5 oficios que han desaparecido o se han modificado con el desarrollo de la tecnología

Empleos como telegrafista, ascensorista y mecanógrafo eran comunes en los clasificados de las décadas de 1960 y 1970.

7 oficios que han desaparecido o se han modificado con el desarrollo de la tecnología
Los telefonistas eran una parte integral del funcionamiento de una red telefónica antes de que la tecnología moderna los volviera obsoletos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Los adultos mayores quizá recuerden cuando era común desplazarse en carruajes de caballos o cuando la leche se repartía de puerta en puerta en recipientes de vidrio. Incluso, puede estar en su memoria el grito que daba la persona que afilaba cuchillos cuando llegaba a la cuadra de su casa y las señoras salían a hacer cola para sus utensilios de cocina funcionaran como nuevos; así como la bocina de la bicicleta del zapatero o del famoso pickup que recogía chatarra.

A los abuelitos se les podría preguntar si recuerdan el oficio del sereno, aquella persona se encargaba de encender las farolas con la caída de la noche, y vigilar las calles mientras la noche durase. Algunos lo conocieron como el encargado de seguridad nocturna en las ciudades. También otro de los oficios más memorables era el del carbonero, quien pasaba ofreciendo carbón para las estufas, de casa en casa.

Las costumbres van cambiando, y cada día nueva tecnología inunda nuestro día a día, relegando al olvido profesiones y oficios que antes fueron esenciales. Aunque es muy fácil recordar estos oficios, ahora vemos con normalidad cómo han ido desapareciendo, aunque algunos solo han cambiado de nombre, y han sido sustituidos por el desarrollo de la tecnología.

En su momento, cuando se presentan más innovaciones tecnológicas se discute si en algún momento la mano de obra humana será sustituida completamente por las máquinas. Aunque se entra en una discusión de si la maquinaria tendrá la misma creatividad e inteligencia que el ser humano.

Este es un repaso de algunos de los oficios que han desaparecido o han cambiado de nombre. ¿Cuál de estos recuerda?

Telefonista

Los telefonistas eran una parte integral del funcionamiento de una red telefónica antes de que la tecnología moderna los volviera obsoletos. Eran los encargados de pasar las llamadas entrantes y salientes a la persona o al departamento de la empresa apropiado.

Ahora es un trabajo que hacen las secretarias o la operadora, quien detalla el menú para que quien hace la llamada solo marque un numeral.

Ascensorista

“Baja… sube” es una de las icónicas frases de los ascensoristas, aquellas personas que tienen un banco frente al teclado del elevador y le preguntan a qué piso va, cuando usted se sube. Actualmente, en algunos edificios todavía se ve a una persona que practica este oficio, porque, aunque estemos en 2021, algunas personas necesitan ayuda para usar el elevador.

Mecanógrafo

Esta es una de las profesiones que quizá solo ha cambiado de texto, porque la mecanografía la seguimos utilizando día a día. Un mecanógrafo es aquel que tiene las habilidades para escribir textos por medio de una máquina de escribir o computadora. Años atrás, quienes practicaban esta profesión podían encontrar una gama amplia de trabajos, que iban desde secretaría hasta transcripción.

Tipógrafo

Un tipógrafo es quien ejerce la ciencia o el arte de la imprenta. Es decir, quien aplicaba con criterio las tipografías rectas y las adornadas con serifas; las góticas y las plumillas eran de usos muy selectos. Las primeras para cuestiones elegantes, reconocimientos, y las segundas, para temas de naturaleza femenina, ornamental, entre otros. Así que el tipógrafo conocía el entorno de los textos que estaba componiendo.

Telégrafo

El telégrafo fue la primera tecnología que literalmente permitió la transmisión de datos, y el telégrafo eléctrico hizo uso de la señal eléctrica por primera vez con el mismo propósito. Quienes practicaban esta profesión podían “chatear con todo el mundo” a través de un sistema que emite y recibe señales por medio de un código de impulsos eléctricos.  En Guatemala, la primera línea funcionó entre la capital y Amatitlán. En el 1998 ese sistema de comunicación fue superado por otros medios debido al avance de las comunicaciones a través de la tecnología.