Impeachment a Trump: 7 claves para entender el juicio político al presidente de EE.UU.

Por tercera vez en la historia, un presidente estadounidense se enfrenta a un juicio político.

Trump tiene en teoría la mayoría de votos para evitar la destitución.
Trump tiene en teoría la mayoría de votos para evitar la destitución.

El proceso, iniciado en el Senado tras el “impeachment” aprobado por la Cámara de Representantes, en teoría, podría llevar al presidente Donald Trump a ser destituido de su cargo.

Ese resultado sería un gran sorpresa (explicaremos por qué más adelante), pero el solo hecho de que el presidente sea sometido a juicio es significativo.

Aquí hay 7 preguntas y respuestas que te ayudarán a comprender el asunto.

1) ¿Qué es el “impeachment” y el juicio político?

De acuerdo con la Constitución de Estados Unidos, cuando el presidente sea sospechoso de haber cometido delitos graves, la Cámara de Representantes tiene la competencia de procesarlo y, en su caso, plantear una acusación formal en su contra.

Esta imputación es lo que en el país llaman “impeachment” y se plantea ante el Senado, tiene la competencia para juzgar al mandatario y, si lo encuentra culpable, revocar su mandato.

El salón del Senado

Reuters
Los senadores escucharán el caso y tomarán una decisión con sus votos.

2) ¿De qué se acusa a Trump?

El presidente enfrenta dos artículos de impeachment.

El primero lo acusa de buscar colaboración del gobierno de Ucrania para ayudarse a ser reelegido en las elecciones presidenciales de noviembre próximo.

Se alega que retuvo millones de dólares de ayuda militar a Ucrania y condicionó una reunión pactada en la Casa Blanca con el presidente de Ucrania.

Testigos afirman que a cambio Trump quería que Ucrania anunciara públicamente una investigación sobre Joe Biden, el hombre que lidera la carrera demócrata para la presidencia, y su hijo Hunter.

Donald Trump

Reuters
Trump ha rechazado haber actuado ilegalmente en sus comunicaciones con Ucrania.

Las encuestas sugieren que Biden sería un rival fuerte si fuera elegido como candidato demócrata a la presidencia.

En segundo lugar, después de que la Casa Blanca se negó a permitir que funcionarios testificaran en las primeras audiencias de impeachment el año pasado, los demócratas acusaron a Trump de obstruir al Congreso.

Trump ha negado haber cometido ninguna ilegalidad y su defensa dice que los “endebles” cargos son una “perversión peligrosa de la Constitución”.

3) ¿Por qué hay un juicio?

Estas son los momentos clave que llevaron a este momento:

  • Agosto de 2019: un informante anónimo denunció al presidente Trump.
  • Octubre-diciembre: se llevó a cabo una investigación con audiencias testimoniales en la Cámara de Representantes (controlada por la oposición demócrata).
  • Diciembre: los líderes demócratas de la Cámara Baja votaron a favor del impeachment contra Trump.
  • Enero de 2020: el caso pasó al Senado (de mayoría republicana), donde se lleva a cabo el juicio político.
Nancy Pelosi firma el impeachment contra Trump

Getty Images
La Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, llevó a la presentación de cargos contra Trump luego de una investigación.

4) ¿Qué implica el juicio del Senado?

La Constitución de Estados Unidos es un poco vaga en lo que respecta a los detalles del manejo de un impeachment.

Pero hay reglas generales basadas principalmente en el precedente del juicio al que fue sometido el presidente Andrew Johnson en 1868. En ese caso, el mandatario mantuvo su puesto por estrecho margen.

El único otro presidente que enfrentó un juicio político fue Bill Clinton en 1999. También evitó la destitución.

La primera jornada del juicio estuvo marcado por el enfrentamiento por el establecimiento de las reglas entre los senadores Mitch McConnell, el líder de la mayoría republicana, y el jefe de la minoría demócrata, Chuck Schumer.

Mitch McConnell y Chuck Schumer

EPA/Reuters
Mitch McConnell (izquierda) ha estado negociando las reglas del juicio en el Senado con el líder de la minoría, Chuck Schumer.
Jerry Nadler y Adam Schiff

AFP/Getty
Adam Schiff (derecha) encabeza junto con Jerry Nadler la presentación del caso ante el Senado.

En la sesión de este martes, los republicanos rechazaron hasta en cinco ocasiones las enmiendas presentadas por los demócratas para citar testigos o documentos a la Casa Blanca, el Departamento de Defensa y la Oficina de Presupuesto y Administración.

Se requiere una mayoría de dos tercios de 67 votos en el Senado de 100 escaños para condenar y destituir a Trump. Pero debido a que hay 47 demócratas contra 53 republicanos, se espera que el presidente siga en su cargo.

En el improbable caso de que Trump fuera declarado culpable, sería destituido y el vicepresidente Mike Pence tomaría juramento como presidente.

5) ¿Quiénes son las figuras clave?

Cada senador, incluido McConnell, juró impartir “justicia imparcial” durante el juicio.

Pero McConnell, el republicano de mayor rango en el Senado, dijo el mes pasado que no era “un jurado imparcial” y que él y su partido están trabajando de la mano con la Casa Blanca.

“Todo lo que hago aquí lo estoy coordinando con el abogado de la Casa Blanca”, dijo a Fox News, lo que generó fuertes críticas de los líderes demócratas.

John Roberts

EPA
John Roberts es el presidente de la Corte Suprema y quien lleva las riendas del juicio en el Senado.

Quien conduce el proceso es el presidente de la Corte Suprema de EE.UU., John Roberts, pero los 100 senadores actuarán como juez y jurado. El juez Roberts está allí para asegurarse de que el proceso se apegue a las reglas predeterminadas.

Un grupo de siete demócratas actuan como fiscales de la Cámara de Representantes, presentando el caso al Senado.

Están liderados por el presidente del Comité de Inteligencia, Adam Schiff, y el presidente del Comité Judicial, Jerry Nadler.

El equipo de defensa del presidente Trump incluye a los fiscales especiales del impeachment contra el presidente Bill Clinton, Ken Starr y Robert Ray.

Pat Cipollone

Getty Images
Pat Cipollone, el abogado de la Casa Blanca, es uno de los letrados que encabeza la defensa de Trump.

Alan Dershowitz, cuyos clientes anteriores incluyen a O.J. Simpson, también es parte del equipo que estará dirigido por el abogado de la Casa Blanca Pat Cipollone y el abogado personal de Trump, Jay Sekulow.

6) ¿Trump aparecerá en el Senado?

El presidente podría optar por presentarse ante el Senado, pero es mucho más probable que sus abogados, Cipollone y Sekulow, hablen en su nombre.

Tanto ellos, como los fiscales demócratas, podrán interrogar a los hipotéticos testigos y hacer las declaraciones de apertura y cierre.

Trump está muy interesado en que Biden testifique junto con el denunciante original. Los demócratas quieren que testifiquen varios altos funcionarios de la Casa Blanca, incluido el exasesor de seguridad nacional John Bolton.

Pero es posible que no haya aparición de testigos si los republicanos deciden que prefieren un juicio corto.

El representante Jason Crow

Getty Images
Las primeras propuestas de procedimientos de los demócratas fueron rechazadas por los republicanos.

También se necesita una mayoría simple de senadores (51) para acordar si se llama o no a testigos, incluido Trump.

Los testigos pueden no necesariamente aparecer en el salón del Senado. Podrían ser entrevistados por un comité de legisladores y en su lugar se presentarían videos de sus testimonios durante el juicio.

El juicio de Clinton no tuvo testimonios en persona.

7) ¿Cuánto durará el proceso?

Después de que la Cámara presentara los artículos de impeachment al Senado, un proceso que llevó tres días en el juicio de Clinton, los senadores quedan en sesión permanente, excepto los domingos, hasta que tomen una decisión final.

Esto significa que los cuatro senadores demócratas que se postulan para la presidencia, Bernie Sanders, Elizabeth Warren, Amy Klobuchar y Michael Bennet, tendrán que suspender sus campañas mientras dure el juicio.

Es probable que el juicio dure semanas, pero cuántas es algo que nadie sabe. El de Clinton duró casi un mes. Los demócratas esperarán la conclusión para febrero, cuando comienzan las elecciones primarias de 2020 que decidirán a su candidato contra Trump.