Quetzaltenango celebra 493 años de fundación

Quetzaltenango de la Real Corona, como se le denominó, fue fundada por el conquistador español Pedro de Alvarado el 15 de mayo de 1524, en la víspera de la fiesta de Pentecostés o del Espíritu Santo.

Vista panorámica de la Ciudad de Quetzaltenango. (Foto: Hemeroteca PL)
Vista panorámica de la Ciudad de Quetzaltenango. (Foto: Hemeroteca PL)

El cronista Francisco Cajas, en su libro Historia de los cantones, cuenta que el primer cantón se llamó San Nicolás, el cual está ubicado en las faldas de un pequeño cerro donde se instaló el Gobierno español y se edificó una ermita, que en el año 1831 fue demolida al quedar abandonada.

En los terrenos donde se construyó la capilla funciona ahora una escuela, y el resto de tierras pasó a ser propiedad de vecinos.
Xelajú presenta actualmente un desarrollo económico y urbano a gran escala.

Historia altense

Documentos históricos revelan que la iglesia nunca volvió a ser construida, pero en cambio los misioneros jesuitas edificaron el convento y colegio de San José Calasanz, en 1873, en terrenos que donaron Isidro González y Manuel Fuentes. Ese convento se convierte en el Colegio de Occidente y luego en el Instituto Normal para Varones de Occidente. 

Posterior a la invasión y creación del cantón San Nicolás, a la ciudad se le agregaron otros cuatro: El Calvario, San Antonio, San Sebastián y San Bartolomé; cada uno tenía a un regidor y alcalde auxiliar, el cual tenía el poder para gobernar. 

Así lucía el Parque Central de Quetzaltenango a principios del siglo XX. (Foto: Hemeroteca PL)
Las casas eran de adobe y teja y estaban dispersas dentro del paisaje natural del valle dominado por los k’ich’es. En 1893, las autoridades acuerdan dividir una vez más la ciudad y crean ocho nuevos cantones: La Independencia, Barrios, Fraternidad, La igualdad, La Libertad, Guzmán, Gálvez y Morazán.

Luego del terremoto de 1902, el nombre de cantón desapareció y se denominó barrios a los grupos de casas que lo formaban.

La antigua fachada barroca de la Catedral del Espíritu Santo, principal templo de Quetzaltenango. (Foto: Hemeroteca PL)
Antepasados

Tecún Umán, un príncipe y guerrero k’iche’, fue quien peleó cuerpo a cuerpo para defender al Reino de la invasión del conquistador Pedro de Alvarado. 

El 2 febrero de 1838, Quetzaltenango fue la capital del Sexto Estado de Los Altos dentro de la Federación de las Provincias Unidas de Centro América, conformado por los departamentos de Totonicapán, Sololá, Suchitepéquez, Quetzaltenango, San Marcos y Retalhuleu.

Edificio de la Municipalidad de Quetzaltenango, símbolo del lugar (Foto: Hemeroteca PL)
El 30 de marzo de 1930 se inauguró el Ferrocarril Eléctrico Nacional de Los Altos. El tranvía, en esa época, impuso una marca mundial para los trenes en Latinoamérica, pues ascendía en su punto más alto a mil 723 metros y a una velocidad de 44 kilómetros por hora. Allgemeine Elektricitäts Gesellschaft fue la empresa que en septiembre de 1924 firmó el contrato para construir el aludido ferrocarril.

Personajes

De esta ciudad salieron cuatro personajes que fueron presidentes del país: Manuel Lisandro Barillas, José María Reina Barrios, Manuel Estrada Cabrera y Jacobo Árbenz Guzmán. 

El recordado Ferrocarril de los Altos.  (Foto: Hemeroteca PL)
También destacan el médico Rodolfo Robles; los músicos Jesús Castillo; los hermanos Betancur, Hurtado; los poetas Efren Castillo, Werner Ovalle López, Alberto Velásquez, Osmundo Arriola, y los docentes Daniel Armas, Pablo Garzona Nápoles, Adrián Inés Chávez. También hubo escultores y pintores de la talla de Rodolfo Galeotti Torres, Humberto Garavito y Agaton Boj.

El auge comercial se remonta a la década de los años 1935, cuando algunos extranjeros escogieron la ciudad de Los Altos para negociar.