Política

Tres visiones sobre la orden presidencial de finalizar mandato de la Cicig

La supuesta corrupción de la Cicig, el antejuicio en su contra y las pesquisas de financiamiento fueron detonantes para que el presidente Jimmy Morales tomara esa decisión, dicen conocedores.

Por Manuel Hernández Mayén

Al principio de su mandato, Jimmy Morales (derecha) expresó su apoyo y respaldo a la Cicig. (Foto: Hemeroteca PL)
Al principio de su mandato, Jimmy Morales (derecha) expresó su apoyo y respaldo a la Cicig. (Foto: Hemeroteca PL)

Tres expertos hablan con Prensa Libre para explicar del porqué el presidente Jimmy Morales tomó la decisión de finalizar el mandato de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), proceso que finalizará el 3 de septiembre del 2019.

Las posturas son divididas, ya que cada uno explica a su entender la deisión que el mandatario tomó para finalizar el mandato.

Sin embargo, la ONU confirmó haber recibido la petición, no obstante, recordó lo importante que ha sido la institución para el país bajo el mando de Iván Velásquez.

“Hay personas muy honorables presas por la Cicig”

Armando de la Torre, Liga ProPatria

¿Cree que el presidente hizo lo correcto?

El tema de la justicia corresponde solo a los ciudadanos del país de que se trate, la justicia en Guatemala la tienen que ejercer y desempeñar solo los guatemaltecos, no los colombianos, ni dominicanos, ni ningún otro, los guatemaltecos en Guatemala, los mexicanos en México y los panameños en Panamá, estoy opuesto a la intervención de las Naciones Unidas en los asuntos internos de sus miembros, porque las Naciones Unidas tampoco es una organización democrática.

¿Qué pasa si la Cicig se va?

Yo sí creo que si se va la Cicig Guatemala gana, por supuesto hay que ver qué se hace contra la corrupción y otras cosas. Yo diría que lo primero que habría que hacer para borrar la herencia de la Cicig y la parte negativa es dar un paso de seis meses y quien no haya sido juzgado y vencido en un juicio se le deja libre hasta que se le pueda hacer un juicio como es debido, porque hay centenares de personas que no han sido llevadas al debido proceso y eso es inconstitucional, y es contra el ideal  del estado de Derecho, en el que estamos todos, la Cicig no ayudó a sanear el sistema judicial, sino que lo empeoró más.

¿Cuáles cree usted que fueron los detonantes para que el presidente tomara la decisión?

El detonante han sido todos los actos corruptos de la Cicig, que ha protegido a bandidos de las zonas rurales, los dejaba trabajar con impunidad plena, En cambio, a los enemigos políticos los perseguía. Hay varias personas muy honorables presas por la Cicig; eso es intolerable, más cuando  la Cicig está controlada no por guatemaltecos, sino por extranjeros, y yo no creo que un extranjero debe ser fiscal en ningún país.

¿Usted le daría un consejo al presidente Morales?

Por supuesto, pero no los oiría. Ese no oye consejos porque no le conviene. Yo le aconsejaba alguna vez alguna cosa y me dijo que sí, pero después hace lo que se le da la gana.

Entonces, yo le aconsejaría al presidente en este momento, primero, que mantenga firme la decisión de que la administración de la justicia regrese a manos guatemaltecas; segundo, asesorarse mejor porque está muy mal asesorado, no conoce los límites de cada uno de los poderes soberanos del Estado y eso es fatal.

¿Qué riesgos puede haber para Guatemala la decisión que tomó el presidente?

El riesgo que se corre es que se eleven los ánimos en Guatemala entre unos y otros, y se pueda llegar a más violencia de la que ya hay. El segundo -riesgo- es que en Guatemala se ha mediatizado el gobierno por países extranjeros, que ha sido enormemente desde hace muchos años, desde Minugua por ejemplo, pero ahora todavía más. Guatemala está aislada, tiene pocos amigos y es el momento para que los enemigos intenten intervenir y hacer las cosas según les convenga.

“El mensaje no es continuar una lucha contra la corrupción”

Raquel Zelaya presidenta de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asíes). 

¿Cree que el presidente hizo lo correcto al no renovar el mandato de la Cicig?

Yo creo que no solo se precipito, sino que no terminó de leer la intencionalidad, porque una imagen dice mucho más que las palabras y toda la impresión de una decisión terminante de cortar el mandato de manera inmediata, aunque en su discurso no decía eso.

No tengo una lectura de por qué un año antes manda este mensaje, innecesario en una sociedad con tanta dificultad y por otro lado en septiembre del otro año cuando se concrete o no la renovación del mandato, según el calendario electoral, ya vamos a tener presidente electo y parte de lo que se prevé en una transición es que, efectivamente, el presidente Morales tendrá las decisiones constitucionales, pero el presidente electo ya tendrá mucho que opinar y que decir, está más sabido que en el proceso electoral este tema va a surgir y van a ser muy decisivas las posturas que se pronuncien por prorrogar el mandato y no hacerlo, yo creo que no solo es desacertado, sino inoportuno.

¿Qué pasa si la Cicig se va?

Yo no creo que se vaya a ir y el mandato está para septiembre del 2019, pero en el hipotético caso que se diera, creo que está más que visto que ha sido un instrumento para ayudarnos y su balance es positivo. Las señales que dé mandan no son solo para continuar una lucha contra la corrupción de haberlo hecho anticipadamente desconcierta aún más.

¿Cuáles cree que fueron los detonantes para la medida? ¿Cree que influyó la captura de Érick Melgar Padilla o el segundo antejuicio en su contra?

El caso del general Padilla es de lo más vergonzoso que hay, tiene que ver con la muerte de su padre, no tiene precedentes en la política nacional. El tema del antejuicio, en lo personal, yo creo que no hay condiciones para 105 votos a favor y 105 votos en contra, según las estadísticas que se hacen, debilita la figura presidencial, pero no detiene los procesos tener este tipo de actitudes, porque las decisiones están en el Congreso.

¿Le daría un consejo al presidente Jimmy Morales?

Que nos explicara por qué toma una decisión tan anticipada, cuál es el mensaje que de verdad nos quiere enviar con un aviso tan prematuro, dónde anticipa que no está pensando tomar en cuenta la opinión de quien resulte electo como presidente.

¿Qué riesgos pueden haber ahora?

América Latina es foco de mucha atención, a partir del caso Odebrecht se puso la lupa sobre nosotros, entonces, para generar condiciones para que venga inversión, de que haya condiciones favorables para préstamos y que el turismo pueda crecer con el potencial que tenemos, todo eso va en línea contraria. Se mandan señales de preocupación y hemos ganado una cierta imagen de un Estado guatemalteco en la lucha contra la corrupción.

“Partido de Morales está lleno de gente investigada”

Alejandro Balsells Conde, Abogado constitucionalista

¿Cómo ve la disposición presidencial?

Es absurdo. Primero, si es solo el tema del mandato no tiene por qué salir rodeado de militares, ese es un tema para amedrentar a cualquier tipo de oposición, sobre todo cuando el Ejército es una institución que está siendo vista y que todos sabemos que está cooptada por el crimen organizado, entonces, el mensaje lleno de militares no es nada favorable.

Segundo, hay mucha duda en torno al tema de la visa, porque no ha otorgado la visa y ese es uno de los aspectos fundamentales. Tercero, hubo amedrentamiento con vehículos por la mañana y, cuarto, es que toca el tema de justicia selectiva cuando en su primer informe de Gobierno insistía que el combate a la corrupción era su mejor logro, aquí el tema es que el está molesto porque su partido está lleno de gente que es investigada y procesada, de hecho, el secretario general de su partido está prófugo, él está enfrentando proceso.

¿Qué pasará si la Cicig se va del país?

Aquí está claro que lo que ellos pretenden es cooptar el sistema judicial de nuevo, porque ellos van a estar dirigiendo cortes el otro año y así asegurar su impunidad. No es tanto la Cicig o no, el mensaje que están dando, sobre todo, insisto, cuando está rodeado de militares, alguien que tiene el derecho de su lado no tiene por qué recurrir a las armas.

¿Qué cree que motivó a Morales?

Su antejuicio y el tema de su familia, y que su partido está lleno de gente procesada. Sería una especulación si se piensa que el antejuicio lo iba a perder, lo que pasa es que el antejuicio está sustentado con declaraciones de gente que le dio la plata y que son confesos.

¿Usted le daría un consejo al presidente Jimmy Morales?

Al presidente no. El vicepresidente tiene un papel mediocre y el presidente debe saber que cuando se asumen estas funciones como las que él tiene debe pensar en el país, en la institución, en el Estado y él no puede tomar decisiones porque está siendo perjudicado donde precisamente hay confesiones contra él.

¿Qué riesgos hay?

El mayor riesgo es que no se respeten lo de las visas, porque yo insisto que ese es el aspecto, por eso él señalaba que él no tiene por qué acatar órdenes que no están basadas en la Constitución. Mi análisis es que ellos se van a resistir a otorgarle la visa y que eso es rebeldía a la sentencia de la Corte de Constitucionalidad, que ordenó otorgar la visa hace un año, y ahí hay una crisis institucional de nuevo, desacato a la Corte, porque además vemos que no tiene nada que ver el matrimonio, la familia, sobre todo cuando incluso hay denuncias de acoso sexual y queda mal parado.

Contenido relacionado

> El Congreso se divide ante la medida presidencial sobre la Cicig

> Tarcic pagó por conferencia de prensa de Baldetti en Amatitlán

> Piden 80 años de cárcel para general Rodríguez Sánchez por genocidio