprobación de otra Ley de Contrataciones del Estado para no continuar “parchando” la existente con reformas como se ha hecho.

El diputado Álvaro González, de Compromiso, Renovación y Orden, expresó que se prepara una iniciativa para una nueva ley de contrataciones que se presentaría el próximo año.

“Tendría cuatro partes: obra pública, seguros y fianzas, medicamentos e insumos médicos, y la parte institucional y de Guatecompras”, precisó el legislador.

El exministro de Finanzas Juan Alberto Fuentes Knight afirmó que cuando estuvo en funciones, en el gobierno anterior, se reformó la Ley de Contrataciones, para obligar a las oenegés a registrarse en Guatecompras, y se modificó el reglamento de proveedores, para obligarlos a  estar solventes en la SAT y se conocieran los nombres de las juntas directivas de las empresas beneficiadas.

“El tema de Guatecompras debiera recibir una atención prioritaria porque su mal manejo es parte de la corrupción que impera en el país, pero ello enfrenta desafíos técnicos y políticos que deben enfrentarse para irlo mejorando gradualmente”, aseguró Fuentes Knight.

EXCEPCIÓN HA SIDO LA REGLA

Durante la primera parte de este año fue evidente la preferencia por las compras mediante excepción, como lo publicó Prensa Libre en mayo último, tendencia que no cambió en los siguientes meses.

En el  2013   el monto de las publicaciones sin concurso fue de Q13 mil 397 millones de compras en el sector estatal.

Este año   bajaron levemente a Q12 mil 887 millones las publicaciones sin concurso, pero se mantienen altas en comparación con las que sí tienen concurso: Q15 mil 511 millones.

Las compras  de fideicomisos y otras entidades fueron de Q1 mil 712 millones en el 2013, con y sin concurso.

Ese monto  creció este año a  Q3 mil 805 millones.

EL CONCEPTO

DE USO OBLIGATORIO

“Deben utilizar el sistema Guatecompras todas las entidades públicas, privadas o mixtas que publiquen y gestionen las licitaciones, cotizaciones, contrato abierto y otros tipos de concursos, cuyos procedimientos se encuentren regulados en la Ley de Contrataciones del Estado”, establece la resolución 11-2010 de la Dirección Normativa de Contrataciones y Adquisiciones, del Ministerio de Finanzas.