Guatemala pide ayuda por crisis alimentaria

Guatemala necesita unos dos millones de quintales de alimentos para proteger a las 236 mil familias afectadas por la sequía prolongada, por lo que ayer  pidió ayuda internacional a través del cuerpo diplomático y representantes de instituciones internacionales acreditados en el país.

Publicado el
Representantes de la comunidad internacional reciben información sobre el peligro en que se encuentran 236 mil familias.
Representantes de la comunidad internacional reciben información sobre el peligro en que se encuentran 236 mil familias.

El cálculo sobre la necesidad se elaboró con base en cifras oficiales, que indican que cada familia debe recibir al mes cien libras de maíz, 30  de frijol y ocho kilos de una mezcla de maíz y soya fortificada. La ayuda será durante seis meses.

Según el presidente Otto Pérez Molina, en la reunión sostenida con  representantes internacionales, se acordó instalar una mesa de Seguridad Alimentaria, donde los donantes tendrán participación activa.

Según el mandatario, el ofrecimiento de los asistentes a la reunión en la Casa Presidencial, fue de ayuda  técnica, en especie y económica, aunque enviarán informes a sus gobiernos para establecer el mecanismo.

Ayuda

Stella Zervoudaki, embajadora de la Unión Europea (UE), dijo que en septiembre  se firmará con el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (Maga), un acuerdo para apoyar con Q200 millones para agricultura familiar y fortalecer  la prevención a mediano y largo plazos.

La diplomática recordó  que la UE también tiene un programa de apoyo al país para desastres naturales.

Christian Skoog, representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, indicó que preocupa la situación de 500 mil niños menores de 5 años en peligro de desnutrición aguda, y que darán apoyo a las instituciones que brinden respuesta, como el Ministerio de Salud.

Diego Recalde, representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, explicó que trabajan en sistemas de abastecimiento de agua para prevenir y que  para en emergencia se colabora  en apoyo del Maga.    

Según Mario Touchette, representante del Programa Mundial de Alimentos, ya atienden a 236 mil familias afectadas por la roya y en el Corredor Seco, y que para la emergencia por la sequía necesitan unos US$18 millones  —unos Q138.6 millones— para pagar alimentos,  transporte y logística para repartirlos.

El nuncio apostólico en Guatemala, Nicolas Henry Marie Denis Thevenin, manifestó que el papa Francisco está preocupado por los retos del país, como violencia y migración de niños, y aseguró que enviará información sobre la emergencia por falta de alimentos.

La ayuda de la Iglesia, según el nuncio, es a través de las parroquias que de manera directa asisten a las personas, a quienes buscan en áreas lejanas indagar sobre  la situación actual. 

Nutrición

A largo plazo

Dirigentes de organizaciones del Observatorio del Derecho a la Alimentación y Nutrición solicitaron al Gobierno que busque acciones a largo plazo para solucionar los problemas de alimentos que enfrentan las familias afectadas por la sequía. Recordaron que la situación de pobreza y desnutrición de las familias en el Corredor Seco no es reciente y que aumenta cada año, debido a la falta de atención y de una política de Estado para afrontarla.

Gabriela Lima, gerente de Incidencia de Visión Mundial, afirmó en conferencia de prensa que el Gobierno debe invertir más de los Q500 millones  anunciados, ya que las necesidades de la población no radican solo en alimentos, sino que  se requieren otros beneficios que le permitan solventar la situación que viven.

Los dirigentes demandaron que los fondos sean adicionales y deben tener como prioridad el apoyo a menores, embarazadas y adultos mayores, por ser los más vulnerables.-Por Jessica Gramajo