Santuario de Esquipulas es elevado a Basílica en 1961

Hace 57 años, su santidad Juan XXIII firmó la bula pontificia que convertía el templo del Cristo Negro de Esquipulas en la primera basílica de Centroamérica.

Publicado el
Nota de Prensa Libre del 17 de abril de 1961 informando sobre la consagración de la Basílica de Esquipulas. (Foto: Hemeroteca PL)
Nota de Prensa Libre del 17 de abril de 1961 informando sobre la consagración de la Basílica de Esquipulas. (Foto: Hemeroteca PL)

El 16 de abril de 1961 monseñor Mario Casariego, obispo auxiliar  de la arquidiócesis leyó las bulas pontificias,  que elevaban  al rango de basílica nacional al máximo templo de la catolicidad guatemalteca y centroamericana.


A la ceremonia asistieron jerarcas de la iglesia católica de Centroamérica, el presidente de la República Miguel Ydígoras Fuentes, presidente del Organismo Judicial Hernán Morales Dardón; el presidente  del Organismo Legislativo , señor Rubén Flores Avendaño, el alcalde capitalino  Luis Fernado Galich, y cientos de feligreses.

La ceremonia inicio con una misa rezada de comunión general y seguidamente una solemne procesión del Santísimo Sacramento que de la iglesia parroquial se dirigió al histórico santuario.

El templo se encontraba completamente lleno y casi imposible  moverse al interior. Peregrinos de distintos países se encontraban en oración. El santuario estaba  bellamente iluminado mientras  miles de candelas, se consumían  en las manos de los feligreses.

Un coro compuesto por integrantes de colegios  católicos  de la capital  entonaban cantos religiosos. Monseñor Mariano  Rossell Arellano, arzobispo de Guatemala  y prelado nullius de Esquipulas ofició la misa.

Monseñor Luis Chávez, arzobispo de El Salvador, cardenal Mario Casariego, arzobispo de Guatemala y monseñor Mazzarella, obispo de Comayagüela, Honduras, en la misa en la basílica de Esquipulas 15/1/1970. (Foto: Hemeroteca PL)

Las bulas fueron leídas primero en latín y posteriormente en castellano por monseñor Mario Casariego las cuales declaraban como basílica al insigne y secular santuario en el cual se venera al Cristo Crucificado de Esquipulas.

Los documentos fueron firmados por el Papa Juan XXIII el 27 de enero de 1961. Durante la ceremonia millares de peregrinos  hincados, escucharon la lectura con la más profunda devoción. La misa  pontificia fue celebrada  por monseñor Ambrosio Marchioni, nuncio apostólico enviado por  su Santidad.

El nuncio apostólico de su santidad monseñor  Marchioni impartió la bendición papal  a todos  los miles  de asistentes.

La basílica  estaba engalanada  con las banderas de los países de Centroamérica  las cuales estaban enarboladas  frente al atrio , donde también había una gran multitud  que no pudo ingresar a la basílica y quienes también recibieron la bendición papal por medio de  su representante.
 

Miles de fieles católicos llegaron para celebrar los 250 años  de la Basílica de Esquipulas. 10/1/2009. (Foto: Hemeroteca PL)

Traslado del Cristo Negro

A finales del siglo XVI, hace 423 años un grupo de esquipultecos pidió al escultor Quirio Cataño que tallara la imagen de un Cristo. Algunos historiadores dicen que el color negro que tiene el Cristo Negro era para que tuviera más aceptación entre los pobladores. Mientras otros  dicen que el tiempo fue el que cambió el color de la imagen, que en un principio fue esculpida en color claro.

Devotos del Cristo Negro lo veneran, frente al camarín durante la celebración de los 250 años  de peregrinación 15/1/2009. (Foto: Hemeroteca PL)

Esta imagen de Cristo Crucificado fue llevada el 9 de marzo de 1595 a la parroquia de Santiago de Los Caballeros, y en 1795 fue trasladada a la basílica.

Construcción del Templo

Los trabajos de construcción del suntuoso templo comenzaron por iniciativa del primer arzobispo de Guatemala , Fray Pedro Pardo de Figueroa como agradecimiento al Cristo Negro de Esquipulas por haberlo sanado de una enfermedad terminal, según constatan documentos antiguos. El Santuario fue terminado y bendecido en 4 de enero de 1759.

Fotografía panorámica de la Basilica del Cristo Negro de Esquipulas 16/4/1961 (Foto: Hemeroteca PL)

Atentado incendiario

Un hecho poco conocido pero de digna mención lo constituyó un intento de atentado en contra del Cristo Negro que tuvo lugar el 18 de enero de 1955. Mario Aguilar Méndez y Elmer Figueroa Hernández con la intención de robar las limosnas que durante  el día se habían recauado, procedieron a incendiar el altar mayor del templo de Esquipulas.

Los criminales confesaron que habían saboteado el sistema eléctrico para aprovechar la confusión y poder robar el dinero. Sin embargo intentaron incendiar el altar mayor del Santuario, lo cual provocó pánico a los feligreses que se encontraban en el interior del templo. El incidente no pasó a más.

Madre Teresa en Esquipulas

La Madre Teresa de Calcuta, Premio Nobel de la Paz  llegó  el 18 de julio de 1980  a Esquipulas,  la meca de la fe centroamericana,  y oró ante el Cristo Negro por la paz en Guatemala.
 

La Madre Teresa de Calcuta, Premio Nobel de La Paz, acompañada de miembros de su congregación, al salir de la basílica de Esquipulas, donde se hizo una rogativa por la paz en Guatemala. 18/7/1980. (Foto: Hemeroteca PL)

La religiosa fue recibida por el pueblo de Esquipulas, quienes le obsequiaron un sombrero típico del lugar. La Madre Teresa también participó en la inauguración de la Plaza del Peregrino de la Paz, obra hecha por los padres Franciscanos de Esquipulas.

Reunion Cumbre

El 24 de mayo de 1986 la basílica de Esquipulas fue escenario de la primera reunión cumbre de mandatarios centroamericanos, donde  se sentaron las primeras bases para lograr la paz en la región. Los cinco presidentes de la región  firmaron los primeros acuerdos que en el futuro acabaron con los conflictos armados de Nicaragua, El Salvador y Guatemala.
 

Numeroso público reunido frente a la basílica de Esquipulas, en donde se llevó a cabo el acto inaugural de la reunión cumbre de presidentes centroamericanos. 24/5/1986. (Foto: Hemeroteca PL)

 Visita del Papa Juan Pablo II

El 6 de febrero de 1996  el Papa Juan Pablo II durante su visita a Guatemala llegó a Esquipulas Chiquimula.  El Pontífice ofició una misa estacional en el Valle de María, municipio de Esquipulas ante miles de feligreses. Al finalizar se trasladó a la Basílica donde realizó una visita privada donde oró unos minutos ante la efigie del Cristo Negro, máximo símbolo de la religiosidad guatemalteca, culminando así la celebración de su IV centenario de veneración.

El Papa Juan Pablo II ofició una misa en el Valle María de Esquipulas a la cual acudieron miles de feligreses para celebrar el IV centenario del Cristo Negro. 6/2/ 1996. (Foto: Hemeroteca PL)
Restauración de la Basilica

Con motivo de la celebración de los 250 años  de su fundación, la Basílica de Esquipulas  que resguarda la imagen  del milagroso Cristo Negro, es sometida a un intenso  proceso  de restauración en mayo de 2007, con permiso del Ministerio de Cultura y Deportes  y con asesoría  del  Instituto de Antropología  e Historia.

Durante la celebración de los 250 años de su fundación  de la Basílica de Esquipulas, fue sometida a un intenso proceso de restauración. 1/7/2007. (Foto: Hemeroteca PL)

Este gigantesco monumento data del año 1759 y  fue objeto de daños en el interior de su estructura por algunas personas, quizás movidas por el fervor de su fe, dejan anotaciones en las paredes, tales como peticiones al Cristo o agradecimientos por favores concedidos. Hasta hace poco tiempo las marcas con lápices, bolígrafos o marcadores eran vistas con normalidad.?

Jubileo

El 4 de enero del 2009, se inauguró el Año Santo Jubilar concedido por la Santa Sede por el cuarto de milenio de bendición del templo del Cristo Negro.

Las peregrinaciones a la Basílica cobraron un brillo especial, ya que los millones de devotos pudieron recibir la indulgencia plenaria, un privilegio espiritual concedido a los templos    mayores del catolicismo.

La Basílica de Esquipulas, Chiquimula, se vio abarrotada , por fieles católicos  durante la celebración de los 250 años del templo 15/1/2009. (Foto: Hemeroteca PL)

Varios siglos han pasado de romerías y peregrinación de hombres, mujeres y niños de toda clase y condición social, que han llegado a postrarse los pies del Cristo Negro Crucificado, implorando gracias y bendiciones; han sido millones de católicos que han llegado a rogar por la salud de un enfermo, e implorando un milagro y Dios se ha prodigado plenamente en ese lugar bendito, del cual han salido caminando los cojos; oyendo los sordos, hablando los mudos, viendo los ciegos, milagros de los cuales hay fehacientes testimonios de devotos.