El Nacional: el diario de oposición deja de circular en papel en Venezuela después de 75 años

Este viernes circula la última edición impresa de El Nacional, uno de los principales periódicos de Venezuela y la más reciente víctima de la crisis política y económica del país sudamericano.

El Nacional es un duro crítico del actual gobierno venezolano. AFP
El Nacional es un duro crítico del actual gobierno venezolano. AFP

“Era imposible seguir financiando el papel”, le explicó a la Agencia Francesa de Prensa (AFP) su vicepresidente editorial, Argenis Martínez.

La publicación, abiertamente opositora al gobierno del presidente Nicolás Maduro, fue fundada hace 75 años.

En un editorial calificó la decisión como “una noticia que le alegrará la vida al señor Nicolás Maduro y a toda su camarilla civil y militar que disfruta del poder sin presentarle cuentas a nadie”.

El Nacional, sin embargo, prometió continuar informando a través de su versión digital y en el mismo editorial se refirió a la interrupción de su circulación en papel como “un descanso en el camino”.

“El Nacional no muere, va a seguir informando con mucha más fuerza. Va a seguir luchando por la democracia. El que no exista periódico impreso, por un tiempo, no quiere decir que no podamos hacer lo que hemos hecho siempre. Existe la web que es poderosa”, declaró su director, Miguel Henrique Otero.

El alto costo de los insumos motivó la decisión de El Nacional. AFP

Según la agencia de noticias AFP, el diario fundado en 1943 ha enfrentado serios problemas desde 2013, cuando el gobierno creo una compañía que monopolizó la importación y venta de papel periódico.

Y de acuerdo la ONG venezolana de defensa de la libertad de expresión Espacio Público, desde entonces a la fecha más de 134 periódicos se han visto forzados a cerrar sus puertas.

Periódicos de todo el mundo están amenazados por la importancia cada vez mayor de internet como fuente de noticias, pero en el caso venezolano la crisis económica y las presiones políticas han hecho el panorama todavía más difícil.

“Han logrado silenciar la radio y la televisión, y han hecho desaparecer a los medios impresos independientes”, denunció Otero, quien describió a El Nacional como “el último periódico nacional que mantenía la edición impresa”.