Sociedad civil pronostica una nueva Corte de Constitucionalidad conservadora

Aunque faltan las designaciones del Presidente de la República y la Corte Suprema de Justicia (CSJ) las entidades fiscalizadoras del proceso estiman que los futuros magistrados integrarán una Corte más conservadora que la actual.

Publicado el
La nueva CC deberá tomar posesión el próximo 14 de abril, por un período de cinco años. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
La nueva CC deberá tomar posesión el próximo 14 de abril, por un período de cinco años. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Aunque faltan las designaciones del presidente de la República y la Corte Suprema de Justicia (CSJ), las entidades fiscalizadoras del proceso de elección de la nueva Corte de Constitucionalidad (CC) estiman que esta será más conservadora que la actual.

El próximo tribunal constitucional, según analistas del sector justicia, podría ser más cercana a los intereses oficialistas y hasta ahora dos magistradas fueron reelectas.

El Congreso, por ejemplo, fue el primero en cumplir con los nombramientos y decidió apoyar la reelección de Dina Ochoa como magistrada titular, mientras que el aún diputado Luis Rosales será su suplente.

La segunda designación fue la del Consejo Superior Universitario (CSU) de la Universidad de San Carlos de Guatemala (Usac), que reeligió a Gloria Porras como titular y a Rony López, actual secretario general del Ministerio Público (MP), de suplente.

A su vez, el pasado viernes el Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala (Cang) eligió a Nester Vásquez, magistrado de la CSJ, para titular, y a la abogada Claudia Paniagua como suplente.

Estos rostros inclinarían la balanza de fuerzas en el futuro tribunal, según las proyecciones de Guatemala Visible, que considera que la próxima Corte tendrá un tono más conservador al momento de emitir sus fallos.

Oficialistas controlarán la CC

Aunque es casi un hecho que el único contrapeso en la nueva CC podría estar representado por Gloria Porras, esto no significa que la nueva integración le restará independencia, según Sebastián Morales, analista de Guatemala Visible, quien cree que ese pilar se medirá con sus primeras resoluciones.

“El panorama que se ve hasta ahora, con tres magistrados nombrados, es que hay más probabilidad de que exista una mayoría afín al gobierno y al oficialismo, diferente a lo que hay en la actualidad, en que la mayoría son de oposición. Lo más probable es que esta tendencia vaya creciendo, porque la decisión del presidente puede ser en la misma línea y con la CSJ podemos suponer lo mismo, pues con su últimos fallos ha tomado decisiones más cercanas al gobierno. Será una CC de menos oposición”, añadió Morales.

David Gaytán, consultor en temas de transparencia de Alianza por las Reformas, fue más severo en su proyección. A su criterio, el reto social que se enfrenta con la nueva CC es considerable, ya que grupos oscuros están por tomar la única institución que se mantenía independiente.

“Lo que se selló entre el presidente de la República y el Congreso es un pacto para que les garantice impunidad. Dina Ochoa resulta electa en el Cang. Es una persona a la que nunca le calificaron méritos de idoneidad, y hay un magistrado —Nester Vásquez— al que puede que después le presenten un antejuicio por el caso Comisiones Paralelas 2020. El panorama es difícil, ya se advertía. Nos esperan retos muy grandes. Lo que querían era una cooptación de la CC y lo están logrando”, opinó.

No obstante, aunque se tengan tres de cinco designaciones, todavía no es momento para evaluar cuál será la tendencia de las resoluciones de la nueva Corte, expresó José Echeverría, representante del Movimiento Cívico Nacional (MCN).

“Yo creo que sería adelantarnos al poder, hablar ya de una fuerza correlativa en la CC. Si tomamos como ejemplo de quiénes han estado y emitido opiniones constitucionales, vemos una postura contraria entre Dina Ochoa y Gloria Porras; pero en el caso de Nester Vásquez aún no tenemos esos antecedentes en materia constitucional”, argumentó.

Nuevo antejuicio

Recientemente la CSJ admitió para trámite una solicitud de retiro de antejuicio contra Gloria Porras, a quien organizaciones del sector justicia ven como la única magistrada de oposición en la nueva CC. El expediente tendrá que llegar al Organismo Legislativo, y si es impugnado podría ser conocido por el nuevo tribunal constitucional.

Morales duda que este señalamiento vaya a prosperar, porque el futuro pleno estaría dejando la puerta abierta para que sus resoluciones sean objeto de denuncias.
Echeverría, por su parte, hace énfasis en que es fundamental que se expongan todos los criterios de esa nueva denuncia, porque ello permitiría demostrar si los señalamientos son sólidos o si, por el contrario, solo se trata de una revancha para deslegitimar a un funcionario.

Gaytán lo ve de otra manera. Estima que esta acción podría ser una de otras tantas que podrían presentarse en el futuro contra Porras, por ser la única magistrada que no comparte la línea “oficialista”, y por lo mismo tratarían de apartarla para eliminar cualquier criterio adverso cuando se discutan temas de trascendencia.
Últimas designaciones

Los dos órganos electores que faltan para nombrar a sus magistrados titulares y suplentes coincidirán con la designación este miércoles, y solo entonces quedará integrada la CC para el período 2021–2026.

El mandatario y su Consejo de Ministros llevarán a cabo mañana una sesión de gabinete para tomar la decisión, pero la Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia informó que no será posible conocer antes de ese día a los candidatos y sus propuestas.

Por su parte, la CSJ debe elegir a dos profesionales de una lista de 16, en una sesión del pleno prevista también para este miércoles.
Una vez finalizado el proceso, solo quedaría que el Legislativo programe la fecha de juramentación de los nuevos magistrados para que tomen posesión el 14 de abril.