2016: Fifa suspende al futbol de Guatemala

El futbol guatemalteco fue suspendido por la Fifa el 28 de octubre de 2016, luego de que la Asamblea no aprobó la ampliación del mandato al Comité de Regularización nombrado por el máximo ente del futbol mundial. En ese momentocomenzó el martirio de la Fedefut.

El futbol guatemalteco tuvo un duro revés al ser suspendido por la Fifa en octubre de 2016. La suspensión aún no ha sido levantada. (Foto: Hemeroteca PL)
El futbol guatemalteco tuvo un duro revés al ser suspendido por la Fifa en octubre de 2016. La suspensión aún no ha sido levantada. (Foto: Hemeroteca PL)

El Comité de Regularización fue nombrado en enero de 2016 por la Federación Internacional de Futbol Asociación (Fifa), luego del escándalo de corrupción encabezado por el expresidente de la Fedefut, Brayan Jiménez, extraditado a Estados Unidos y en espera de ser condenado.


La Fifa se pronunció en octubre sobre la suspensión del futbol guatemalteco luego de que los asambleístas no aprobaron la ampliación del mandato del Comité de Regularización que le había otorgado la Fifa.

La ampliación del mandato del Comité de Regularización se dio en septiembre pasado y abarcaba hasta julio de 2017, pero los asambleístas alegaron pocos avances del Comité en la gestión, especialmente en la presentación de los nuevos estatutos, y no aceptaron esta determinación.

“El Bureau del Consejo de la Fifa ha decidido suspender a la Fedefut con efecto inmediato”, publicó entonces la máxima entidad internacional del balompié.

Decisión

“La suspensión no se levantará hasta que la asamblea general de la Fedefut ratifique la ampliación del mandato del comité de regularización —prevista hasta el 31 de julio de 2017— y adopte nuevos estatutos de la federación aprobados por la Fifa”, indicaba el comunicado en octubre de 2017.

La suspensión al balompié nacional supuso un duro golpe para el deporte, porque dejó fuera a la Selección Nacional mayor de la participación en la Copa Centroamericana, Uncaf que se disputó en enero de 2017, y además se anuló la participación de la Sub 20 y Sub 17 a nivel en sus respectivas competencias.

La Fedefut por medio de sus redes sociales informó de la decisión de los asambleístas y de la Fifa.

Brayan Jiménez fue capturado en enero de 2016 por escándalos de corrupción en la Federación de Futbol de Guatemala (Fedefut). Actualmente enfrenta proceso en EE. UU. por el caso "Fifagate". (Foto: Hemeroteca PL)

Lucha de egos

Prensa Libre publicó el sábado 29  de octubre una nota del periodista Edwin Fajardo que empezaba así: “¡Mortales!. Así se pueden describir los aplausos de felicidad por parte de 34 dirigentes en la Asamblea Extraordinaria del martes recién pasado, luego de no haber prolongado el mandato del Comité de Regularización que opera en la Federación Nacional de Futbol (Fedefut).

Solo seis agrupaciones —Municipal, Comunicaciones, Guastatoya, Malacateco, Marquense y la liga Femenina—le dieron el voto de confianza al ente regulador, que su primer plazo comprendió de enero a septiembre del 2016 —el nuevo vence el 31 de julio del próximo año—. Ayer, la Federación Internacional de Futbol Asociación (Fifa) determinó suspender de toda actividad internacional a los combinados nacionales —selecciones y equipos—, hasta que los asambleístas declinen su rechazo hacia la cúpula dirigencial, a la cual la Fifa le otorgó el visto bueno.

Brayan Jiménez celebra su elección como presidente de Fedefut en el 2008. (Foto: Hemeroteca PL)

“Es una lástima y pérdida de tiempo lo que pasa. Los asambleístas están yendo contra una decisión de la Fifa y han vuelto a colocar a Guatemala bajo tensión”, había vaticinado Primo Corvaro, personero de la Fifa, después de haber escuchado las constantes quejas de los dirigentes a los que catalogó como “chantajistas”.

Corrupción

La Fifa decidió, entonces, y ante la lucha de poder y egolatría de la Fedefut, suspender la participación del deporte en competencias internacionales, y argumentó entonces que “El Bureau del Consejo de la Fifa ha sido informado que, debido a la estructura actual de la Fedefut, la decisión fue tomada por un solo grupo de miembros que contaba con una gran mayoría de votos, lo cual no refleja un equilibrio en la representatividad y la variedad de los actores del futbol guatemalteco”.


Las amenazas de suspensión por parte del Tribunal de honor, que venían desde julio de 2016, se hicieron realidad el 28 de octubre, cuando la inmadurez de los directivos locales hizo que la Fifa prendiera en cólera y pasara de las amenazas a la realidad.

Según el máximo órgano del futbol, la situación del futbol local evidencia “la necesidad de garantizar que se proceda a crear una nueva composición del organismo, mediante la revisión de los estatutos de la Fedefut y la elección en el ámbito nacional de sus miembros, antes de elegir el nuevo Comité Ejecutivo”.

El ex magistrado de la Corte de Constitucionalidad y exdirigente deportivo Héctor Trujillo fue condenado a ocho meses de cárcel en EE. UU. por el caso "Fifagate". (Foto: Hemeroteca PL)

La suspensión internacional, que cumple este 28 de octubre un año, ha acarreado daño y más desprestigio al ya cansado, agotado y casi improductivo futbol nacional.

A lo anterior se han unido casos de corrupción con el llamado “Fifagate”, en el cual están involucrados el ex máximo dirigente de Fedefut Brayan Jiménez y hasta el ex magistrado constitucional y exdirigente Héctor Trujillo, quien fue sentenciado en EE. UU. a ocho meses de prisión y el pago de US$415 mil al suspendido futbol guatemalteco, en la primera condena por el megaescándalo de corrupción de la Fifa, al que él se declaró culpable.