Wendy de Berger

Esposa del presidente Óscar Berger dirige la Sosep y apoya a la niñez y a las mujeres

Wendy Widmann de Berger tiene a su cargo la Secretaría de Obras Sociales de la Esposa del Presidente (Sosep), plataforma desde la cual ha impulsado el trabajo comunitario, participación de la mujer y ayuda a la niñez guatemalteca.

La esposa del presidente Óscar Berger nació en Guatemala en 1946; fue la primera alumna del Colegio Monte María. Debido a su interés por las relaciones humanas, decidió continuar sus estudios de sociología en Trinity College, Washington, DC, Estados Unidos.

Hace 36 años, contrajo matrimonio con el actual presidente, con quien procreó cinco hijos: Wendy, Denise, Óscar, Juan Esteban y Juan Ignacio.

Desde muy joven, se involucró en programas de ayuda a los más necesitados, en el proyecto La Esperanza, de la Asociación de Graduadas del Colegio Monte María. Con ese programa, inició formalmente su trabajo en áreas marginales, con familias de escasos recursos en El Mezquital, zona 12, donde fundó un taller de enseñanza artesanal para mujeres.

En 1991, cuando su esposo asumió como alcalde metropolitano, dirigió la Secretaría de Asuntos Sociales de la Municipalidad.

Durante esos ocho años, impulsó programas en el Relleno Sanitario de la zona 3 y de construcción de vivienda mínima, fundó el centro escolar Francisco Col y consolidó las guarderías municipales.

En 1996, trabajó en el programa Eduquemos a la Niña, diseñado para formar y ayudar a niñas y adolescentes en condiciones precarias, otorgándoles becas de estudio y planes de desarrollo integral. Durante las campañas electorales, se involucró en el trabajo con los grupos de mujeres.

A partir del 14 enero del 2004, asumió la dirección de la Sosep, en los que impulsó los programas Creciendo Bien, Desarrollo Comunitario y Hogares Comunitarios, entre otros, en los que se le brindó a la mujer la oportunidad de ser generadora de su propio cambio, por medio de capacitación y organización comunitaria.

El programa Creciendo Bien fue galardonado con el premio Indes/BID de Gerencia Social, en el 2005, en Washington.

Formó una red de voluntariado de más de 25 mil mujeres a nivel nacional, a la que en la actualidad se le denomina Guatemaltecas de Corazón.

En el 2005, la esposa del presidente también fue seleccionada como candidata para el Personaje del Año de Prensa Libre.

En noviembre recién pasado, Enterprise Mentors International, en una cena de gala en Salt Lake City, Utah, EE.UU., reconoció su labor humanitaria.

Programas exitosos

Por medio de su trabajo en la Sosep, Wendy de Berger ha privilegiado el poder local, a través de varios programas:

Creciendo Bien -que es iniciativa suya y de su equipo de trabajo- capacita a más de cien mil mujeres -en dos mil 565 comunidades, de 125 municipios, de 21 departamentos- en salud, prevención de enfermedades, higiene y buenos hábitos alimentarios. Ese programa fue galardonado como proyecto modelo, en Washington, en el 2005.

Durante la emergencia por la tormenta Stan, dirigió cinco centros de acopio y proporcionó ayuda a más de mil 500 comunidades.

Desde la Sosep, convocó a representantes de diversos sectores, para evaluar los procesos de adopción que se llevaban a cabo en el país. Facilitó la discusión del tema y propuso cambios a la legislación, que hace algunas semanas fueron aprobados por el Congreso.

Con el fin de ayudar a las mujeres que sufren violencia, apoyó la iniciativa del Programa de Prevención y Erradicación de la Violencia Intrafamiliar.

Fue anfitriona de la cumbre de esposas de presidentes de América Latina y participó en varias giras de trabajo para solicitar ayuda para el país.

Instituyó los programas Amigos de la Escuela y Manos a la Obra, para fortalecer el poder local.

Por su labor humanitaria, recibió reconocimiento de Enterprise Mentors Internacional, en Salt Lake City, Utah, EE.UU.

PERFILES

Cinco candidatos compiten por el Personaje del Año 2007

Con el propósito de exaltar a los guatemaltecos destacados que trabajan en favor del prójimo y del país, el Consejo de Editores de Prensa Libre designó a cinco candidatos de una larga lista para el certamen Personaje del Año 2007.

Los candidatos seleccionados por sus méritos durante el año son: Wendy de Berger, por su proyección social; Carlos Peña, nueva estrella de la música; Julio Hernández, productor de cine; Marina Palencia, representante de sectores marginados, y el museo Ixchel, por su trabajo en favor de la cultura.

Cada día se presentará el perfil de un candidato, y el ganador se dará a conocer el domingo 6 de enero de 2008.